Conecta con nosotros

Deportes

Jesús ya no es un niño

El día que un alto empleado de la agencia de representación de jugadores Bahía llamó a Txiki Begiristain ofreciéndole la posibilidad de que el Manchester City fichara a Jesús Navas, el director deportivo del conjunto inglés tuvo que pellizcarse para comprender que no estaba soñando, que lo que escuchaba al otro lado del teléfono era cierto: “¡¿Navas?! ¿Navas el del Sevilla?”, le respondió sorprendido. Por vez primera en su vida, el día que se sentó a hablar con el de Los Palacios, le puso todas las pegas del mundo. “No podía engañarle. Le hablé de la lluvia, de la necesidad de que aprendiera inglés, de lo lejos que se iba a sentir de su familia… se lo pinté fatal. Pero a cada problema que le ponía, la respuesta era ilusión y más ilusión. Así que el que me terminó convenciendo fue él a mí”, reconoce Txiki, feliz de haber contratado por 21 millones a un jugador que le cae al City como anillo al dedo por sus características. “Es un regalo, nos da profundidad por la banda, desborde. No teníamos un jugador así”, dice Txiki.

Si Begiristain está contento y Manuel Pellegrini, el nuevo entrenador de los citizens, baila sobre un taburete, Navas es el hombre más feliz del mundo. “Es justo lo que quería. Creo que es lo que necesitaba mi carrera y además para mi familia ir a Inglaterra es perfecto. Estamos muy contentos, es una oportunidad inmensa en lo personal y en lo deportivo”, reconoce, y le chispean los ojos. Aunque una de las frases más escuchadas estos días en la concentración de la selección española remite a la sorpresa que causa imaginarse al niño de Los Palacios viviendo en Manchester —“nunca pensé que Navas se planteara dejar el Sevilla”, es la cantinela en boca de todos—, lo cierto es que lejos quedan los días en los que la ansiedad vencía a Navas, que se vio obligado a abandonar la pretemporada con el Sevilla en Cartaya y la concentración para el Mundial sub-20 con España en el verano de 2005.

En eso, tercia Del Bosque: “Desde que le sondeamos para ver si le podíamos traer siempre nos demostró ser un jugador muy maduro. Si tuvo algún problema, ya pasó. Sabe vivir con naturalidad en el grupo. No esperaba que diera el paso, pero la decisión habla de su valentía, que la conocíamos en el campo y la ha demostrado ahora fuera. Yo creo que le vendrá bien jugar con Pellegrini en un fútbol como el británico, tan directo, porque el de Jesús es un juego muy del gusto inglés”. “Le costará al principio, pero le irá bien”, añade la mano derecha del seleccionador, Toni Grande.

El jugador, de 27 años, asegura que es una decisión “madurada” y está convencido de que no tendrá “problemas de adaptación”. “Cuando el Sevilla nos dijo que tenía la necesidad de vender y que había varias ofertas por mí, entendí que mi época en el equipo había terminado. Lo pensamos y vimos que el interés del City era sincero y la mejor oportunidad. Lo tenía claro hace meses”. En eso, buena parte de culpa, claro, tuvo Alejandra, su mujer y la madre de su hijo, que lleva tiempo estudiando inglés y que está segura de que para el niño crecer dominando ese idioma solo le puede reportar ventajas.

Admite el futbolista que no ha hablado todavía con Pellegrini, el que será su nuevo entrenador, aunque intuye que no tendrá problemas porque “todo el mundo habla muy bien de él y allá dónde ha estado, ha sacado rendimiento a los jugadores que ha tenido”. Reconoce que su presencia es un factor más que le hizo inclinarse por el City pero sabe que el juego de la Premier le va bien a sus características, “por rápido y directo”. “Es un extremo rápido, tipo Walcott o Sinclair”, le señala Javi Martínez, que le reconoce “su madurez” al dar el paso de dejar Sevilla y le aconseja “que se esfuerce en aprender inglés cuanto antes, que descubra la ciudad, que no se quede en casa, que aproveche todo. Es muy agradecido descubrir lo que le espera, que lo disfrute. Que sea curioso y que no deje escapar la oportunidad”, aconseja el centrocampista del Bayern.

No es el único. “Solo le he dicho que encuentre casa cuanto antes y que esté tranquillo, que va a disfrutar”, cuenta Silva. “El club es fantástico, va a sentirse muy cuidado y seguro que él pone de su parte. Le he visto muy ilusionado”, dice el canario, que será su compañero. “Le va a ir de maravilla. Es gran un futbolista y va a un gran equipo”, dice Azpilicueta, lateral del Chelsea. “Solo le puedo decir una cosa”, le invita Fernando Torres, “que juegue como sabe”, y añade: “Es un futbolista para competir por todo y se ha ido a un sitio perfecto”. En esas, aparece su amigo Sergio Ramos, que trató de convencerle para llevárselo al Madrid, pero no lo consiguió. Una de las personas que mejor le conoce y que entiende y valora su decisión desde una reflexión: “Sorprende a los que no le conocen, pero a los que le hemos visto crecer sabemos que es la evolución de un jugador que se ha hecho grande. Jesús ya no es un niño, es una persona madura, y un futbolista importante que lo demuestra al haber dado este paso”.

Periodista deportivo

MÁS EN Deportes