Conecta con nosotros

Crónicas

Valencia CF 1-1 Sevilla FC: Diakhaby rescata un punto en el descuento

Un gol del central en el tiempo añadido da esperanzas a un Valencia que aún sueña con Europa en su persecución al Sevilla

Foto vía Twitter @OptaJose


LaLiga Santander-Jornada 15

Valencia1
Sevilla1
Ficha técnica
Valencia CF: Neto; Wass, Paulista (Diakhaby, 63'), Garay, Gayà; Soler, Parejo, Coquelin, Guedes (Chéryshev, 61'); Rodrigo y Mina (Batshuayi, 70')

Sevilla FC:Vaclik; Mercado,Kjaer, Gómez; Promes, Vázquez (Amadou, 77'), Sarabia, Banega, Escudero; Silva y Ben Yedder (Muriel, 86').

Goles: 0-1 Sarabia (56'), 1-1 Diakhaby (90+3)

Arbitro: Xavier Estrada Fernández, amonestó a Vázquez (36'), Promes (37'), Mercado (45'), Silva (90+1)

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Mestalla con capacidad para 55.000 espectadores.
Cuando empezó la temporada y se hablaba del Valencia y del Sevilla se presuponía que sería un duelo directo por la cuarta plaza, una hoja de ruta que los hispalenses están siguiendo a la perfección pero que los valencianos no, a pesar del mal arranque che el partido es clave para lograr una posición en puestos Champions, solo cuatro serán los elegidos.

Con los veintidos guerreros en el césped no había tiempo de tanteos, los dos equipos salieron con el cuchillo entre los dientes, el primer ataque cayó del lado che, una doble ocasión de Garay y Mina que Vaclik detuvo por dos veces de forma magistral, gran intervención del meta.

Con el paso de los minutos se vió a un Valencia muy distinto del de la primera parte en el Bernabéu, enchufa e intenso, sin dejar respirar a un Sevilla que comenzó dubitativo, un inicio renqueante que apunto estuvo de costarles un penalti en contra, el VAR lo negó.

El arranque explosivo terminó por diluirse, el convaleciente visitante había despertado y la igualdad no tardó en asentarse en el partido, mucho tenia que ver la propuesta de Machín, su línea de 5 convertía a su equipo en una fortaleza casi inexpugnable que obstaculizó al Valencia.

Con el partido ya madurado daba la sensación de que el campo estaba levemente inclinado hacía el lado sevillista, el Valencia ganaba peso en el encuentro pero sin que esto se tradujera en ocasiones latentes, un guión muy similar al de otros partidos de la temporada che, la mayoría terminados en empate o derrota, los de Marcelino tenían que pasar a los hechos.

La llegada del intermedio benefició a un Sevilla que parecía haberse quedado sin ideas, a pesar de que las oportunidades habían escaseado para ambos equipo la realidad era que si el partido fuera a los puntos el Valencia saldría vencedor, solo las charlas del descanso podrían cambiar el rumbo de un partido que parecía de cara para los locales.

La reanudación del partido mantenía las misma línea que el resto del partido, dentro de la equidad los de casa parecían tener una marchita más, el Sevilla se reducía a chispazos puntuales, momentos de conexión que le permitían seguir vivos en el partido, pero ahí veces que el fútbol es cuestión de detalles.

Y es que un solo despiste del Valencia supuso un gol visitante, Banega armaba el disparo desde la frontal del área, el balón tropezaba entre la defensa y caía en los pies de un Sarabia que, en posición más que legal, batía a Neto y ponía a los suyos por delante en un partido en el que con muy poco ya habían conseguido mucho.

Tras el gol y de forma paradójica el Valencia dió un paso atrás en el encuentro, el equipo que esta 10 puntos por debajo en la clasificación y al que solo le vale ganar para mantener intactas sus esperanzas europeas veía como jugando bien volvía a ponerse por detrás en el marcador, no salen las cosas en la capital del Turia.

Los últimos 10 minutos fueron de infarto, los locales ya estaban totalmente volcados al ataque, pero al Sevilla aún le quedaban fuerzas para contra golpear, un eslalon de Promes servía un balón buenísimo a André Silva que logro superar a Neto pero se topo el palo, ahí estuvo la sentencia definitiva.

Cuando todo parecía terminado y el Sevilla se veía con los 3 puntos en el zurrón, Parejo botaba una falta en el descuento que se convertía en un caramelo que iba a aprovechar Diakhaby para atropellar literalmente el balón, poner las tablas y mantener vivas las esperanzas de un equipo que no se rinde

Ya no había tiempo para más, Mestalla entera desenfundaba los pañuelos a sabiendas de lo que suponía este empate, se esfumaba una gran ocasión para reducir esos 10 puntos que separaban a ambos equipos. El Sevilla se mantiene colíder con Barça y Atletico y el Valencia sigue intentando salir del pozo que le priva de su objetivo europeo.

MÁS EN Crónicas