Conecta con nosotros

Fútbol

“No debemos pensar en goles, sino en jugar mejor que ellos”

El Barcelona no está dispuesto a dar la eliminatoria por perdida. El golpe del partido de ida por las semifinales de la Liga de Campeones fue duro, pero el conjunto de Tito Vilanova no se quiere rendir. Y apelará a reencontrarse con la mejor versión de su juego, para lograr la remontada y clasificarse para la final de Wembley. “Espero que el equipo sean ellos mismos”, arrancó el entrenador del Barça; “intentemos jugar un gran partido de fútbol. No pensar en que tenemos que hacer goles, sino que tenemos que jugar mejor que el rival”.

Vilanova aseguró que sus jugadores son conscientes de la dificultad que tiene la eliminatoria, pero que deberán luchar hasta el final. “Creo que los jugadores son conscientes del resultado y de la dificultad que tiene. Somos el Barça y no podemos dar la eliminatoria por perdida. Intentaremos luchar hasta el final, no bajar nunca los brazos y que la gente se sienta orgullosa de nosotros”, apuntó el técnico. “Por respeto a nuestro público, por respeto a todo lo que hemos realizado los años anteriores. Y por el respeto que nos tienen los rivales, que piensan que si hay un equipo capaz de una remontada así, ese equipo somos nosotros. Si caemos, tenemos que hacerlo bien. Tenemos que ser un equipo que pelea hasta el final”, advirtió.

El técnico del Barça destacó la importancia del público. “Sabemos que la afición es muy importante. No es lo mismo cuando el estadio está callado, que cuando aprieta. El Bayern y el Borussia crearon un ambiente extraordinario. Esperamos que nuestra gente nos pueda ayudar a crear una atmósfera muy buena, que sea más difícil para el rival”, dijo Vilanova.

El preparador azulgrana aseguró que Mascherano, “en principio”, no está para jugar y que Sergio Busquets está un “poco justo” físicamente, y que esperarán hasta el último entrenamiento para evaluar si está en condiciones de disputar la vuelta contra el equipo alemán. Y también destacó el rol de Messi. “Sabemos de la importancia que tiene Leo en nuestro equipo. Cuanto mejor está, lógicamente tenemos más oportunidades. Pero no podemos ponerle toda la presión a él. Entre todos los tenemos que ayudar. Pero está claro que un jugador de su nivel, en una eliminatoria como esta, tiene cosas que decir”, zanjó el entrenador el Barça.

Gerard Piqué apeló menos a la reflexión que su entrenador y más a la ilusión. “Cuando tenía 7 años estaba viendo la final en Atenas contra el Milan y perdíamos 4 a 0. Yo creía que podíamos recuperar. Pero mi padre me dijo: ‘No nene, es imposible’. Pero yo creía que era posible”, dijo el central, que agregó con esperanza: “Es un día para ser nenes y creer que lo podemos hacer”.

En la misma línea que Vilanova, Piqué aseguró que el Barça no puede dar la eliminatoria por perdida. “La plantilla está muy bien, con total confianza para estar vivos en el partido y en la eliminatoria. Eso significa no encajar y luchar hasta el final. Representamos a un club, que tiene mucha historia, que ha ganado muchos títulos, y lo intentaremos dejar lo mejor posible”, expuso. Y también apeló a la ayuda de la afición. “Está clarísimo que necesitamos el Camp Nou de los mejores tiempos”.

“Ser nosotros. Si hay un equipo que puede recuperar un 4 a 0 contra el Bayern, ese equipo es el nuestro. Tenemos que tener mucho carácter, confianza, tener la pelota, generar ocasiones y que la afición apriete. No debemos sentir nunca que estamos eliminados. Tenemos que intentar buscar que todas las circunstancias que necesitamos para ganar se nos den. Y también la suerte nos tiene que acompañar”, aseguró el central.

Piqué no quiso entrar en polémicas respecto de las declaraciones de Franz Beckenbauer (aunque posteriormente rectificó, el presidente honorífico del Bayern Múnich declaró que “el Barça usará todos los recursos, lícitos o ilícitos”). “Se malinterpretaron”, justificó; “lo conozco personalmente, sé que es un señor y las declaraciones que dijo no las ha querido expresar de esa manera o fue malinterpretado”. Por último, Piqué ofreció su opinión sobre los arbitrajes y sugirió el uso de la tecnología. “Me gustaría que no tuvieran errores, al final ya tenemos demasiado trabajo los jugadores para ser superiores, como para que después tener al árbitro. Hay que mirar todos los partidos de este año, por ejemplo en el Málaga contra el Borussia. La UEFA tiene que hacer un planteamiento y analizar el uso de la tecnología. Se ha demostrado que la tecnología es mejor que poner más ojos en el campo”, sentenció el central.

MÁS EN Fútbol