Conecta con nosotros

Baloncesto

Tiempo de Playoffs: Conferencia Oeste

Analizamos a los ocho equipos clasificados para los playoffs de la Conferencia Oeste

Fuente: AS

Esta noche comienzan los Playoffs, el momento que todos estábamos esperando desde octubre. Después de 82 partidos, ya tenemos los cruces para la pelea por el título. Señoras y señores, siéntense y disfruten... es tiempo de Playoffs. Así están las cosas en el Oeste.

1. Houston Rockets (65-17)
Vienen de firmar la mejor temporada de su historia, Harden está intratable –se va a llevar el MVP con toda seguridad- y la maquinaria de D´Antoni ha funcionado a la perfección durante todo el año. Con el trío Harden-Paul-Capela como seguro de vida, los Rockets se han dedicado a triturar rivales a base de triples (récord absoluto en una temporada) y defensa (tienen el mejor net rating de toda la liga: 8.5*). Todo ello, unido a que los Warriors han completado la temporada más “floja” de la era Kerr, hace que en Houston se permitan soñar con el anillo.

2. Golden State Warriors (58-24)
Perder 10 de los últimos 17 partidos de regular season, además de 9 de los últimos 10 enfrentamientos contra equipos en puestos de Playoffs, no es la mejor forma de acabar la temporada, por muchas lesiones que hayan sufrido. Además, la sonrojante derrota el último partido de liga frente a Utah (119-79) es la mayor paliza que les han metido desde que Kerr se sienta en el banquillo (ojo al escollo: en enero los Jazz les metieron de 30, y les han ganado los tres partidos este año). A todo ello hay que sumarle la baja de Curry para la primera ronda. Conclusión: los Warriors de este año son menos Warriors que nunca. No nos engañemos, con Curry siguen siendo favoritos para repetir título, pero sin él… se ha visto que se les puede ganar, y eso no es buena noticia para ellos. Hay problemas en la Bahía, habrá que ver cómo los solucionan.

3. Portland Trail Blazers (49-33)
Desde que hace tres temporadas los Blazers perdieran a cuatro de sus cinco titulares, no han hecho más que crecer, basándose en jugadores jóvenes y un gran trabajo del cuerpo técnico. Este año, si  no fuera por la temporada de Harden, Lillard sería legítimo aspirante al MVP. Con CJ McCollum como escudero de lujo, y bien dirigidos por Terry Stotts, han logrado clasificarse ir detrás únicamente de los dos 'cocos' y asegurarse el factor cancha en primera ronda. Si ya son peligrosos de por sí, este año vienen mejor que nunca, con la confianza por las nubes y ganas de demostrar de qué son capaces realmente. Hasta dónde pueden llegar en postemporada, es algo que descubriremos en un par de semanas, pero parecen perfectamente capaces de alcanzar, por lo menos, a final de conferencia. Si vencen a los Pelicans, les tocará bailar -probablemente- con Golden State. Puro espectáculo.

4. Oklahoma City Thunder (48-34)
Temporada gris la de OKC. Inconstantes durante todo el año, han demostrado que son capaces de lo mejor y lo peor, con problemas sobre todo a la hora de cerrar partidos. Una muestra: de sus últimas 10 derrotas, 6 han sido por menos de 5 puntos. De la misma manera, son capaces de ganar a cualquiera (han ganado los dos partidos a los Raptors, arrasaron Cleveland en enero y la semana pasada acabaron con la racha de 20 victorias consecutivas de los Rockets en Houston). Westbrook sigue con su particular pelea con la historia (primer jugador en promediar triple doble en ¡dos! temporadas consecutivas), tienen a un crack como Paul George de segunda espada, Adams es una bestia en la zona (máximo reboteador ofensivo esta temporada, 5.5 por partido y 9 totales) y Carmelo ha demostrado que, cuando quiere, puede adaptarse (primera temporada por debajo de 20 puntos pero primera presencia en Playoff en 5 años; su rendimiento será crucial para OKC). Hasta dónde lleguen en postemporada dependerá casi en exclusiva de ellos cuatro. A partir de ahí, ancha es Castilla.

5. Utah Jazz (48-34)
Temporadón del equipo de Quin Snyder. La salida de Hayward en verano rumbo a Boston auguraba tiempos de vacas flacas en Salt Lake City. Nada más lejos de la realidad: el trabajo bien hecho ha dado sus frutos y los Jazz han sido una de las grandes sensaciones de la NBA este año. Aupados por una segunda mitad de temporada increíble (han ganado 29 de los últimos 35 partidos) y la segunda mejor defensa de todo el campeonato (101.6 de rating defensivo*), los Jazz serán un rival peligrosísimo en Playoff. La irrupción de Donovan Mitchell (máximo anotador del equipo y récord de triples de un novato, superando los 185 de Lillard. ¿ROY?), la intimidación de Gobert (legítimo aspirante al Defensor del Año) y, en definitiva, un grupo bien armado (Ricky en su mejor versión ofensiva, el alto rendimiento de Ingles, una buena segunda unidad….) han devuelto la sonrisa a los aficionados del Estado mormón. La única mala noticia ha sido la perdida del factor cancha en favor de OKC.
Sé que no es garantía de nada de cara a los Playoffs, pero no me resisto a decirlo: han ganado sus tres partidos a los Warriors, los dos últimos ¡de 30 y de 40! Para quitarse el sombrero.

6. New Orleans Pelicans (48-34)
La baja de Cousins hace unos meses auguraba lo peor en NOLA. Ante  la posibilidad de quedarse sin Playoffs, Anthony Davis activó el modo MVP y con  una consecución de animaladas de su jugador franquicia, que supuso una racha  de 9 victorias, se metieron de lleno en la pelea cuando el  Oeste era más salvaje que nunca. El alto nivel al que ha jugado Jrue Holiday durante todo el año, especialmente en la segunda mitad del curso, y el rendimiento de jugadores como Rondo o el reciente llegado Mirotic al que el cambio de aires le ha sentado de maravilla, han permitido a Davis y los Pelicans no irse de vacaciones en abril, algo que llevaban haciendo desde 2015. Los Blazers les esperan en primera ronda en lo que se presenta como una eliminatoria muy entretenida.

7. San Antonio Spurs (47-35)
1997. Fue el último año en el que se vivieron unos Playoffs sin los Spurs. Desde entonces, 21 presencias consecutivas en postemporada, con 5 anillos en 6 presencias en las finales. Todo lo que se escriba sobre los Spurs y Popovich no será suficiente para explicar la grandeza de una franquicia que sabe reconvertirse año tras año como nadie en la NBA. Esta vez han estado hasta el final en el alambre, y, de hecho, no llegarán a las 50 victorias por primera vez en estas dos décadas. Pero eso no le quita ningún mérito a un equipo que ha sabido sobreponerse al culebrón vivido con Kawhi, y a las constantes bajas a lo largo del año. Con una plantilla que, de haber sido entrenada por cualquier otro, seguramente no habría llegado a Playoff, le han dado la vuelta a una temporada que hace apenas un mes peligraba bastante: de un 37-30 de balance, 9ª posición en el Oeste han pasado a 47-35.

8. Minnesota Timberwolves (47-35)
Por los pelos. Ha sido necesaria una prórroga de infarto en el último partido de temporada que fue una auténtica final a cara de perro contra los Nuggets. Un win or go home con ambiente de Playoff que permitió a los Wolves acabar con la racha más larga en la actualidad sin visitar la postemporada (13 años, desde las finales del Oeste con Garnett). Si bien la lesión de Butler en el tramo final de temporada les ha impedido acabar del todo bien, todos esperábamos verles más arriba en la tabla. KAT, Butler, Wiggins y compañía intentarán llegar lo más lejos posible para intentar dar una alegría a una afición que, visto lo visto el miércoles, llevaban tiempo esperando las eliminatorias por el título. En primera ronda les esperan la Barba y sus Rockets.

MÁS EN Baloncesto