Conecta con nosotros

Baloncesto

Los Warriors aspiran a prolongar la dinastía

Continuidad para seguir sumando anillos

Foto: Warriors

Todos, absolutamente todos, los equipos aspiran a derrotar a los Golden State Warriors, seguramente hartos de ver que en sus caras se ha fraguado la nueva dinastía de la NBA. Una dinastía que luce vigente y que lejos de “dejarse estar”, ha sumado nuevas piezas importantes al engranaje de su, recientemente renovado, técnico Steve Kerr.

Veamos, por un lado dejaron el equipo Javale McGee (Lakers) y Zaza Pachulia (Pistons)  Ambos hombres grandes, con rendimientos parecidos y sin lograr en ningún momento el papel de imprescindibles. De hecho Pachulia, titular durante toda la temporada, solo vio minutos basura en los play offs. En cambio los de la bahía golpearon el tablero y firmaron sorpresivamente a DeMarcus Cousins, por un valor irrisorio, y a Jonas Jerebko, en calidad de agente libre.

Manteniendo la base que obtuvo el anillo hace un par de meses, el tercero en cuatro años, es asumible que los titulares serán: Jordan Bell, Draymond Green, Kevin Durant, Klay Thompson y Stephen Curry. Equipo cuyo funcionamiento es sobradamente conocido y, aun así, el resto de equipos no logra crear la fórmula para derrotarlo en etapas decisivas. Se espera que entrada la temporada, Cousins esté disponible y ocupe el lugar de Bell, haciendo aun más temible el funcionamiento de los Warriors. Claro está, que el nivel que alcanzará “Boogie” es una apuesta, un tanto arriesgada pero con un margen de ganancia increíble. Cumplirán un papel importante jugadores de su segunda: Shaun Livington, David West, Andre Iguodala y el propio Jerebko. Elementos como Kevon Looney, Patrick McCaw (su continuidad parece próxima) y Quin Cook, seguramente tendrán la oportunidad de ganarse minutos. 

De modo que la temporada 2018-2019 debería tener a los Warriors peleando el primer lugar del 'Salvaje Oeste' y favoritos a revalidar el título, cualquier otro resultado sabrá a fracaso para esta franquicia que ha “mal acostumbrado” a sus seguidores, con temporadas increíbles, victorias a granel y anillos que van llenando los dedos de sus jugadores, imagen algo similar a aquella fotografía de un sonriente Bill Rusell.

MÁS EN Baloncesto