Conecta con nosotros

Argentina

España vence 75-95 a Argentina y se proclama campeona del mundo

De nuevo una gran defensa le da la victoria a los de Scariolo, que se hacen con el título mundial por segunda vez en la historia

Foto: #Vamos


Comenzaba la final con un cambio táctico de Scariolo en el quinteto inicial, Oriola por Claver. Empezaba muy fuerte España, muy seria en defensa y con mucha paciencia y acierto en ataque para intentar frenar el ritmo de los argentinos. Daba frutos la entrada de Oriola, con cuatro de los primeros puntos de la selección y consiguiendo un parcial de 2-14 en los primeros cinco minutos. Empezaba a robar balones Argentina y a correr como les gusta, lo que provocaba un parcial de 8-0 y el tiempo muerto de Scariolo. De nuevo como en los últimos partidos, la segunda unidad de España daba sus frutos y permitían al equipo finalizar el primer cuarto con 14-23 en el marcador.

Volvía a salir fuerte 'la familia', llegando a conseguir una ventaja de 17 puntos al inicio del cuarto. No se venía abajo Argentina, que seguía haciendo su juego de defensa muy agresiva y anotar en transición. A esto ayudaba el gran acierto de Laprovittola de cara al aro. Sabían mantener los de Scariolo más de diez puntos de ventaja al descanso, ganando por 31-43.

Salía en modo distribuidor Marc Gasol, asistiendo y haciendo jugar a sus compañeros en los primero minutos del tercer cuarto, llegando a recuperar la máxima ventaja a favor con 33-55. Intentaba recortar distancias la selección albiceleste, empezando a aparecer Scola a base de tiros libres. Sin embargo, España seguía muy seria en todas las facetas del juego y lograba irse al último cuarto con una gran ventaja (47-66).

Recuperaba Argentina terreno con un parcial de 7-2, obligando a Scariolo a pedir tiempo muerto. Le daba aire Llull a su equipo con un 2+1 que recuperaba los 15 de ventaja. No se rendía Argentina, que presionaba a toda pista para intentar recuperaciones rápidas. Serían protagonistas los tiros libres, con ambos equipos en bonus desde muy temprano. Este hecho ayudaba a España a mantener la ventaja, ya que la defensa tan agresiva de sus rivales conllevaba mucho riesgo con las personales. Quedaban dos minutos y España se volvía a colocar 20 puntos arriba que eran ya definitivos. Scariolo daba minutos a los menos habituales en el campeonato, participando Quino Colom, Javier Beirán y Xavi Rabaseda en los últimos instantes de la final. Acababa el partido con 75-95 en el marcador y España se proclamaba campeona del mundo por segunda vez en su historia.

España se sobreponía a todos los pronósticos en los que nadie les daba como favoritos y conseguía volver a alzar el trofeo de campeón, nuevamente en Asia como en 2006. Antes de las medallas, era el momento de los premios individuales, Ricky Rubio era elegido mejor jugador de la final. El mejor quinteto del torneo estaba formado por Bogdan Bogdanovic, Evan Fournier, Ricky Rubio, Marc Gasol y Luis Scola. Ricky Rubio seguía recibiendo premios y era elegido también el MVP del torneo.

MÁS EN Argentina