Conecta con nosotros

Baloncesto

Los Lakers pegan un puñetazo encima de la mesa y destrozan a los Warriors (127-101)

Paliza histórica de los Lakers en el Oracle. LeBron acabó lesionado

Foto: NBA
Papá Noel nos ha regalado un partidazo el día de Navidad, dónde los Lakers han vencido cómodamente a los de la Bahía por 127-101 en una exhibición de los hombres de Luke Walton. La de anoche ha sido la mayor paliza de Lakers cuando han visitado a un vigente campeón de la NBA desde que en 1969 derrotaran a Boston por 73-108

El partido comenzaba alocado, un correcalles sin fin, el balón se movía de un lado al otro de la pista en cuestión de segundos. La cosa se mantuvo bastante pareja durante toda la primera mitad, aunque en el segundo cuarto los suplentes de los Lakers fueron los grandes protagonistas, dando a su equipo algo de ventaja al descanso.

Al comienzo de la segunda mitad, LeBron James sufre una lesión en la ingle a causa de una caída, y es sustituido de inmediato. Los locales, que estaban haciendo un baloncesto irreconocible, empezaron a activarse gracias a un par de triples de Curry y al partidazo de un protagonista Iguodala. La racha duró poco, ya que la veteranía de Stephenson y Rondo, y la brillantez de jóvenes como Kuzma o Zubac, dejan claro que el equipo puede funcionar prefectamente sin LeBron James en pista. El último cuarto fue puro trámite para los de Luke Walton, que acabaron con una ventaja de 26 puntos.

Los Lakers se quedan en una buena posición en la Conferencia Oeste (cuartos), demostrando un juego sólido y fluido, y con la inyección de moral que supone vencer a los vigentes campeones en su pabellón.

Los Warriors siguen segundos en la Conferencia, pero generando algunas dudas y dejando claro que necesitan un pivot. ¿Podrán los de Steve Kerr dar la cara en los PlayOff este año tambén? Lo que está claro es que tienen mucho trabajo por delante.

MÁS EN Baloncesto