Conecta con nosotros

Baloncesto

Los 30 puntos de Harden no son suficientes para los Rockets (109-116)

'La Barba' igualó el récord de Kobe Bryant de dieciséis partidos seguidos por encima de 30 puntos, a pesar de su histórico porcentaje desde la línea de tres (1/17)

Foto: La Sexta
Partido entre dos equipos con aspiraciones diferentes. Los hombres de Mike D’Antoni buscaban seguir escalando posiciones en el “salvaje Oeste” después del mal comienzo de temporada y aprovechando el gran momento de forma que atraviesa su estrella, “La Barba”; mientras que los Magic de Orlando querían mantenerse en la lucha por los puestos de playoff. Los Rockets salieron con la consigna de siempre: delegar en Harden todo el peso ofensivo del equipo. Sin embargo, no iba a ser una noche típica para el vigente MVP de la NBA. Tan solo anotaría en todo el partido 1 de sus 17 intentos desde el perímetro, igualando así el récord de más triples fallados en un partido en toda la historia (Damon Stoudamire, 5/21 en abril de 2005).

A pesar de todo, los texanos no renunciaron a su estilo, con cuatro jugadores abiertos y solo Capela en la pintura, saliendo de vez en cuando para apoyar a Harden en el pick and roll. Durante toda la primera parte se vio poco de las estrellas de Orlando, Nikola Vucevic y Aaron Gordon, tanto en ataque como en defensa, ya que el pívot se mostró bastante blando ante las constantes penetraciones de “La Barba”. El mayor peligro lo llevó Evan Fournier, conduciendo los contraataques y visitando varias veces la línea de tiros libres. Por su parte, Terrence Ross, entrando desde el banquillo, fue el jugador más atrevido de los Magic hasta el descanso. Sin embargo, Houston mantuvo siempre hasta el final del segundo cuarto el partido controlado, sin bajar casi nunca de los 6 puntos de ventaja.

Comenzaba el tercer cuarto y Austin Rivers seguía demostrando que su fichaje fue un acierto y que encaja a las mil maravillas en el juego de Houston. Dos triples y una canasta de dos puntos seguidos ponían a Rivers con 21 puntos al comienzo de la segunda parte. Al centrarse Orlando en defender a Harden, doblando su marca en múltiples ocasiones, los demás jugadores encontraron espacios para tirar sin presión. De este modo, House Jr. se fue hasta los 14 puntos con 4 de 6 en triples. A partir de este momento, con Capela haciendo daño en el bloqueo y continuación, Orlando se desperezó y comenzó a mover muy bien el balón y a optimizar su porcentaje de tiros de campo. Gordon se mostró muy confiado y anotó tres tiros consecutivos que lo llevaron hasta los 20 puntos. Al final del tercer cuarto el marcador señalaba 86-88 para los texanos.

En el último período comenzó el recital de Orlando que dio pie a la remontada definitiva. Tras estar todo el partido por detrás en el marcador, Vucevic, Fournier y Ross se echaron el equipo a la espalda y lo condujeron a la victoria. El gran movimiento de balón, los puntos en el poste de Nikola y la insistencia y acierto en el tiro de Terrence fueron las claves para que Orlando lograra ponerse por delante, aprovechando además que Harden seguía fallando desde el triple. Houston se vio desbordado por la movilidad de los hombres de Steve Clifford, que consiguieron un parcial de 30-21 en el último período para poner el definitivo 116-109 en el marcador.

Gran actuación en conjunto de Orlando, con Vucevic, Gordon, Fournier y Terrence Ross -desde el banquillo- liderando al equipo. Por su parte, los 38 puntos y 12 asistencias de Harden fueron insuficientes para los Rockets, sobre todo debido a su pésimo acierto en el tiro exterior, su baza más poderosa en las últimas temporadas. Houston cae hasta el sexto puesto en la Conferencia Oeste y Orlando se mantiene en la lucha por los puestos de playoff en el Este (novena posición).

MÁS EN Baloncesto