Conecta con nosotros

Fútbol

Serbia 1-2 Suiza. Los serbios se meten en un lío

Shaqiri y Xhaka obligan a Serbia a batir a Brasil en la última jornada

Foto: Mundial de Rusia

Rusia 2018-Grupo E-Jornada 2

Serbia1
Suiza2
Ficha técnica
Serbia: Stojkovic; Ivanovic, Milenkovic, Tosic; Kolarov, Milivojevic (80' Radonjic), Matic, Milinkovic-Savic, Tadic, Kostic (64' Ljajic), Mitrovic.

Suiza: Sommer; Rodríguez, Akanji, Schär, Lichtsteiner, Xhaka, Behrami, Zuber (90' Drmic), Dzemaili (72' Embolo), Shaqiri, Seferovic (46' Gavranovic)

Goles: 1-0 5' Mitrovic. 1-1 52' Xhaka 1-2 90' Shaqiri.

Árbitro: Felix Brych (Alemania)

Incidencias: Kaliningrado Stadium (Kaliningrado) 
Partido trepidante el que hemos visto hoy en la despejada noche de Kaliningrado. Serbios y suizos disputaron un gran partido de fútbol, no apto para cardíacos. Un partido de ida y vuelta digno de la cita gran cita Mundialista que estamos presenciando. 

El choque empezaba con una Serbia muy bien colocada y que sabía a lo que jugaba. Balones a la banda y centros rápidos para que Mitrovic, imperial en la primera parte, rematase lo habido y por haber. Fruto de ello, en el minuto 5 un centro medido de Tadic a la cabeza del mencionado Mitrovic ponía el 1-0 en el marcador. Los suizos acusaron el duro golpe de empezar el partido perdiendo, y Serbia lo aprovechaba para hacer daño e intentar finiquitar el encuentro por la vía rápida. Las mejores ocasiones caían del lado balcánico, pero poco a poco Suiza empezaba a despertar de la mano de Xhaka y Shaqiri, los mejores de su equipo. Fruto de ello ocurría la mejor jugada Helvética de la primera parte, un mano a mano de Dzemaili tras un gran pase de Zuber, pero el marcador no se movía. 

El equipo serbio, lejos de encerrarse atrás viéndose arriba en el marcador, se puso a jugar y generar ocasiones. Primero Milinkovic Savic. algo desaparecido del partido, y finalmente Tadic y Tosic erraban las ocasiones más claras de Serbia en la primera parte. 

Se llegaba así al descanso, con un marcador abierto que dejaba un trepidante partido para los segundos 45 minutos. 

Tras la salida de vestuarios, Suiza sorprendió haciéndose con el peso del partido de la mano de un gran Xhaka. Serbia estaba anulada ante las rápidas transiciones de su rival, que llegaba por los costados de la mano de Ricardo Rodríguez y Lichtsteiner. La propuesta Helvética tuvo su premio tras un grandísimo disparo de Xhaka en el minuto 53 ante el que nada pudo hacer el portero Sommer. Los suizos se venían arriba y los serbios poco a poco se hundían, ya que no encontraban la forma de contrarrestar el duro golpe. 

Sin embargo, entrados ya en los últimos 15 minutos de juego, el partido volvía abrirse, gran parte por la necesidad del equipo serbio de ganar el envite para no "jugársela" en la última jornada ante la todo poderosa Brasil. 

Fruto de esta nueva situación, cuando el partido ya agonizaba, Suiza encontró el premio perfecto ante su gran segunda parte. Con toda Serbia colgada del larguero rival, Xhaka iniciaba una contra con un pase vertical hacia Gavranovic, el cual con una gran visión de juego, dejaba a Shaqiri mano a mano contra Sommer. Los corazones de todo el estadio se pararon en ese preciso momento. Todos, menos el del habilidoso jugador del Stoke City, ya que definía con una sangre fría y una calidad propias de su calibre. 1-2 y delirio suizo, que ya se ve en la siguiente fase. 

El partido moría y los serbios con él, conscientes de que sus opciones se limitan a anular a la Brasil de Coutinho y Neymar. Casi nada para una trepidante última jornada del grupo E.

@albertismo5

MÁS EN Fútbol