Conecta con nosotros

Community Shield

Liverpool (4) 1-1 (5) Manchester City: El campeón golpea primero

El City de Gaurdiola se impuso en el primer duelo de la temporada contra el Liverpool para levantar la Community Shield

Foto: FA

Community Shield

Liverpool1
Man. City1
Ficha técnica
Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold (Matip, 67'), Joe Gómez, Van Dijk, Robertson; Fabinho (Keita, 67'), Henderson, Wijnaldum; Salah, Firmino (Shaquiri, 79'), Origi (Oxlade-Chamberlain, 79').

Manchester City: Bravo; Walker, Stones, Otamendi, Zinchenko; Rodri, De Bruyne (Foden, 89'), David Silva (Gundogan, 61'); Bernardo Silva, Sterling, Sané (Gabriel Jesus, 13').

Goles: 0-1 Sterling (13'), 1-1 Matip (77').

Penaltis: 1-o Shaquiri (gol), 1-1 Gundogan (gol), 1-1 Wijnaldum (fallo), 1-2 Bernardo Silva (gol), 2-2 Lallana (gol), 2-3 Foden (gol), 3-3 Oxlade-Chamberlain (gol), 3-4 Zinchenko, 4-4 Salah (gol), 4-5 Gabriel Jesus (gol).

Árbitro: Martin Atkinson. Amonestó a De Bruyne (33').

Incidencias: Wembley Stadium.
El Manchester City se llevó el primer título de la temporada al imponerse al Liverpool por penaltis en la Community Shield. Los de Guardiola golpearon primero y fueron por delante durante una hora, pero no fueron capaces de aumentar la renta. El Liverpool culminó un gran segundo tiempo con el gol del empate e incluso pudo obrar la remontada en un par de ocasiones en el tiempo de descuento. Ya en los penaltis, el conjunto de Manchester se impuso gracias a un acertado Claudio Bravo.

Jurgen Klopp apostó por un once de gala en el que solo faltaba Sadio Mane. Por su parte, Guardiola se las ingenió en ataque, poniendo a Sterling como delantero centro ante la falta de kilómetros de Agüero y Gabriel Jesus, recién llegados de las vacaciones tras la Copa América.

El encuentro arrancó con un intercambio de golpes. La tuvo primero los 'citizens' en las botas de Leroy Sané, que probó un disparo que salió muy cerca de palo después de un robo de Sterling. La respuesta del Liverpool no se hizo esperar. Firmino lo buscó con un disparo blando a las manos de Claudio Bravo. Poco después sería Mohamed Salah el que lo intentó con disparo cruzado que no encontró portería.

El Liverpool falló dos, pero el Manchester city no perdonó la segunda. Cuando la mala suerte se cebaba con los "sky blues" por la lesión de Sané, Sterling abrió la lata al cazar un balón en el centro del área para batir a bocajarro a Alisson.

Los pupilos de Guardiola se gustaron con el marcador a favor y buscaron aumentar la ventaja con un centro desde banda derecha que interceptó el guardameta del Liverpool. Los 'Reds' trataron de buscar el empate por medio de un Salah que se mostró fallón de cara a puerta. Sterling a punto estuvo de conseguir su doblete particular con un potente disparo en el área que atajó Alisson. Con el paso de los minutos, el Liverpool volvió a convertir el partido en un duelo de ida y vuelta, buscando la banda derecha de Salah para generar las mejores aproximaciones. Si Salah volvía loca a la defensa del City, Sterling traba de hacer lo propio con la del Liverpool, pero el marcador no se movió antes del descanso.

Tras el intermedio, el Liverpool se libró de milagro del segundo gol. Sterling se plantó en un mano a mano frente a Alisson, pero su disparo raso se estrelló en la cepa del palo derecho de la portería. La polémica llegó a Wembley a pasados diez minutos del segundo tiempo. En un saque de esquina, Van dijk remató en el centro del área un balón que se estrelló en el larguero y cayó a la línea de gol, dejando la duda de si había entrado por completo. Martin Atkinson no señaló nada a pesar de las quejas de los jugadores del Liverpool. Poco después, Salah volvió a besar el palo de la portería de Bravo.

Llegando a la hora de juego, Sterling volvió a desperdiciar otro mano a mano contra Alisson al dormirse antes de tirar, lo que aprovechó el meta brasileño para hacerse con la pelota. Las urgencias del resultado forzaron al Liverpool a ganar metros. Klopp movió el banquillo, retirando a Alexander-Arnold y Fabinho por Matip y Naby Keita. Salah continuaba siendo la mayor amenaza del Liverpool, pero no era capaz de perforar la meta de Bravo. Los de Jurgen Klopp encontraron el premio del empate a poco menos de 20 minutos para el final. Joel Matip, que acababa de entrar en el campo, devolvió las tablas al marcador con remate de cabeza en boca de gol tras un gran pase picado de Van Dijk.

El empate dio más alas al Liverpool, que se volcó a por la remontada. En unos últimos minutos de infarto, Salah tuvo el gol a escasos centímetros, al aprovechar una mala colocación de Bravo para internarse en área. El primer disparo lo taponó Stones, pero el segundo, un ramate de cabeza, iba directo al fondo de la red si no fuese por la intervención in extremis de Kyle Walker para despejarla de chilena. En la última jugada del descuento, Bravo detuvo un disparo raso al palo corto de Shaquiri. Esa última intervención del chileno envió el partido a los penaltis.

El Liverpool comenzó lanzando. Shaquiri se encargó de abrir la lata en la tanda, pero Gundogan igualó. El fallo llegó en el segundo penalti. Claudio Bravo detuvo la pena máxima de Wijnaldum y Bernardo Silva aprovechó para meter su lanzamiento y poner por delante al City. Lallana volvió a meter a los 'reds' en la tanda, pero Phoden no se puso nervioso y mantuvo la ventaja de los 'citizens'. Tampoco le pudo la presión a Oxlade Chamberlain para batir a Bravo y manter las esperanzas del Liverpool. El City se mantuvo por delante gracias a Zinchenko. Salah convirtió el último penalti del Liverpool, pero lo mismo hizo Gabriel Jesus para darle la victoria y el título al Manchester City.

MÁS EN Community Shield