Conecta con nosotros

Fórmula 1

Singapur alberga un nuevo episodio del duelo Hamilton-Vettel

Fórmula 1

Singapur alberga un nuevo episodio del duelo Hamilton-Vettel

Tras el gran triunfo del británico en Monza y el descalabro ferrarista en casa, la noche de Singapur será escenario de un nuevo capítulo del duelo Ferrari-Mercedes, aunque esta vez actores secundarios como Red Bull podrían tener un papel clave en su desenlace

Foto: f1.com










El Mundial de Fórmula 1 2018 se aventura hacia su fase decisiva. En Monza, dejó atrás las carreras en territorio europeo. Ahora, las carreras asiáticas, americanas y la de Rusia toman el relevo, escenarios donde siempre se suelen decidir los campeonatos. La primera parada de esta nueva etapa es el Marina Bay Street Circuit, en Singapur, que este año disputa su décima edición. El escenario no podía ser mejor, pues la decimoquinta prueba del Mundial tiene aires de final tras lo acontecido en Monza dos semanas atrás. La brillante victoria de Hamilton, unida a la mala carrera de Vettel, hacen que la diferencia entre ambos sea de 30 puntos, una distancia para nada definitiva, pero sí preocupante.

Ferrari, que aterriza en Singapur en sus horas más bajas de la temporada, regresa al escenario donde Vettel perdió el Mundial en 2017. Un accidente entre los dos Ferrari y Max Verstappen dejaron en bandeja de plata el título a Hamilton, que ganó esa carrera a pesar de no ser el máximo favorito e inició su camino hacia el cuarto Mundial. A favor de Ferrari, el circuito de Singapur, más allá de este desafortunado incidente de 2017, es favorable para sus intereses, pues su monoplaza se ha adaptado a la perfección a este circuito en las últimas ediciones. Y lo más importante: Singapur se ha convertido en el gran Talón de Aquiles de su máximo rival, Mercedes, que ha vivido en esta prueba sus mayores sombras en las gloriosas temporadas desde que arrancara su dominio en 2014.

Visto así, el escenario parece bastante propicio para que Ferrari deje atrás el mal sabor de boca de Monza, pero Singapur también ha tenido a un actor secundario presente en casi todas sus ediciones: Red Bull. Sin ir más lejos, Daniel Ricciardo ha pisado el podio en todas las ediciones del GP de Singapur desde 2014, cuando empezara a pilotar para Red Bull. Y es que esta pista camufla las carencias del motor Renault, claramente inferior a sus rivales, y ensalza las virtudes del magnífico chasis del equipo de las bebidas energéticas. Así, ambos Red Bull deberían ser juez y parte en la lucha por el título, puesto que su actuación podría servir para restar puntos a cualquiera de los dos máximos contendientes. 

Oportunidad de oro para los españoles

Tras el vía crucis vivido en Spa y Monza por parte de Carlos Sainz y, especialmente, Fernando Alonso, ambos lastrados por las escasas prestaciones de la unidad de potencia de Renault, llegan a un circuito que debería adaptarse mejor a sus monoplazas. En el caso de Sainz, el equipo Renault se encuentra enfrascado en la pelea por el cuarto puesto en la clasificación de constructores, la cual defienden sobre Haas. El trazado de Singapur debería ser una buena oportunidad para ampliar la distancia respecto a su rival. A nivel personal, Sainz regresa a la pista donde, en 2017, logró su mejor resultado. Tras una magnífica gestión en una carrera marcada por la lluvia, el madrileño llevó a su Toro Rosso hacia la cuarta posición en la que fue una de sus últimas apariciones con dicha escudería. 

Por su parte, Alonso, que apura sus últimas carreras en Fórmula 1, intentará aprovechar sus cualidades para compensar las profundas carencias de su McLaren para lograr llegar a la zona de puntos. El asturiano ha vivido grandes jornadas en el circuito de Singapur, en el que ha sumado dos victorias: en 2008, tras el famoso "Crash Gate" en el que su compañero por aquel entonces Nelson Piquet Jr impactó contra las protecciones adrede para ayudar a Alonso a ganar la carrera, y la de 2010, donde en su primer año con Ferrari aguantó estoicamente a Vettel detrás durante la totalidad de la prueba. 

Amenaza de lluvia permanente

La carrera de Singapur se ha caracterizado históricamente por ser una de las más exigentes del calendario, por no decir la que más. El Safety Car tiene una probabilidad de aparecer en carrera del 100%. Nunca ha fallado a su cita. En 2017, más allá de los cercanos y amenazantes muros que rodean el circuito, apareció el factor más peligroso que puede afectar a una carrera tan complicada: la lluvia. Para este fin de semana, la previsión meteorológica apunta a que podría volver a aparecer, aunque no tiene por que hacerlo durante la carrera. Habrá que ver cuánto afecta al fin de semana y si llega para dar emoción a una carrera ya de por sí espectacular. 

Datos técnicos del Marina Bay Street Circuit

Longitud: 5.063m

Número de curvas: 23 (9 derecha /14 izquierda)

Distancia de carrera: 308.706km

Vueltas: 61

Carga aerodinámica: Alta

Desgaste de frenos: Alto

Podio 2017

1 - Lewis Hamilton 

2 - Daniel Ricciardo

3 - Valtteri Bottas

Horarios

Entrenamientos libres 1: Viernes, 10:30 - 12:00 horas

Entrenamientos libres 2: Viernes, 14:30 - 16:00 horas

Entrenamientos libres 3: Sábado, 12:00-13:00 horas

Clasificación: Sábado, 15:00-16:00 horas

Carrera: Domingo, 14:10 horas

Seguir a @LluisPacheco
Tras el gran triunfo del británico en Monza y el descalabro ferrarista en casa, la noche de Singapur será escenario de un nuevo capítulo del duelo Ferrari-Mercedes, aunque esta vez actores secundarios como Red Bull podrían tener un papel clave en su desenlace

Foto: f1.com










El Mundial de Fórmula 1 2018 se aventura hacia su fase decisiva. En Monza, dejó atrás las carreras en territorio europeo. Ahora, las carreras asiáticas, americanas y la de Rusia toman el relevo, escenarios donde siempre se suelen decidir los campeonatos. La primera parada de esta nueva etapa es el Marina Bay Street Circuit, en Singapur, que este año disputa su décima edición. El escenario no podía ser mejor, pues la decimoquinta prueba del Mundial tiene aires de final tras lo acontecido en Monza dos semanas atrás. La brillante victoria de Hamilton, unida a la mala carrera de Vettel, hacen que la diferencia entre ambos sea de 30 puntos, una distancia para nada definitiva, pero sí preocupante.

Ferrari, que aterriza en Singapur en sus horas más bajas de la temporada, regresa al escenario donde Vettel perdió el Mundial en 2017. Un accidente entre los dos Ferrari y Max Verstappen dejaron en bandeja de plata el título a Hamilton, que ganó esa carrera a pesar de no ser el máximo favorito e inició su camino hacia el cuarto Mundial. A favor de Ferrari, el circuito de Singapur, más allá de este desafortunado incidente de 2017, es favorable para sus intereses, pues su monoplaza se ha adaptado a la perfección a este circuito en las últimas ediciones. Y lo más importante: Singapur se ha convertido en el gran Talón de Aquiles de su máximo rival, Mercedes, que ha vivido en esta prueba sus mayores sombras en las gloriosas temporadas desde que arrancara su dominio en 2014.

Visto así, el escenario parece bastante propicio para que Ferrari deje atrás el mal sabor de boca de Monza, pero Singapur también ha tenido a un actor secundario presente en casi todas sus ediciones: Red Bull. Sin ir más lejos, Daniel Ricciardo ha pisado el podio en todas las ediciones del GP de Singapur desde 2014, cuando empezara a pilotar para Red Bull. Y es que esta pista camufla las carencias del motor Renault, claramente inferior a sus rivales, y ensalza las virtudes del magnífico chasis del equipo de las bebidas energéticas. Así, ambos Red Bull deberían ser juez y parte en la lucha por el título, puesto que su actuación podría servir para restar puntos a cualquiera de los dos máximos contendientes. 

Oportunidad de oro para los españoles

Tras el vía crucis vivido en Spa y Monza por parte de Carlos Sainz y, especialmente, Fernando Alonso, ambos lastrados por las escasas prestaciones de la unidad de potencia de Renault, llegan a un circuito que debería adaptarse mejor a sus monoplazas. En el caso de Sainz, el equipo Renault se encuentra enfrascado en la pelea por el cuarto puesto en la clasificación de constructores, la cual defienden sobre Haas. El trazado de Singapur debería ser una buena oportunidad para ampliar la distancia respecto a su rival. A nivel personal, Sainz regresa a la pista donde, en 2017, logró su mejor resultado. Tras una magnífica gestión en una carrera marcada por la lluvia, el madrileño llevó a su Toro Rosso hacia la cuarta posición en la que fue una de sus últimas apariciones con dicha escudería. 

Por su parte, Alonso, que apura sus últimas carreras en Fórmula 1, intentará aprovechar sus cualidades para compensar las profundas carencias de su McLaren para lograr llegar a la zona de puntos. El asturiano ha vivido grandes jornadas en el circuito de Singapur, en el que ha sumado dos victorias: en 2008, tras el famoso "Crash Gate" en el que su compañero por aquel entonces Nelson Piquet Jr impactó contra las protecciones adrede para ayudar a Alonso a ganar la carrera, y la de 2010, donde en su primer año con Ferrari aguantó estoicamente a Vettel detrás durante la totalidad de la prueba. 

Amenaza de lluvia permanente

La carrera de Singapur se ha caracterizado históricamente por ser una de las más exigentes del calendario, por no decir la que más. El Safety Car tiene una probabilidad de aparecer en carrera del 100%. Nunca ha fallado a su cita. En 2017, más allá de los cercanos y amenazantes muros que rodean el circuito, apareció el factor más peligroso que puede afectar a una carrera tan complicada: la lluvia. Para este fin de semana, la previsión meteorológica apunta a que podría volver a aparecer, aunque no tiene por que hacerlo durante la carrera. Habrá que ver cuánto afecta al fin de semana y si llega para dar emoción a una carrera ya de por sí espectacular. 

Datos técnicos del Marina Bay Street Circuit

Longitud: 5.063m

Número de curvas: 23 (9 derecha /14 izquierda)

Distancia de carrera: 308.706km

Vueltas: 61

Carga aerodinámica: Alta

Desgaste de frenos: Alto

Podio 2017

1 - Lewis Hamilton 

2 - Daniel Ricciardo

3 - Valtteri Bottas

Horarios

Entrenamientos libres 1: Viernes, 10:30 - 12:00 horas

Entrenamientos libres 2: Viernes, 14:30 - 16:00 horas

Entrenamientos libres 3: Sábado, 12:00-13:00 horas

Clasificación: Sábado, 15:00-16:00 horas

Carrera: Domingo, 14:10 horas

Seguir a @LluisPacheco

MÁS EN Fórmula 1