Conecta con nosotros

Baloncesto

Los Pacers vuelven a morir en la orilla (91-99)

Baloncesto

Los Pacers vuelven a morir en la orilla (91-99)

Segunda derrota para los de Indiana, que han tenido opciones de ganar ambos partidos pero se marchan de Boston de vacío

Foto: Meta de Pulso
Los Pacers parecen condenados a repetir la misma historia año tras año. Temporadas prometedoras, partidos al alcance de la mano y derrotas evitables. Si el año pasado fueron los Cavs quiénes les apearon, este año los Celtics les han tomado la medida.
Boston salió con más acierto que su rival y tomó la primera ventaja a base de triples. No tardaron los Pacers en entonarse desde la larga distancia y voltear el electrónico, consiguiendo hasta ocho puntos de ventaja gracias a Bogdanovic (23 puntos, 8 rebotes). Sólo el buen trabajo de los hombres de banquillo de Boston logró ajustar el marcador al final del primer cuarto: 33 a 29.


En el segundo periodo emergió la figura de Kyrie Irving, que tomó la responsabilidad ofensiva local. Los Pacers, muy serios, podrían haber tomaro buenas ventajas de no haber sidosido por la estrella de Boston. Entre él y Jayson Tatum (26 puntos)
lograron no sólo mantener a los Celtics en el partido, sino también que se fueran al descanso con una pequeña ventaja: 50 a 52.

Parecía que la igualdad se iba a mantener tras el descanso, pero los Pacers impusieron su ley. Férreos en defensa y acertados en ataque, lograron ponerse doce puntos por delante (70-58). Tuvo que ser de nuevo Irving quien mantuviera a Boston en el partido, aunque esta vez no pudo darle la vuelta al marcador y la bocina del final del tercer cuarto dejó el luminoso en 79-68. 

Un triple de Evans puso a los Pacers doce arriba. Fue un espejismo, pues los visitantes pasaron casi ocho minutos sin anotar después de esa canasta. Fallaron desde todas las posiciones posibles, incluidos tiros libres, concedieron rebotes y los Celtics lo aprovecharon. Dos triples del inconmensurable Irving (37 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias) pusieron por delante a los locales, que tuvieron que sudarno la victoria. Los Pacers lograron entrar con ventaja al último minuto de partido, pero un tapón de Horford y ub triple de Tatum allanaron el camino del triunfo. Indiana no supo responder y los tiros libres sentenciaron el encuentro: 91 a 99, 2 victorias de ventaja para Boston. 

Segunda derrota para los de Indiana, que han tenido opciones de ganar ambos partidos pero se marchan de Boston de vacío

Foto: Meta de Pulso
Los Pacers parecen condenados a repetir la misma historia año tras año. Temporadas prometedoras, partidos al alcance de la mano y derrotas evitables. Si el año pasado fueron los Cavs quiénes les apearon, este año los Celtics les han tomado la medida.
Boston salió con más acierto que su rival y tomó la primera ventaja a base de triples. No tardaron los Pacers en entonarse desde la larga distancia y voltear el electrónico, consiguiendo hasta ocho puntos de ventaja gracias a Bogdanovic (23 puntos, 8 rebotes). Sólo el buen trabajo de los hombres de banquillo de Boston logró ajustar el marcador al final del primer cuarto: 33 a 29.


En el segundo periodo emergió la figura de Kyrie Irving, que tomó la responsabilidad ofensiva local. Los Pacers, muy serios, podrían haber tomaro buenas ventajas de no haber sidosido por la estrella de Boston. Entre él y Jayson Tatum (26 puntos)
lograron no sólo mantener a los Celtics en el partido, sino también que se fueran al descanso con una pequeña ventaja: 50 a 52.

Parecía que la igualdad se iba a mantener tras el descanso, pero los Pacers impusieron su ley. Férreos en defensa y acertados en ataque, lograron ponerse doce puntos por delante (70-58). Tuvo que ser de nuevo Irving quien mantuviera a Boston en el partido, aunque esta vez no pudo darle la vuelta al marcador y la bocina del final del tercer cuarto dejó el luminoso en 79-68. 

Un triple de Evans puso a los Pacers doce arriba. Fue un espejismo, pues los visitantes pasaron casi ocho minutos sin anotar después de esa canasta. Fallaron desde todas las posiciones posibles, incluidos tiros libres, concedieron rebotes y los Celtics lo aprovecharon. Dos triples del inconmensurable Irving (37 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias) pusieron por delante a los locales, que tuvieron que sudarno la victoria. Los Pacers lograron entrar con ventaja al último minuto de partido, pero un tapón de Horford y ub triple de Tatum allanaron el camino del triunfo. Indiana no supo responder y los tiros libres sentenciaron el encuentro: 91 a 99, 2 victorias de ventaja para Boston. 

MÁS EN Baloncesto