Conecta con nosotros

Fútbol

Mallorca 0-1 Real Sociedad: Ødegaard decanta la balanza

El Mallorca deja atrás las buenas sensaciones de la primera jornada mientras que la Real vuelve a ganar en Son Moix tras 16 años de sequía

Fuente: El Diario Vasco


LaLiga Santander-Jornada 2

Mallorca0
Real Sociedad1
Ficha técnica
Mallorca: Manolo Reina; Lumor, Valjent, Raíllo, Joan Sastre; Baba; Lago Junior, Dani Rodríguez (Pablo Chavarría, 84'), Salva Sevilla, Aleix Febas (Trajkovski, 57'); Budimir (Álex Alegría, 71')

Real Sociedad: Moyà; Aihen Muñoz, Zubeldia, LeNormand, Záldua; Mikel Merino (Zurutuza, 72'), Illarramendi, Odegaard; Oyarzabal, Willian José (Alexander Isak, 62'), Januzaj (Portu, 62')

Goles: 0-1 Martin Ødegaard (83')

Árbitro: Valentín Pizarro Gómez (comité madrileño). Amonestó a Mikel Merino (18'), LeNormand (57') y Raíllo (78')

Incidencias: Estadio de Son Moix. 18.133 espectadores
Los locales empezaron el partido totalmente enchufados y en el primer minuto ya habían puesto a prueba la portería de Moyà (que volvía a la que fue su casa) mediante un cabezazo que el guardameta mallorquín resolvió sin problemas. Esta tónica se mantendría durante los diez primeros minutos de partido en los que el asedio fue total por parte de los bermellones. Ante este panorama, los de Imanol Alguacil decidieron calmar el partido mediante posesiones largas para desconectar a los locales de ese arranque tan feroz. Los locales supieron adaptarse al nuevo planteamiento que habían propuesto los donostiarras intentando realizar transiciones rápidas. Hasta la media hora de partido ambos equipos estaban llegando al área rival pero nunca finalizaban las ocasiones de forma certera al conceder ambos conjuntos pocos espacios. 
En los últimos minutos de la primera parte el encuentro se rompió y se sucedieron las acciones que podrían haber desembocado en el 1-0 o viceversa con un Ødegaard que se erigió como principal referente en el ataque vasco. Justo antes de que el colegiado pitase el final de la primera parte llegaría la mejor ocasión de toda la primera mitad tras un pase milimétrico de Illarramendi que a punto estuvo Oyarzabal de transformar en gol si no hubiese sido porque Manolo Reina desvió lo suficiente el balón al palo de su propia portería.

Ya en la segunda parte se confirmó el dominio absoluto reala con un Ødegaard incisivo que seguía dirigiendo las acometidas visitantes. Ante esta situación los de Vicente Moreno quisieron reaccionar pero en sus intentos por revertir ese estado tan solo se encontraron con imprecisiones y errores en el último toque. Esta disposición estuvo instaurada durante gran parte de la segunda mitad pero viendo que sus delanteros no conseguían materializar esa superioridad Imanol Alguacil decidió hacer un doble cambio y dar entrada a Isak y a Portu por Willian José y Januzaj respectivamente. Por su parte, el Mallorca empezaba a acusar mucho cansancio que llevó a que los de Vicente Moreno apenas tuvieran la posesión y se tuviesen que defender de cualquier forma por muy poco ortodoxa que resultase. Con el partido tornándose extraño e impreciso para ambos equipos se entró en su recta final y empezaron a llegar las primeras ocasiones de toda la segunda parte para el Mallorca. El equipo insular se sorprendió a sí mismo de gozar de ocasiones tan claras para adelantarse en el marcador como un centro-chut al palo de Lumor en el minuto 77  ya que no tenían mucha continuidad en el ataque y no había confianza en adelantarse en el marcador. 
En el minuto 83 llegaría la jugada clave del partido en la que los barralets obtendrían un córner aparentemente positivo para ellos, pero que tras un centro demasiado cerrado de Salva Sevilla dejaría que Moyà pudiese iniciar una contra que el noruego Ødegaard construiría y finalizaría prácticamente solo, estrenándose así por fin en LaLiga Santander y obteniendo su recompensa a un gran encuentro. Los últimos 5 minutos de partido tan solo servirían para desquiciar aún más a los bermellones que nada pudieron hacer para revertir el resultado en el marcador.

MÁS EN Fútbol