Conecta con nosotros

Fútbol

“El Balón de Oro debería tener el nombre de Messi”

Le quitó el puesto porque Pep Guardiola decidió reubicar a Messi en la punta de ataque al entender que podía explotar tanto su dribling como su pase, también su excelente definición delante de la portería. Ese fue el punto final de Zlatan Ibrahimovic en el Barcelona, que acabó el curso desplazado al costado izquierdo y renqueante, hasta el punto de que Bojan le sisó el puesto en última instancia. Ahora, sin embargo, tres temporadas más tarde, Ibra reconoce que no hay nadie como La Pulga. “Messi es el mejor jugador del mundo. Al Balón de Oro le tendrían que poner su nombre; ganará muchos más”, convino en la rueda de prensa previa al partido de este martes, propio de la ida de los cuartos de final de la Champions entre el PSG y el Barcelona; “no sé si es el mejor de la historia, cuando acabe su carrera lo valoraremos”.

Tras varios escarceos veraniegos, Ibra realizó la pretemporada con el Barça, pero se desmontó tras entrar en el despacho de Guardiola para reclamarle la titularidad incondicional. “Eso no se lo garantizo a nadie”, replicó el técnico (aunque sí se la daba a Leo). Por lo que forzó la marcha al Milan y despotricó del entrenador, al que le llamó "filósofo", y del grupo, más tarde, cuando en su autobiografía explicó que nadie discutía nada, que “parecían unos estudiantes”, que “Guardiola se cagaba con Mourinho”… No encuentra el sueco, en cualquier caso, que todo eso sea incompatible con el fútbol: “El Barça es el mejor equipo del mundo y probablemente el mejor de todos los tiempos”. Pero no tenía su sitio en el equipo, “así que actuaría de la misma manera porque es mi personalidad, yo soy así”.

Liberado de la sanción por la UEFA, que le redujo un partido de castigo tras una entrada fea pero sin contacto sobre Guardado, del Valencia, –“estoy contento; era un castigo demasiado duro”, dijo- Ibra es el mayor de los peligros del PSG. Así lo entiende el técnico parisino Carlo Ancelotti, que recogió el testigo de la palara: “Es difícil frenar a Messi, pero también será complicado para los jugadores del Barça bloquear a Ibra”.

“Todo el mundo sabe de la dificultad de medirse con el Barcelona, pero este es un partido demasiado importante para nosotros y quiero que mi equipo sea valiente”, amplió Ancelotti, que reivindicó el papel de su equipo en la competición, toda vez que es líder de la Ligue 1. “Estamos contentos porque se ha hecho un buen trabajo para ser un club top de Europa”, prosiguió. Pero la tensión del duelo, no le privó al entrenador de bromear, después de que la semana pasada L’Equipe señaló que José Mourinho, técnico del Madrid, había preparado un vídeo para desentrañar los puntos débiles del Barça. “No he recibido el vídeo, pero el partido es mañana y Mourinho tiene mucha experiencia, si me lo quiere mandar aún hay tiempo”.

Periodista deportivo

MÁS EN Fútbol