Conecta con nosotros

Crónicas

SD Huesca 0-2 RCD Espanyol: Mudanza hacia el Olimpo

Un doblete de Borja Iglesias permite al conjunto espanyolista colocarse en una histórica segunda posición

Fuente: Twitter RCD Espanyol

LaLiga Santander-Jornada 10

Huesca0
Espanyol2
Ficha técnica
Huesca: Jovanovic; Miramón, Pulido, Semedo, Akapo; Damián Musto (Gurler, m. 73), Moi Gómez, Álex Gallar (Ferreiro, m. 58); Chimy Ávila, Cucho Hernández (Melero, m. 46), Longo.

Espanyol: Diego López; Javi López, David López, Hermoso, Dídac; Marc Roca, Víctor Sánchez, Granero; Hernán Pérez (Piatti, m. 65), Sergio García (Baptistao, m. 73), Borja Iglesias (Melendo, m. 87).

Goles: 0-1 Borja Iglesias (39'); 0-2 Borja Iglesias (63')

Árbitro: Prieto Iglesias. Amarillas a Granero (m. 38), Damián Musto (m. 58), Chimy Ávila (m. 68), Mario Hermoso (m. 68), Dídac (m. 73)

Incidencias: El Alcoraz.
Desde que Joan Francesc Ferrer "Rubi" se hizo cargo del banquillo del Espanyol el pasado día 4 de junio, el técnico catalán tenía marcado a fuego el partido que su equipo jugó en la tarde de hoy en El Alcoraz. 90 minutos pisando una banda tan familiar para él, una zona técnica en la que 4 meses antes hacía historia logrando el ascenso de la SD Huesca a LaLiga Santander. Ahora bien, como se suele decir: "pasado, pisado", y los intereses del ahora míster espanyolista giran alrededor de un RCD Espanyol que está haciendo un inicio de liga espectacular, imbatible en su estadio y con el alivio de haber conseguido su primer triunfo a domicilio. Delante se presentaba el escenario y el rival perfectos para conseguirlo, y es que su adversario, el Huesca, se encontraba en plena remodelación, con Francisco como nuevo técnico y con el firme propósito de resucitar un equipo en caída libre.

Para tal empresa, el entrenador almeriense recuperaba hasta un total de 8 jugadores, entre los que destacaban Musto, Akapo y el centrocampista Melero, ya recuperado de una pubalgia; no obstante, el cuadro oscense presentaba las bajas de Luisinho (para lo que resta de temporada) y Brezancic, por un mes. Por su parte, el cuadro de Rubi sólo presentaba la baja de última hora de Sergi Darder a causa de una gastroenteritis; fue sustituido en el once inicial por Víctor Sánchez. La plaza del balear en la convocatoria la completó el delantero canterano, Javi Puado, que inició el encuentro en el banquillo.

El premio de terminar la jornada número nueve como segundo clasificado, a 1 punto de su eterno rival, el F.C.Barcelona, no cautivó de inicio a los jugadores blanquiazules, que hicieron una primera parte muy pobre: enfrente se encontraron a un equipo que nada se asemejaba al que entrenaba previamente Leo Franco. Los azulgrana salieron a por todas desde el primer minuto, con una presión asfixiante y buscando en todo momento la carrera de su mejor jugador, Álex Gallar, que doblaba una y otra vez por la derecha a un superado Dídac Vilà. Con el paso del tiempo, el Espanyol se encontraba más y más incómodo en el verde y el Huesca se hacía fuerte con el balón en los pies, probando la portería contraria con dos disparos del mismo Gallar y del ex perico Samuele Longo. Pero lo que está demostrado en el mundo del fútbol es que si un equipo se encuentra enchufado puede ir ganando de cualquier forma, aún sin merecerlo, y esto es algo de lo que puede presumir el conjunto catalán. Cuando todo hacía presagiar el 0-0 al descanso, en el minuto 41 Sergio García filtra un pase en tres cuartos al espacio para Dídac, que sin oposición alguna en el área le permite habilitar al "Panda" Borja Iglesias, remachando éste a placer en el segundo palo de la portería defendida por Jovanovic. Un tanto que vino con suspense, ya que estuvo bajo revisión del VAR unos minutos pero que posteriormente dio validez el árbitro Prieto Iglesias.

Los segundos 45 minutos se iniciaron de manera trepidante para los intereses espanyolistas, con un gol anulado a Víctor Sánchez por fuera de juego que corroboró de nuevo el novedoso Sistema de Videoarbitraje. En ese momento, la SD Huesca probó de parar el juego de toque de su rival a base de continuas faltas pero no le sirvió de nada ya que la sentencia llegó en el 64' cuando Hernán Pérez robó el esférico a un rival oscense en medio campo e inició un veloz contraataque dejando solo a Borja Iglesias, que no dudó en picar el balón por encima del meta rival en el uno contra uno. Doblete del gallego en un auténtico partidazo suyo, con y sin balón, que provocó los aplausos de los cientos de seguidores espanyolistas desplazados a Huesca en el momento en que fue sustituido por Melendo en los últimos minutos. Con el marcador tan en contra, el cuadro local intentó de todas las maneras igualar la contienda pero no fue capaz de perforar la portería de Diego López ni tan siquiera durante los 9 minutos de añadido que dictaminó el colegiado por las decisiones del VAR, dejando patente la gravísima sequía goleadora de los de Francisco.

Es una realidad que el Espanyol se siente cómodo en la zona noble de la clasificación y en Cornellà-El Prat se está iniciando la mudanza camino al Olimpo del Fútbol Profesional español. Un dato curioso: desde la temporada 1996-97 no se conseguía una similar clasificación en la jornada 9. Por aquel entonces, el equipo lo entrenaba un tal Javier Clemente, después de ganar 3-0 en el estadio de Montjuïc a la ya extinta UD Salamanca. Sólo el destino conoce el techo de este equipo y todo parece indicar que se encuentra muy elevado.

MÁS EN Crónicas