Conecta con nosotros

Baloncesto

Los Pacers fuerzan el séptimo partido con una paliza (87-121) (3-3)

Oladipo, con un triple-doble, guió a unos Pacers que vivieron una gran noche y que sueñan con eliminar a LeBron

Fuente: Nba.com
Máxima presión anoche para los Pacers en el Bankers Life Fieldhouse: con 3-2 para Cleveland en el global de la serie, una derrota les dejaría irremediablemente fuera de los playoffs. 

Los Cavaliers empezaron inspirados desde la línea de tres puntos y empezaron marcando terreno, pero los Pacers también estuvieron acertados en ataque. Liderados por Oladipo, Collison y Thaddeus Young, los locales tomaron la iniciativa en el marcador, aunque les duró poco. En cuanto el perímetro de Cleveland volvió a activarse, los de LeBron volvieron a mandar en el luminoso, pero un tramo final excelente de los Pacers, y en concreto de Oladipo, dejó el resultado en 26 a 29 para Indiana.

Los hombres de banquillo de los Cavs se mostraron bastante menos acertados en ataque que el quinteto inicial, y además se toparon con un omnipotente Domantas Sabons liderando al baquillo de los Pacers. Hacia el final de la primera parte, los de Indiana llegaron a los diez puntos de ventaja. Liderados por el mejor Oladipo (28 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias), mantuvieron las diferencias hasta el descanso pese a la insistencia de LeBron (22 puntos): 47-57.

Tras el paso por vestuarios, el vendaval local hizo saltar en mil y un pedazos las esperanzas de los Cavs de sentenciar la serie en Indianápolis. La aparición de Bogdanovic y Myles Turner permitió a los Pacers llegar a los veinte puntos de ventaja. Poco importaron los triples de Cleveland, pues los locales supieron dar perfectamente la réplica y llegar al último cuarto con el encuentro ya decidido: 67 a 92. 

Los últimos doce minutos sirvieron para que Sabonis (19 puntos, 6 rebotes) rubricara su partidazo y el resto de suplentes, como Joseph o Stephenson, tuvieran también minutos de calidad. El encuentro terminó con una soberana paliza: 87 a 121, en un partido en el que, entre ambos equipos, anotaron 27 triples. Todo un espectáculo que ahora se trasladará a Cleveland, donde quien gane sellará su pase a la siguiente ronda de los playoffs. 

MÁS EN Baloncesto