Conecta con nosotros

Champions League

Real Madrid 0-3 CSKA Moscú: El CSKA asalta el Bernabéu

El Real Madrid perdió estrepitosamente ante un conjunto ruso que supo aprovechar sus oportunidades

Foto: Real Madrid


UC-Jornada 6

Real Madrid0
CSKA3
Ficha técnica
Real Madrid: Courtois, Jesús Vallejo, Javier Sánchez, Álvaro Odriozola, Marcelo, Carvajal (min.74)  Isco, Marco Llorente, Kroos (min. 58), Federico Valverde, Marco Asensio, Benzema, Bale (min. 45), Vinicius Junior

CSKA Moskva: Igor Akinfeev, Rodrigo Becão, Hördur Magnússon, Kirill Nababkin, Mário Fernandes, Georgi Schennikov, Kristijan Bistrovic, Nikola Vlašić, Ivan Oblyakov, Kuchaev (min. 89), Arnór Sigurdsson, Fedor Chalov, Hernández (min. 84)

Goles: 0-1 Chalov (min. 37), 0-2 Schennikov (min. 43), 0-3 Sigurdsson (min. 73) 

Arbitro: Artur Dias (POR) amonesto por parte del CSKA a Schennikov (min. 78)

Incidencias: Santiago Bernabéu, fase de grupos de la UEFA Champions League
Los moscovitas hicieron gala del gran talento que tienen arriba y aguantaron el chaparrón de la primera parte para encarrilar el partido con 2 goles y sentenciarlo en la segunda con el 0-3.

El inicio del encuentro fue el esperado, los merengues tenían el control total del balón, sin embargo, no creaban peligro sobre la portería de Akinfeev. Vinicius, el gran atractivo en el equipo titular de Solari era el que más lo intentaba a la hora de atacar, pero la defensa del CSKA estaba bien plantada y no dejaba espacios por donde poder hacer daño.

La primera ocasión del partido llegaría en el 23’. En una contra del Real Madrid, Asensio se la pasó a Vinicius, el brasileño se fue de su par y disparó, pero paró bien el portero ruso; Asensio, que estaba en el otro lado, recogió el rechace, se acomodó el balón y chutó al segundo palo, pero el cuero fue repelido por el larguero.

En el 28’, tras un centro de Benzema por la izquierda, el mallorquín volvió a tener la misma ocasión que escasos minutos antes. Recibió en el segundo palo, se la acomodó y disparó, pero esta vez se encontró con una buena parada de Akinfeev.

Siguió intentándolo el Madrid con un Asensio que estaba creando bastante peligro. Otra vez el 20 madridista pudo abrir la lata en el encuentro. Recogió el balón en el centro del campo, avanzó, se apoyó en Vinicius el cual, con una buena pared de tacón, se la cedió a Asensio en la frontal, combinó con Benzema que le dejó el balón en el punto de penalti, pero el esférico le cayó a su derecha y el disparo lo paró el portero del CSKA sin problemas.

Los merengues dominaban y además estaban creando ocasiones por lo que todo hacía indicar que la balanza se decantaría para los blancos. Pero esto es fútbol y el CSKA esperó muy bien su oportunidad y obtuvo recompensa por ello. Sigurdsson recibió en tres cuartos de campo y condujo hasta la frontal del área, se la pasó a Chalov y este, con un disparo con rosca al palo derecho, hizo que la estirada de Courtois no fuera suficiente para atajar la pelota. Saltaba la sorpresa en el Santiago Bernabéu.

Pero no acabó aquí, en el 42’, Mario Fernandes hizo una pared en el área rival, disparó y paró bien Courtois abajo, pero el rechazo le favoreció a Schennikov en el segundo palo y puso el 0-2.

A pesar del resultado, la dinámica del Real Madrid al inicio de la segunda parte no cambió. Mantenía una posesión estéril del balón en campo rival y el CSKA cada vez que tenía el esférico llegaba con mucha facilidad a la portería de Courtois.

En el 55’ los pupilos de Solari pudieron recortar distancias en el marcador. En la contra, Vinicius condujo y se fue de su marca, llegó al área y vio muy bien a Isco que estaba libre de marca, recortó al defensa que le venía por detrás pero no le salió bien. Esto provocó un enfado general en la grada y pitos al malagueño durante varios minutos cada vez que tenía el balón.

Y, como en la primera mitad, el CSKA aprovechó sus oportunidades. Vlasic recibió en el área, se dio la vuelta con facilidad, se la dejó a Sigurdsson en la frontal y el islandés la cruzó perfecta a la derecha de Courtois y puso el 0-3. Nadie podía creer lo que pasaba en el terreno de juego y, muestra de ello, la gente comenzó a desfilar por las escaleras del coliseo blanco. Tras el gol, los blancos bajaron los brazos al ver imposible la remontada.

Victoria amarga para los rusos que, tras la victoria del Viktoria Plzen ante la Roma, se quedan fuera de competiciones europeas. El Real Madrid, por su parte, salió muy perjudicado del partido, no solo por el mal juego, si no por la lesión de Bale que le dejó mermado durante varios minutos del encuentro. A Solari le queda mucho trabajo por delante todavía.

MÁS EN Champions League