Conecta con nosotros

Fútbol

Tres motivos que demuestran que Guardiola no es tan buen entrenador

Lo cierto es que Pep Guardiola no está teniendo una temporada sencilla en el Manchester City. Su primer año ha dejado clara evidencia de algunas carencias de su plantilla, así como suyas propias a la hora de tomar decisiones. Casos particulares y el apartado de fichajes han arrojado algunos errores que intentará subsanar el próximo verano, aunque lo que está claro es que han traído de vuelta a Pep Guardiola a la Tierra.

La primera evidencia clara son sus actuaciones en la UEFA Champions League. Desde que dejase el FC Barcelona, ha rozado la final de la ‘Orejona’ en dos ocasiones, pero nunca ha conseguido el billete a la final. Ni en el Bayern de Múnich, ni esta temporada con el Manchester City, donde fue eliminado por el AS Mónaco en octavos de final. Dos grandes equipos, con dos grandes presupuestos, pero que no han cumplido su principal objetivo.

El contrato de Guardiola es el contrato de un técnico que debe garantizar títulos. En su primera temporada con el Manchester City se queda en blanco. No ha podido ganar ni luchar por ninguno de los torneos en juego, los cuales han sido nada más y nada menos que cuatro en la presente temporada. Ahora, lucha por clasificarse para la Champions de la próxima temporada.

Por último, encontramos los problemas de gestión de plantilla que ha vivido durante el presente año. Tanto Yaya Touré como Sergio «Kun» Agüero se han visto en medio de una polémica a la que no ha sabido dar fin. En primer lugar, Yaya Touré con su representante. Apartó al jugador por las declaraciones de éste último -algo totalmente entendible- esperando a que pidiese perdón para contar con él. El jugador pidió perdón y fue convocado siendo clave en la segunda mitad de la temporada. ¿Perdió recursos libremente Guardiola? Puede ser que su castigo se convirtiese en un problema para él, perdiendo a un jugador que no tenía sustituto en su plantilla. Luego llegó la polémica de Gabriel Jesus y Agüero, disparando los rumores de salida del argentino. El debate se ha trasladado al próximo verano, donde Guardiola deberá elegir públicamente.

La próxima temporada puede marcar un antes y un después en la carrera de Guardiola. Si una cosa mala tiene el fútbol es que no tiene memoria, pero si sabe vivir el presente y adelantar el futuro. Guardiola debe planificar minuciosamente la próxima campaña, ya que de lo contrario, podría vivir su primera destitución como entrenador…

Click para comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS EN Fútbol