Conecta con nosotros

Crónicas

SD Eibar 3-0 RCD Espanyol: Dr. Jekyll & Mr. Hyde

El Espanyol suma una nueva derrota a domicilio mostrando la peor de sus caras en mucho tiempo sobre un terreno de juego

Foto: Eibar


LaLiga Santander-Jornada 20

Eibar3
Espanyol0
Ficha técnica
Eibar: Riesgo; Peña, Arbilla, Bigas, Cote; De Blasis (Escalante, min. 82), Diop, Joan Jordán, Cucurella; Kike García (Charles, min. 77), Sergi Enrich (Cardona, min. 86).

Espanyol: Diego López; Javi López, Naldo (Borja Iglesias, min. 61), Lluís, Dídac; Víctor Sánchez (Mario Hermoso, min. 62), Marc Roca, Granero; Leo Baptistao, Melendo (Piatti, min. 74), Puado

Goles:1-0: Enrich (min. 23); 2-0: De Blasis (min. 51); 3-0: Charles (min. 83);

Árbitro: Martínez Munuera. Amonestó a Jordán y Enrich del Eibar y a Víctor Sánchez, Borja Iglesias, Granero y Dídac del Espanyol.

Incidencias: Ipurua
Octava derrota en los últimos 9 partidos de un RCD Espanyol deambulante y sin personalidad en Ipurúa: los catalanes entran en colapso en la competición doméstica y se colocan tan sólo a 4 puntos del descenso. Los goles de Enrich, De Blasis y Charles proporcionan un soplo de aire fresco al Eibar, que vuelve a ganar un partido de Liga 2 meses después.

Después de conseguir entre semana el pase a cuartos de final de la Copa del Rey, al Espanyol no le tocaba más remedio que aparcar el sueño de la competición del KO y enfundarse el traje de los domingos (en este caso, el de los lunes), una indumentaria un tanto polvorienta estos últimos meses a raíz de la pérdida de comba en LaLiga Santander. Y es que desde la derrota contra el Girona (1-3) en Cornellà-El Prat, el cuadro de Rubi no está levantando cabeza y ha pasado de la ilusión a la preocupación tras encadenar una única victoria en las últimas 9 jornadas ligueras. Enfrente se medía a un Eibar que tampoco pasaba por su mejor momento: al borde de la zona de descenso y sin ganar en casa desde el pasado 24 de noviembre, día en el que sorprendió a todo el mundo al pasar por encima del peor Real Madrid visto esta temporada.

La premisa era clara: revertir dinámicas negativas y empezar a sumar de 3 para huir de la quema de la Segunda División. Para ello, Joan Francesc "Rubi" daba la gran sorpresa de la noche dejando en el banquillo a su máximo artillero, Borja Iglesias, en beneficio del joven Puado. Una revolución canterana que se completaba con la titularidad de Óscar Melendo y el debut de Lluís López por los recuperados de lesión, Sergio García y Mario Hermoso. Por su parte, la escuadra eibarresa sólo presentaba la duda en la titularidad de Ramis y Fabián Orellana, dos jugadores que han acabado de salir de lesión y que finalmente Mendilibar no alineó de inicio (el chileno no acabó entrando en la convocatoria).

Los primeros 45 minutos del encuentro dejaron en evidencia al cuadro catalán, totalmente desubicado y sobrepasado por el vendaval defensivo del Eibar, que no dudaba en recuperar el balón en campo contrario y hacer daño por las bandas de unos inoperantes Javi López y Dídac Vilà. A pesar del mal inicio, los blanquiazules tuvieron la oportunidad de avanzarse en el marcador al cuarto de hora en una gran ocasión de Leo Baptistao, que no acertó de cara a gol en un mano a mano con Riesgo. Una gran oportunidad de gol que resultó un espejismo, ya que era cuestión de minutos que llegase el tanto local; dos grandes intervenciones de Diego López en sendos disparos de Kike García y Sergi Enrich evitaron males mayores para los intereses espanyolistas. No obstante, en el minuto 24 el guardameta gallego erró en la jugada del 1-0. Un centro de Cucurella por banda izquierda la prolonga el ex espanyolista Diop delante de la mirada impasible de la defensa blanquiazul, que habilita en posición correcta a Sergi Enrich y éste remacha el balón a placer bajo sus piernas tras una mala salida.

Mala imagen la mostrada hasta entonces por parte de los jugadores de Rubi, que empeoró más si cabe a raíz de encajar a pocos minutos de reanudarse el encuentro el segundo gol. El central Bigas envía dentro del área un buen balón que hace por jugar Enrich, arrastrando a toda la línea defensiva perica y dejando solo a De Blasis para que fusile a Diego. Un tanto con suspense, ya que el VAR tuvo que revisarlo por un hipotético fuera de juego de Sergi Enrich; ni el videoarbitraje estuvo de parte del cuadro catalán, quién vivió el punto álgido de su particular pesadilla vasca en el momento de la lesión del central brasileño Naldo. El enésimo contratiempo para los servicios médicos y para el míster Rubi, que tuvo que dar entrada al recuperado Mario Hermoso para unos minutos finales en los que Charles Dias puso la guinda al pastel armero anotando el definitivo 3-0 con un estupendo remate dentro del área tras un saque de esquina.

Descalabro perico en tierras eibarresas, que mostró una imagen indigna de la vista hace unos meses y que llegó a sorprender a propios y extraños. Y ahora toca pensar en la Copa, una competición que puede resultar el salvavidas de un equipo que otro año más tendrá que fijar sus objetivos ligueros en mirar hacia abajo.

MÁS EN Crónicas