Conecta con nosotros

Crónica

Nadal vuelve a conquistar la arcilla de París

El tenista español se alzó con su 12ª Copa de los Mosqueteros tras vencer a Thiem en cuatro sets (6-3, 5-7, 6-1, 6-1)

Foto: Roland Garros


Rafa Nadal se coronó como campeón de Roland Garros por duodécima ocasión en su carrera tras imponerse al austriaco Dominic Thiem en cuatro sets. El manacorí  sacó petróleo en el tercer set con tres breaks tras la igualada de Thiem en el segundo.

Nadal sería el encargado de abrir la final con su servicio. El de Manacor se sintió cómodo con el drive desde el principio y castigó a Thiem haciéndolo correr. Aunque comenzó con una doble falta, el austríaco se mostró muy serio con sus primeros servicios, forzando errores de Nadal en el resto. Thiem logró el primer break del partido en el quinto juego después de un gran intercambio de golpes que culminó con un smash. La alegría no le duraría demasiado a Thiem, ya que Nadal le devolvió el break en el siguiente juego. Thiem siguió apretando en las defensas hasta lograr otro punto de break que Nadal consiguió salvar para terminar llevándose 4-3 en un juego larguísimo. Thiem comenzó a conceder errores con su saque y Nadal, que olió la sangre, volvió a hacerle otro break. El español no desaprovechó la oportunidad y cerró el primer con un resultado de 6-3.

El segundo set arrancó con los dos tenistas confiados con su saque y sin conceder nada al contrario. Nadal firmó el primer juego en blanco del partido para igualar el juego inicial de Thiem. Tras disputa de cada juego del primer set, el segundo avanzó con servicios rápidos. Thiem apretó el acelerador con su saque y consiguió dos juegos en blanco para poner 6-5 en el marcador. En el último juego, Thiem logró romperle el saque a Nadal para llevarse el segundo set (7-5), el segundo que perdió el español en todo el torneo.

Con el partido igualado, Nadal le hizo un break en blanco a Thiem en el primer juego del tercer set. El balear se mostró muy fuerte en el arranque del set, cerrando en blanco su servicio y acumulando 11 puntos consecutivos a su favor que le permitieron romperle de nuevo el servicio a Thiem. Sin conceder ningún punto en su servicio, Nadal alcanzó un cómodo 4-0. El tenista austríaco pareció reaccionar con un juego en blanco a su favor, pero Rafa terminó llevándose el set (6-1) sin conceder un solo punto en su servicio haciéndole tres break a Thiem.

Rafa Nadal entró al cuarto y definitivo set salvando una bola de break para Thiem con tres puntos fundamentales. De salvar un break en contra pasó a conseguir dos bolas de rotura a favor, aunque no le hizo falta la segunda para llevarse un nuevo break y dejar encarrilada la final. Thiem bajó los brazos y concedió dos break más que le permitieron a Nadal servir para llevarse su 12º Roland Garros después de 3 horas de partido.

MÁS EN Crónica