Conecta con nosotros

Argentina

Brasil 2-0 Argentina: Brasil pasa a la final tras vencer en un gran clásico.

Argentina

Brasil 2-0 Argentina: Brasil pasa a la final tras vencer en un gran clásico.

Una Brasil férrea en defensa y letal arriba elimina a una albiceleste superior en la segunda mitad y que no encontró el premio del gol

Foto: CONMEBOL


Copa América - Semifinales

Brasil2
Argentina0
Ficha técnica
Brasil: Alisson; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva (Miranda, 64'), Alex Sandro; Arthur, Casemiro, Gabriel Jesus (Allan, 80'), Coutinho, Everton (Willian, 46'); Firmino.

Argentina: Armani; Foyth, Pezzella, Otamendi, Tagliafico (Dybala, 85'); Paredes, De Paul (Lo Celso, 67'), Acuña (Di María, 59'); Messi, Agüero, Lautaro Martínez.

Goles: 1-0 Gabriel Jesus (19'), 2-0 Firmino (71').

Árbitro: Roddy Zambrano (Ecuador). Amonestó a Tagliafico (9'), Acuña (40'), Dani Alves (40'), Foyth (56'), Lautaro Martínez (58'), Allan (82'), Agüero (90+3').

Incidencias: Estadio Mineirao.
Tenía lugar, en Belo Horizonte, la primera semifinal de esta edición de la Copa América, Brasil contra Argentina. El Súper Clásico del fútbol sudamericano se presentaba como el partido más atractivo de la competición hasta el momento, con una selección canarinha ligeramente favorita, al ser la anfitriona de esta edición, y una selección albiceleste que en el torneo había ido de menos a más, pero que no contaba ni mucho menos con la mejor versión de Leo Messi. El partido se disputaba en el estadio Mineirão, escenario de aquel histórico 1-7 que le endosó la selección alemana a la canarinha en el Mundial de 2014.

La anfitriona salía al campo con un par de cambios, con respecto al once que enfrentó a Paraguay en cuartos de final. Alex Sandro era titular en el lateral izquierdo, por primera vez en todo el torneo, sustituyendo a Filipe Luís, y Casemiro volvía al once, reemplazando a Allan, el jugador del Nápoles. Cabe destacar el tridente ofensivo, compuesto por Firmino, Éverton y Gabriel Jesús, estos dos últimos se han ganado la confianza de Tite en los últimos encuentros, dejando en el banquillo a Neres y Richarlison, que eran los que dotaban de dicha confianza al comienzo del torneo.

La albiceleste, por su parte, repetía el once titular que había eliminado a Venezuela en cuartos. Foyth se ha ganado la confianza de Scaloni para ocupar el lateral derecho, y Acuña volvía a dejar en el banco a Lo Celso, que tras ser titular en todos los partidos de la fase de grupos, vuelve a ser suplente en las fases eliminatorias. En ataque, repetía el esquema con dos puntas, Agüero y Lautaro, respaldados por Messi en la media punta.

La primera mitad comenzaba, como no podía ser de otra forma, con un juego muy violento, con entradas fuertes y donde se notaba la gran importancia que tenía el encuentro para ambos combinados nacionales. En los primeros minutos era Brasil la que intentaba manejar más el esférico, y no tardó en adelantarse en el marcador. En el minuto 19, tras una gran jugada individual de Dani Alves, este abrió a banda derecha, a Firmino, y el delantero red le cedía en bandeja el balón a Gabriel Jesús para que este solo tuviese que empujarla y anotar a placer el 1-0. Argentina despertó y estuvo a punto de empatar, 10 minutos después, tras una falta sacada por Leo Messi, y que el Kun Agüero remataba de cabeza al travesaño. Con el 1-0 se llegó al descanso, una primera parte muy intensa, donde cada equipo tuvo una clara ocasión, solo Brasil consiguió convertirla en gol, y a partir de ahí fue un duelo muy igualado.

La segunda mitad iba a empezar de manera muy diferente, Argentina salía mucho mejor que Brasil, con posesiones largas y teniendo un par de ocasiones. En el minuto 56, llegaba la más clara, por partida doble, para la albiceleste, tras estrellarse en el poste un disparo de Messi, y en el rebote a punto estuvo el Kun Agüero de empatar el partido. Cinco minutos después, se iba a marchar lesionado Marquinhos, y era sustituido por Miranda. En el minuto 65, Messi tuvo una gran ocasión de falta directa, pero el portero del Liverpool evitó el tanto del astro argentino. En los primeros veinte minutos de la segunda mitad, Argentina estaba siendo muy superior a la anfitriona, y merecía el empate, pero ocurrió todo lo contrario. En el minuto 71, tras una jugada individual de Gabriel Jesús, donde la zaga albiceleste estuvo francamente frágil, el ariete del Manchester City le hacía el pase de la muerte a Firmino para que este pusiera el definitivo 2 a 0 en el marcador. El mismo Gabriel Jesús tuvo que salir del terreno de juego en el minuto 79, por unas molestias, siendo el mejor jugador del partido, destacando también a Dani Alves. En los minutos finales, Argentina estaba volcada por el gol, introduciendo a Di María, Dybala  o Lo Celso al terreno de juego, pero el tanto no llegó y Brasil venció por 2 a 0.

La selección argentina disputará el encuentro por el tercer y cuarto puesto ante la perdedora del duelo entre Chile y Perú, y se despedirá así, de una Copa América donde empezó muy floja y que con el paso de las jornadas fue mejorando. Destacar el gran torneo de Lautaro Martínez o de Paredes, y todo lo contrario con Leo Messi, quién ha hecho una Copa América bastante discreta. Por su parte, la canarinha disputará la final ante su público, contra Chile o Perú, en un encuentro donde será clara favorita, y al que llega sin haber recibido un solo gol en los cinco partidos disputados hasta el momento.

Una Brasil férrea en defensa y letal arriba elimina a una albiceleste superior en la segunda mitad y que no encontró el premio del gol

Foto: CONMEBOL


Copa América - Semifinales

Brasil2
Argentina0
Ficha técnica
Brasil: Alisson; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva (Miranda, 64'), Alex Sandro; Arthur, Casemiro, Gabriel Jesus (Allan, 80'), Coutinho, Everton (Willian, 46'); Firmino.

Argentina: Armani; Foyth, Pezzella, Otamendi, Tagliafico (Dybala, 85'); Paredes, De Paul (Lo Celso, 67'), Acuña (Di María, 59'); Messi, Agüero, Lautaro Martínez.

Goles: 1-0 Gabriel Jesus (19'), 2-0 Firmino (71').

Árbitro: Roddy Zambrano (Ecuador). Amonestó a Tagliafico (9'), Acuña (40'), Dani Alves (40'), Foyth (56'), Lautaro Martínez (58'), Allan (82'), Agüero (90+3').

Incidencias: Estadio Mineirao.
Tenía lugar, en Belo Horizonte, la primera semifinal de esta edición de la Copa América, Brasil contra Argentina. El Súper Clásico del fútbol sudamericano se presentaba como el partido más atractivo de la competición hasta el momento, con una selección canarinha ligeramente favorita, al ser la anfitriona de esta edición, y una selección albiceleste que en el torneo había ido de menos a más, pero que no contaba ni mucho menos con la mejor versión de Leo Messi. El partido se disputaba en el estadio Mineirão, escenario de aquel histórico 1-7 que le endosó la selección alemana a la canarinha en el Mundial de 2014.

La anfitriona salía al campo con un par de cambios, con respecto al once que enfrentó a Paraguay en cuartos de final. Alex Sandro era titular en el lateral izquierdo, por primera vez en todo el torneo, sustituyendo a Filipe Luís, y Casemiro volvía al once, reemplazando a Allan, el jugador del Nápoles. Cabe destacar el tridente ofensivo, compuesto por Firmino, Éverton y Gabriel Jesús, estos dos últimos se han ganado la confianza de Tite en los últimos encuentros, dejando en el banquillo a Neres y Richarlison, que eran los que dotaban de dicha confianza al comienzo del torneo.

La albiceleste, por su parte, repetía el once titular que había eliminado a Venezuela en cuartos. Foyth se ha ganado la confianza de Scaloni para ocupar el lateral derecho, y Acuña volvía a dejar en el banco a Lo Celso, que tras ser titular en todos los partidos de la fase de grupos, vuelve a ser suplente en las fases eliminatorias. En ataque, repetía el esquema con dos puntas, Agüero y Lautaro, respaldados por Messi en la media punta.

La primera mitad comenzaba, como no podía ser de otra forma, con un juego muy violento, con entradas fuertes y donde se notaba la gran importancia que tenía el encuentro para ambos combinados nacionales. En los primeros minutos era Brasil la que intentaba manejar más el esférico, y no tardó en adelantarse en el marcador. En el minuto 19, tras una gran jugada individual de Dani Alves, este abrió a banda derecha, a Firmino, y el delantero red le cedía en bandeja el balón a Gabriel Jesús para que este solo tuviese que empujarla y anotar a placer el 1-0. Argentina despertó y estuvo a punto de empatar, 10 minutos después, tras una falta sacada por Leo Messi, y que el Kun Agüero remataba de cabeza al travesaño. Con el 1-0 se llegó al descanso, una primera parte muy intensa, donde cada equipo tuvo una clara ocasión, solo Brasil consiguió convertirla en gol, y a partir de ahí fue un duelo muy igualado.

La segunda mitad iba a empezar de manera muy diferente, Argentina salía mucho mejor que Brasil, con posesiones largas y teniendo un par de ocasiones. En el minuto 56, llegaba la más clara, por partida doble, para la albiceleste, tras estrellarse en el poste un disparo de Messi, y en el rebote a punto estuvo el Kun Agüero de empatar el partido. Cinco minutos después, se iba a marchar lesionado Marquinhos, y era sustituido por Miranda. En el minuto 65, Messi tuvo una gran ocasión de falta directa, pero el portero del Liverpool evitó el tanto del astro argentino. En los primeros veinte minutos de la segunda mitad, Argentina estaba siendo muy superior a la anfitriona, y merecía el empate, pero ocurrió todo lo contrario. En el minuto 71, tras una jugada individual de Gabriel Jesús, donde la zaga albiceleste estuvo francamente frágil, el ariete del Manchester City le hacía el pase de la muerte a Firmino para que este pusiera el definitivo 2 a 0 en el marcador. El mismo Gabriel Jesús tuvo que salir del terreno de juego en el minuto 79, por unas molestias, siendo el mejor jugador del partido, destacando también a Dani Alves. En los minutos finales, Argentina estaba volcada por el gol, introduciendo a Di María, Dybala  o Lo Celso al terreno de juego, pero el tanto no llegó y Brasil venció por 2 a 0.

La selección argentina disputará el encuentro por el tercer y cuarto puesto ante la perdedora del duelo entre Chile y Perú, y se despedirá así, de una Copa América donde empezó muy floja y que con el paso de las jornadas fue mejorando. Destacar el gran torneo de Lautaro Martínez o de Paredes, y todo lo contrario con Leo Messi, quién ha hecho una Copa América bastante discreta. Por su parte, la canarinha disputará la final ante su público, contra Chile o Perú, en un encuentro donde será clara favorita, y al que llega sin haber recibido un solo gol en los cinco partidos disputados hasta el momento.

MÁS EN Argentina