Conecta con nosotros

Crónicas

RC Deportivo de La Coruña 3-2 Real Oviedo: Santos se le aparece al Depor

Con el partido empatado a dos, Christian Santos entró en los minutos finales y se inventó un golazo para dar los primeros tres puntos de la temporada al Deportivo en Riazor
Santos celebrando el gol que ha dado la victoria a su equipo. Foto: @RCDeportivo

LaLiga SmartBank-Jornada 1

RC Deportivo3
Real Oviedo2
Ficha técnica
RC Deportivo: Dani Jiménez; Bóveda, Lampropoulos, Somma, Caballo; Bergantiños, Gaku, Borja Galán, Aketxe (Nolaskoain, 91'), Borja Valle (Longo, 78'); Koné (Christian Santos, 84').

Real Oviedo: Alfonso; Johanneson, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa; Lolo, Tejera (Ibra, 91'), Cortina (Obeng, 66'), Berjón, Sangalli; Ortuño (85').

Goles: 1-0: Koné, min.19. 2-0: Aketxe, min. 55. 2-1: Somma p.p, min. 68. 2-2: Obeng, min. 78. 3-2: Christian Santos, min. 88.

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz, del comité riojano. Amonestó a Carlos Hernández (37') i a Mossa (59') por parte del Real Oviedo. 

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 1 de LaLiga SmartBank en el estadio de Riazor  ante la presencia de 20.534 espectadores.
Oviedo y Deportivo fueron de menos a más a lo largo del encuentro. Lo ejemplifica el hecho que cuatro de los cinco tantos del partido se anotaron en la segunda mitad.
El Depor comenzó mandando y llegó a atesorar dos goles de ventaja en el marcador. El Oviedo, que empezó con dudas, acabó el encuentro de forma seria y logró empatar los dos tantos del conjunto local.
Santos, en los minutos finales, se sacó de la chistera una jugada individual para marcar gol desde la frontal y decantar el encuentro del lado deportivista con un resultado final de tres a dos.

El Deportivo plantó su primer once de la temporada con hasta cinco caras nuevas y apenas lo notó. Empezó el encuentro mandando y adueñándose del balón, sin dejar que el Oviedo apenas lo acariciara.
Gaku Shibasaki creó la primera ocasión de peligro para su equipo. Cogió el balón en tres cuartos de campo y fue sorteando rivales hasta que cedió a la izquierda para Borja Valle. Su centro fue repelido por la defensa oviedista.

El partido no tenía mucho ritmo y los ataques eran posicionales. En una de esas, Borja Valle agarró el balón en la izquierda y probó a Alfonso. El rechace del meta no fue bueno, y Koné, al acecho, aprovechó el balón muerto para empujarlo dentro de la portería. El gol fue inicialmente anulado por fuera de juego, y tras unos segundos de suspense, el VAR dio validez al tanto y Riazor pudo festejarlo.

El Oviedo no despertaría hasta pasado el primer tiempo. Ya en la segunda mitad, pudo anotar Ortuño tras un pase de la muerte de Berjón desde la izquierda, pero su disparo iba muy centrado y Dani Jiménez lograba despejar. El rechace fue para Sangalli, que trató de marcar pero su disparo se marchaba ligeramente desviado.

Con el Oviedo intentando despertar, llegaría el segundo mazazo para los de Egea. Aketxe, dueño de una pierna izquierda que ya es patrimonio de LaLiga, se situó en la frontal del área, totalmente libre de marca, para armar el zurdazo y anotar uno de los goles de la jornada. Alfonso poco pudo hacer.

Con el dos a cero, el Depor reculó metros y cedió el balón a los asturianos. Egea lo aprovechó dando entrada al delantero Obeng. El objetivo era ganar altura para intentar colgar balones al área. Precisamente en una acción a balón parado, Berjón ponía el balón al corazón del área, y Lolo, de tacón, tocaba la pelota. El balón salió dirigido hacia la portería y tocó en Somma, quién mandaba el balón dentro de las mallas.

Con el Oviedo volcado, a punto estuvo Berjón de marcar uno de los goles del año, y eso que acabamos de empezar. Un golpeo calcado al de Kroos ante el Celta, solo que en este caso el balón se estrellaba en la esquina que forman el larguero y el poste.
Poco después, Obeng confirmaba la remontada. Un gran centro de Sangalli lo remataba el delantero de forma majestuosa. Salto sin marca, gran giro de cuello, cabezazo y para dentro. 

Anquela daba entrada a Riki por Ortuño para volver al sistema inicial y tratar de aguantar el empate.
Pero la felicidad fue efímera. Santos entró al terreno de juego en el equipo gallego, para poco después inventarse una jugada personal y marcar el definitivo tres a dos.

Buen partido de Deportivo y Oviedo que ya muestran lo que podremos ver de ambos a lo largo de la temporada.

Seguir a @Mikel_Gallego94

MÁS EN Crónicas