Conecta con nosotros

Crónicas

Nàstic 0-2 Osasuna: Osasuna se rencuentra con el triunfo y se mete en la pugna por el playoff

El equipo navarro suma los tres puntos en Tarragona y se acerca a los puestos de promoción gracias a los goles de Robert Ibánez y Xisco


Liga1|2|3-Jornada 38 

Nàstic0
Osasuna2
Ficha técnica
Nàstic: Dimitreviski, Kakabadze, J. Jiménez, Xavi Molina, Gaztañaga, Uche (Dongou, m. 75), M. Barreiro, Matilla, Tete (Omar, m. 46), Abraham (Maikel Mesa, m. 67) y C. Arzo.

Osasuna: S. Herrera, M. Flaño, Oier, Quique, R. Torres (Arzura, m. 64), Robert Ibáñez (Sebas Coris, m. 76), Xisco (David, m. 89), Lillo, Borja Lasso, Aridane y Lucas Torró. 

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (C. Balear). Amonestó por los locales a C. Arzo y J. Jiménez; y por los visitantes a Lillo y Sebas Coris. 

Goles: 0-2 (m. 31): Robert Ibáñez. 1-1 (m. 43): Xisco. 

Incidencias: 5.627 espectadores en el Nou Estadi, en un encuentro correspondiente a la 38ª jornada de LaLiga 123.
Osasuna se engancha a la lucha por el playoff después de superar a un Nàstic indolente en el Nou Estadi de Tarragona a falta de cuatro partidos por diputarse. Los goles de Robert Ibáñez y Xisco en el primer acto encarrilaron la victoria de los de Diego Martínez, que supone un gran impulso moral para el equipo y su afición. 

Los locales empezaron con ímpetu y acometividad, sin embargo, Osasuna fue asentándose y tomando la iniciativa de un partido que no se le iba a escapar. Cerca de la primera media hora de juego, Robert Ibáñez inauguró el marcador con un derechazo potente que superó la estirada de Dimitrievski. El futbolista rojillo recibió sin oposición un centro de Quique que ningún defensor catalán supo despejar, y no perdonó. Anteriormente, Matilla obligó a intervenir a Sergio Herrera con un lanzamiento de falta directa potente. 

Lucas Torró, Borja Lasso y Roberto Torres se encontraban cómodos en la medular y poco a poco fueron adquiriendo mayor protagonismo. Antes de llegar al descanso, Osasuna conseguiría el segundo tanto por medio de Xisco en una jugada confusa y esperpéntica que marcaría el devenir del duelo. La defensa y el guardameta del Nàstic se quedaron parados cuando el linier levantó la bandera por un fuera de juego inexistente que el árbitro no señaló y, ante el desconcierto generalizado, el ariete balear estuvo rápido para anotar el segundo con un taconazo preciso. 

En la segunda mitad, el conjunto de Nano Rivas lo intentó sin éxito. El entramado defensivo navarro supo neutralizar en todo momento las endebles jugadas ofensivas de los tarraconenses. Los jugadores locales no lograron poner en aprietos a Sergio Herrera. Inoperantes y vacilantes, recibieron los silbados de los suyos en algún tramo del segundo tiempo. Ya en los últimos compases, Lucas Torró estuvo muy cerca de ampliar la renta, pero su disparo con el interior se estrelló en la madera de la meta de Dimitrievski. 

Tras esta derrota, el Nàstic suma cuatro encuentros sin conocer la victoria. Con 4 puntos por encima del descenso, los de Nano Rivas no pueden tropezar más si no quieren ver como el objetivo de la permanencia se complica. El próximo partido de los navarros será decisivo. El Real Oviedo, rival directo en la pugna por los puestos privilegiados, visitará El Sadar el sábado 12 de mayo a las 20:30 horas en uno de los encuentros más destacados de la jornada con la lucha por el playoff al rojo vivo.

MÁS EN Crónicas