Conecta con nosotros

Chelsea

Liverpool (5) 2-2 (4) Chelsea:Adrián le da la Supercopa a los ‘reds’

Chelsea

Liverpool (5) 2-2 (4) Chelsea:Adrián le da la Supercopa a los ‘reds’

El guardameta español atajó el penalti decisivo de la tanda para que el Liverpool se impusiese a un combativo Chelsea

Foto: Liverpool FC

Supercopa de Europa

Liverpool2
Chelsea2
Ficha técnica
Liverpool: Adrián; Joe Gómez, Van Dijk, Robertson (Alexander-Arnold, 91'); Fabinho, Milner (Wijnaldum, 54'), Henderson; Oxlade-Chamberlain (Firmino, 46'), Salah, Mané (Origi, 103').

Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Zouma, Christensen (Tomori, 85'), Emerson; Kanté, Jorginho, Kovacic (Barkley, 101'); Pulisic (Mount, 74'), Giroud (Abraham, 74'), Pedro.

Gol: 0-1 Giroud (36'), 1-1 Mané (48'), 2-1 Mané (95'), 2-2 Jorginho (p) (101').

Penaltis: 1-0 Firmino (gol), 1-1 Jorginho (gol), 2-1 Fabinho (gol), 2-2 Barkley (gol), 3-2 Origi (gol), 3-3Mount (gol), 4-3 Alexander-Arnold (gol), 4-4 Emerson (gol), 5-4 Salah (gol), 5-4 Abraham (fallo)

Árbitra: Stephanie Frappart (Francia). Amonestó a Azpilicueta (79'), Henderson (85'), Alexander-Arnold (107').

Incidencias: Besiktas Park.
Liverpool y Chelsea disputaban en Estambul la primera final europea de la temporada. Los 'Reds' se llevaron la Supercopa de Europa en la tanda de penaltis frente a un Chelsea que firmó una gran primera parte gracias a Ngolo Kanté, pero que sufrió en la segunda a manos del tridente de ataque del Liverpool.

Jurgen Klopp apostó por un once prácticamente de gala, con las excepciones de Adrián San Miguel, que reemplazaba al lesionado Alisson bajo palos, y Oxlade-Chamberlain, que entraba en el once por Firmino. Por su parte, Frank Lampard se estrenaba en un banquillo en competición europea con sus pesos pesados  en el once como Kante y Pulisic.

El encuentro arrancó falto de ritmo. El Liverpool firmó los primeros disparos en un cabezazo en el área de Matip a las manos de Kepa y un disparo de Salah que no cogió puerta. El Chelsea lo buscó por medio de un disparo lejano de Pedro. Pasado el minuto 10, Christensen apareció de manera magistral para interceptar un centro al que llegaba solo Mané. Poco después fue Kepa el que salvó a su equipo al atajar un disparo raso con el exterior de Salah. Los 'blues' respondieron inmediatamente con una contra que culminó Giroud con un disparo demasiado cruzado.

Los pupilos de Frank Lampard tuvieron el gol en las botas de Pedro Rodríguez, que estrelló en el larguero un potente disparo escorado. A la segunda no perdonaron. A diez minutos para el descanso, Pulisic habilitó a Giroud, que se plantó solo ante Adrián para firmar el primero del Chelsea. Poco después, la colegiada francesa anuló el segundo tanto obra de Pulisic por fuera de juego.

En la reanudación, Klopp metió a Roberto Firmino por Oxlade-Chamberlain. No le pudo salir mejor. En la primera jugada de ataque, Firmino cazó un balón alto de Fabinho en el área para asistir a Mané justo delante de Kepa para que el senegalés hiciese el gol del empate. Con las tablas en el marcador comenzó el vendaval del Liverpool.  Fabinho con un misil desde la frontal y los tres de arriba pusieron en serios apuros a la defensa del Chelsea, que se limitaba a achicar balones. Llegando al minutos 60, los de Frank Lampard consiguieron tomar aire con una serie de saques de esquina a favor y varios balones en profundidad para Giroud que acababan en posición antirreglamentaria.

Mientras Lampard movía el banquillo para refrescar el ataque, Kepa salvó milagrosamente a los 'blues' con una doble parada a bocajarro, la primera a un disparo cruzado de Salah y la segunda al balón rechazado que remató Van Dijk. El Chelsea volvió a gozar de ocasiones para adelantarse de nuevo. Pedro estrelló en la defensa un disparo colocado muy peligroso. Stephanie Frappart anuló un segundo gol al Chelsea por fuera de juego de Mason Mount. De una portería a la otra. Mané estuvo a punto de batir a Kepa con un disparo muy cruzado, aunque la jugada estaba invalidada. Sin un cambio en el marcador en el tiempo reglamentario, el duelo tuvo que decidirse en la prórroga.

El tiempo extra arrancó con otro cambio por parte del Liverpool. Trent Alexander-Arnold entró por Robertson, lo que desplazó a Joe Gómez al lateral izquierdo. Precisamente Gómez protagonizó la primera ocasión de la prórroga, un disparo envenenado desde la frontal que terminó atrapando Kepa. Apenas unos minutos después, Mané hizo su doblete particular al enviar al fondo de la portería un balón que le envió Firmino con un pase atrás perfecto. Cuando todo parecía decidido, Adrián San Miguel provocó un penalti sobre Tammy Abraham. Jorginho tomó la responsabilidad de ejecutar la pena máxima y convertirla en el 2-2El Chelsea ganó moral con el gol y busco el tercero en las botas de Tammy Abraham, que remató un centro de Pedro y a punto estuvo de entrar.

En la segunda parte de la prórroga, el conjunto londinense tuvo las mejores ocasiones casi consecutivas. Primero un gran disparo de Mount que atajó Adrián con una estirada aún mejor, y después Pedro con un remate raso que salió rozando la cepa del palo derecho. A pesar de este último arreón del Chelsea, el partido tampoco se resolvió en la prórroga y debería decidirse desde el punto de penalti.

Firmino fue el primero en lanzar y marcar para el Liverpool. Jorginho hizo lo propio para el Chelsea. Fabinho y Barkley tampoco fallaron en el segundo lanzamiento de cada equipo. origi se encargó de anotar el tercero, aunque la llegó a tocar Kepa. Mount mantuvo al Chelsea en la tanda con un misil directo a la escuadra izquierda. Alexander-Arnold firmó el cuarto lanzamiento ajustándolo al palo izquierdo. Emerson envió la tanda a la muerte súbita con un disparo al centro. Salah convirtió el quinto penalti. Tammy Abraham tenía en sus botas la responsabilidad de mantener al Chelsea vivo, pero Adrián San Miguel atajó el penalti decisivo para darle la Supercopa al Liverpool.

Con esta ya son cuatro las Supercopas de Europa en las vitrinas de Anfield. El conjunto que dirige Jurgen Klopp hizo valer su condición de favorito, aunque no lo tuvo fácil. Sin Firmino en el campo, el equipo no fue capaz de doblegar al Chelsea ni a Ngolo Kanté, que estuvo inmenso en ataque y en defensa en el primer tiempo. La entrada del brasileño revolucionó el partido y dio aire fresco al ataque. Sin duda, el otro nombre propio fue el de Adrián San Miguel. La lesión de Alisson en la primera jornada de la Premier le abrió las puertas de la titularidad y no decepcionó. A pesar del penalti sobre Tammy Abraham en la prórroga, se repuso para darle el triunfo a los suyos al detener, precisamente, el lanzamiento de Abraham.

Por su parte, el Chelsea deja una imagen mucho más positiva que la del pasado sábado en Old Trafford. La vuelta de Kanté y la titularidad de Pulisic mejoraron y mucho el rendimiento de los de Frank Lampard, que a pesar de la dificultad del rival gozaron de sus ocasiones para llevarse el triunfo. Otro de los apuntes positivos es Mason Mount. El joven mediapunta inglés dio una gran impresión desde que entró en el terrano de juego y llegó a marcar un gol, aunque fue anulado por fuera de juego. Los 'blues' miran ya a la competición doméstica y a su próximo choque contra el Leicester City.

El guardameta español atajó el penalti decisivo de la tanda para que el Liverpool se impusiese a un combativo Chelsea

Foto: Liverpool FC

Supercopa de Europa

Liverpool2
Chelsea2
Ficha técnica
Liverpool: Adrián; Joe Gómez, Van Dijk, Robertson (Alexander-Arnold, 91'); Fabinho, Milner (Wijnaldum, 54'), Henderson; Oxlade-Chamberlain (Firmino, 46'), Salah, Mané (Origi, 103').

Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Zouma, Christensen (Tomori, 85'), Emerson; Kanté, Jorginho, Kovacic (Barkley, 101'); Pulisic (Mount, 74'), Giroud (Abraham, 74'), Pedro.

Gol: 0-1 Giroud (36'), 1-1 Mané (48'), 2-1 Mané (95'), 2-2 Jorginho (p) (101').

Penaltis: 1-0 Firmino (gol), 1-1 Jorginho (gol), 2-1 Fabinho (gol), 2-2 Barkley (gol), 3-2 Origi (gol), 3-3Mount (gol), 4-3 Alexander-Arnold (gol), 4-4 Emerson (gol), 5-4 Salah (gol), 5-4 Abraham (fallo)

Árbitra: Stephanie Frappart (Francia). Amonestó a Azpilicueta (79'), Henderson (85'), Alexander-Arnold (107').

Incidencias: Besiktas Park.
Liverpool y Chelsea disputaban en Estambul la primera final europea de la temporada. Los 'Reds' se llevaron la Supercopa de Europa en la tanda de penaltis frente a un Chelsea que firmó una gran primera parte gracias a Ngolo Kanté, pero que sufrió en la segunda a manos del tridente de ataque del Liverpool.

Jurgen Klopp apostó por un once prácticamente de gala, con las excepciones de Adrián San Miguel, que reemplazaba al lesionado Alisson bajo palos, y Oxlade-Chamberlain, que entraba en el once por Firmino. Por su parte, Frank Lampard se estrenaba en un banquillo en competición europea con sus pesos pesados  en el once como Kante y Pulisic.

El encuentro arrancó falto de ritmo. El Liverpool firmó los primeros disparos en un cabezazo en el área de Matip a las manos de Kepa y un disparo de Salah que no cogió puerta. El Chelsea lo buscó por medio de un disparo lejano de Pedro. Pasado el minuto 10, Christensen apareció de manera magistral para interceptar un centro al que llegaba solo Mané. Poco después fue Kepa el que salvó a su equipo al atajar un disparo raso con el exterior de Salah. Los 'blues' respondieron inmediatamente con una contra que culminó Giroud con un disparo demasiado cruzado.

Los pupilos de Frank Lampard tuvieron el gol en las botas de Pedro Rodríguez, que estrelló en el larguero un potente disparo escorado. A la segunda no perdonaron. A diez minutos para el descanso, Pulisic habilitó a Giroud, que se plantó solo ante Adrián para firmar el primero del Chelsea. Poco después, la colegiada francesa anuló el segundo tanto obra de Pulisic por fuera de juego.

En la reanudación, Klopp metió a Roberto Firmino por Oxlade-Chamberlain. No le pudo salir mejor. En la primera jugada de ataque, Firmino cazó un balón alto de Fabinho en el área para asistir a Mané justo delante de Kepa para que el senegalés hiciese el gol del empate. Con las tablas en el marcador comenzó el vendaval del Liverpool.  Fabinho con un misil desde la frontal y los tres de arriba pusieron en serios apuros a la defensa del Chelsea, que se limitaba a achicar balones. Llegando al minutos 60, los de Frank Lampard consiguieron tomar aire con una serie de saques de esquina a favor y varios balones en profundidad para Giroud que acababan en posición antirreglamentaria.

Mientras Lampard movía el banquillo para refrescar el ataque, Kepa salvó milagrosamente a los 'blues' con una doble parada a bocajarro, la primera a un disparo cruzado de Salah y la segunda al balón rechazado que remató Van Dijk. El Chelsea volvió a gozar de ocasiones para adelantarse de nuevo. Pedro estrelló en la defensa un disparo colocado muy peligroso. Stephanie Frappart anuló un segundo gol al Chelsea por fuera de juego de Mason Mount. De una portería a la otra. Mané estuvo a punto de batir a Kepa con un disparo muy cruzado, aunque la jugada estaba invalidada. Sin un cambio en el marcador en el tiempo reglamentario, el duelo tuvo que decidirse en la prórroga.

El tiempo extra arrancó con otro cambio por parte del Liverpool. Trent Alexander-Arnold entró por Robertson, lo que desplazó a Joe Gómez al lateral izquierdo. Precisamente Gómez protagonizó la primera ocasión de la prórroga, un disparo envenenado desde la frontal que terminó atrapando Kepa. Apenas unos minutos después, Mané hizo su doblete particular al enviar al fondo de la portería un balón que le envió Firmino con un pase atrás perfecto. Cuando todo parecía decidido, Adrián San Miguel provocó un penalti sobre Tammy Abraham. Jorginho tomó la responsabilidad de ejecutar la pena máxima y convertirla en el 2-2El Chelsea ganó moral con el gol y busco el tercero en las botas de Tammy Abraham, que remató un centro de Pedro y a punto estuvo de entrar.

En la segunda parte de la prórroga, el conjunto londinense tuvo las mejores ocasiones casi consecutivas. Primero un gran disparo de Mount que atajó Adrián con una estirada aún mejor, y después Pedro con un remate raso que salió rozando la cepa del palo derecho. A pesar de este último arreón del Chelsea, el partido tampoco se resolvió en la prórroga y debería decidirse desde el punto de penalti.

Firmino fue el primero en lanzar y marcar para el Liverpool. Jorginho hizo lo propio para el Chelsea. Fabinho y Barkley tampoco fallaron en el segundo lanzamiento de cada equipo. origi se encargó de anotar el tercero, aunque la llegó a tocar Kepa. Mount mantuvo al Chelsea en la tanda con un misil directo a la escuadra izquierda. Alexander-Arnold firmó el cuarto lanzamiento ajustándolo al palo izquierdo. Emerson envió la tanda a la muerte súbita con un disparo al centro. Salah convirtió el quinto penalti. Tammy Abraham tenía en sus botas la responsabilidad de mantener al Chelsea vivo, pero Adrián San Miguel atajó el penalti decisivo para darle la Supercopa al Liverpool.

Con esta ya son cuatro las Supercopas de Europa en las vitrinas de Anfield. El conjunto que dirige Jurgen Klopp hizo valer su condición de favorito, aunque no lo tuvo fácil. Sin Firmino en el campo, el equipo no fue capaz de doblegar al Chelsea ni a Ngolo Kanté, que estuvo inmenso en ataque y en defensa en el primer tiempo. La entrada del brasileño revolucionó el partido y dio aire fresco al ataque. Sin duda, el otro nombre propio fue el de Adrián San Miguel. La lesión de Alisson en la primera jornada de la Premier le abrió las puertas de la titularidad y no decepcionó. A pesar del penalti sobre Tammy Abraham en la prórroga, se repuso para darle el triunfo a los suyos al detener, precisamente, el lanzamiento de Abraham.

Por su parte, el Chelsea deja una imagen mucho más positiva que la del pasado sábado en Old Trafford. La vuelta de Kanté y la titularidad de Pulisic mejoraron y mucho el rendimiento de los de Frank Lampard, que a pesar de la dificultad del rival gozaron de sus ocasiones para llevarse el triunfo. Otro de los apuntes positivos es Mason Mount. El joven mediapunta inglés dio una gran impresión desde que entró en el terrano de juego y llegó a marcar un gol, aunque fue anulado por fuera de juego. Los 'blues' miran ya a la competición doméstica y a su próximo choque contra el Leicester City.

MÁS EN Chelsea