Conecta con nosotros

Fútbol

Los futbolistas estrellados de la primera vuelta

Acabada la primera vuelta de la Liga BBVA muchas han sido las sorpresas pero muchas también las decepciones. Éste es el once de los estrellados de la liga española:

Diego López: Cierto es que el equipo no ha ayudado, pero el portero criado en la cantera del Madrid no ha respondido en Sevilla. Muy atrás quedan ya sus grandes actuaciones con el Villarreal que le permitieron jugar la Champions.

Iraola: De ser un fijo en las llamadas de Del Bosque a sufrir cada vez que le encara un extremo por su banda. El lateral diestro está sufriendo en exceso la crisis istitucional y deportiva del Athletic.

Spahic: Si el Sevilla no despega es en parte por el bajo rendimiento y fiabilidad que trasmite desde atrás. Spahic, que debería ser el mariscal de la zaga de Nervión, es su pieza más endeble.

Amorebieta: No es ni la sombra de lo que fue la temporada pasada. Lento y sin anticipación, el central venezolano del Athletic ya no impresiona como hace tan sólo unos meses cuando su solidez llevó al conjunto bilbaíno a la final de la Europa League y a la final de Copa del Rey.

Casado: Sus prestaciones no han sido buenas en el lateral zurdo del Rayo y Jémez no lo ha dudado ni un instante al mandarle al banquillo y apostar por el canterano Nacho.

Gago: Su paso por el Valencia lleva más pena que gloria. Ni destruye, ni crea juego. Se especuló con su salida a Boca en este mercado invernal por su falta de compromiso.

Essien: Que un equipo grande como el Chelsea lo ceda a otro grande como el Madrid es sintomático. Efectivamente se han cumplido esos malos presagios porque el medio ghanés ya no es el pulmón que se vio en la Premier años atrás.

Modric: Era el gran fichaje del Real Madrid para esta temporada. Costó 42 millones de euros que no ha rentabilizado. No se ha hecho un hueco en el once, aunque deje a veces destellos de su calidad.

Alexis: Sigue sin demostrar las maneras que apuntaba en el Udinese y no es titular imprescindible para Tito Vilanova. Además su estilo de juego en velocidad buscando espacios no casa mucho con el estilo de toque y posesión del Barça.

Adrián: Desde los Juegos Olímpicos no levanta cabeza y no es ni la sombra de lo que fue la temporada pasada. Sus minutos en el Atleti se han reducido y su salida está más cerca que lejos este verano.

Muniain: Iker ha perdido la chispa de antaño. Era quien ponía la magia en el equipo de Bielsa y ahora no se le ve gambetear con la alegría de años atrás.

MÁS EN Fútbol