Conecta con nosotros

Atlético de Madrid

Leganés 0-1 Atlético de Madrid: El Cholo se estrena en Butarque con una victoria de oficio

El Atlético derrotó por la mínima al Leganés con un tanto de Vitolo y ya es colíder

Foto: Atleti


LaLiga Santander-Jornada 2

Leganés0
Atlético1
Ficha técnica
Leganés: Juan Soriano; Rosales, Tarín (Bustinza 28’), Omeruo (Arnáiz 77’), Siovas, Jonathan Silva; Roque Mesa, Rubén Pérez, Eraso (Avilés 77’); Braithwaite, En-Nesyri.

Atlético: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Hermoso (Vitolo 60’); Koke, Thomas (Llorente 70’), Saúl, Lemar (Felipe 89’); Joao Félix, Morata.

Goles: 0-1 Vitolo (71’).

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Comité Territorial del País Vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Eraso (23’), a Rosales (34’), a Jonathan Silva (73’) y a En-Nesyri (90’) por parte del Leganés; y a Hermoso (52’), a Thomas (62’), a Llorente (80’), a Vitolo (85’) y a Koke (90’) por parte del Atlético.

Incidencias: Estadio Municipal de Butarque (Leganés, Madrid). 11742 espectadores.
Tras un disputadísimo derbi madrileño, el Atlético perpetuó su buen momento de forma y venció a domicilio al Leganés con un resultado de 0-1. Vitolo en la segunda mitad anotó el único tanto de un encuentro trabado, en el que el conjunto rojiblanco sudó tinta para llevarse el gato al agua. Esta es la primera victoria de Simeone en Butarque, ya que en las tres anteriores visitas al feudo pepinero no pudo pasar del empate. 

Ambos conjuntos afrontaban el choque con algunas variantes en sus habituales onces. En el equipo local entraba en escena el joven guardameta de 22 años Juan Soriano. El arquero cedido por el Sevilla tuvo la misión de sustituir al “Pichu” Cuéllar, que se quedó fuera por lesión. Por su parte, la disposición del Atlético contaba con la novedad de Mario Hermoso, en sustitución del sancionado Renan Lodi.

Fue el equipo de Simeone el que se hizo con las riendas del encuentro desde su inicio, buscando la posesión del balón. Fue interesante ver el 3-5-2 que el Cholo propuso en el césped de Butarque, usando a Savic, Giménez y Hermoso de centrales y a Trippier y Saúl de carrileros, en detrimento del habitual 4-4-2. Esto derivó en una superioridad de efectivos rojiblancos en el centro del campo, lo que hacía previsible la aparición de espacios en la zaga pepinera. Pero nada más lejos de la realidad.

Se intuía un partido espeso y trabado ante un equipo tan rocoso como el Leganés, y así fue. La clarísima oportunidad de Morata en el minuto 2 precedida de un error de Omeruo fue tan solo un espejismo. Tras un buen pase filtrado de Lemar y un toque de primeras de Koke, el ariete madrileño no acertó a mandar el balón al fondo de las mallas y su disparo salió desviado por centímetros.

Después de esta intentona, el Atleti siguió trabajando para hallar resquicios por los que colarse ante un Lega parapetado atrás sin ofrecer una sola fisura. El equipo del sur de Madrid no pasaba excesivos apuros, aunque se vio obligado a realizar el primer cambio del encuentro en el minuto 28 de la primera mitad. Rodrigo Tarín se lesionó y Pellegrino lo sustituyó por Bustinza.

A pesar de la sustitución, nada cambió en la idea del Lega sobre el campo. Sin embargo, a punto estuvo de nuevo Morata de poner el primer tanto en el marcador. El ex del Chelsea no logró conectar de forma certera un excepcional envío de Trippier desde atrás y su remate, muy blandito, fue respondido de forma solvente por Soriano. Por su parte, el Leganés tuvo su ocasión más clara por medio de una pugna de Rosales con Oblak, de la que el meta esloveno salió mal parado y se hizo daño en el choque con el venezolano, aunque pudo continuar en el partido sin problemas. Sin mucho más que destacar en cuanto a ocasiones de gol, concluyó el primer acto en Butarque.

El panorama cambió de forma exponencial tras la reanudación, con los dos equipos conscientes de la necesidad de anotar un gol para ganar el partido. Las dos primeras ocasiones llegaron de la mano del Atlético de Madrid. Primero Morata intentó, tras encarar a Soriano, asistir a Joao Félix, aunque sin éxito; después, fue el luso el que no pudo marcar tras un remate de volea por encima del larguero.

Tras este ímpetu rojiblanco, el conjunto local reaccionó de forma inmediata, y a punto estuvo de adelantarse tras un espectacular disparo de falta de Jonathan Silva que se estrelló en el travesaño. El partido se rompió, y solo un minuto después Roberto Rosales envió al palo un balón contra su propia portería intentando despejar un centro rojiblanco. Sin tregua, un desajuste en la zaga del Atlético estuvo a punto de adelantar al Leganés en el marcador.

El partido estaba más abierto que nunca, y quizás los de Simeone atravesaban sus momentos más complicados. Y justo ahí, llegó tanto rojiblanco tras una buena jugada colectiva. Koke filtró un pase a Joao Félix, tras un gran desmarque. El joven crack portugués encaró, caracoleó, atrajo defensas y vio otro gran movimiento de ruptura de Vitolo. El canario realizó un magnífico control orientado y definió al segundo palo, poniendo un balón imposible para Soriano y el primer tanto en el marcador.

Una de las grandes virtudes del Atlético es administrar ventajas, y a eso se limitó hasta el final del encuentro. Aunque tuvo otra gran ocasión por medio de Morata, que desperdició un mano a mano ante el guardameta pepinero, se dedicó a conservar el gran botín que suponía esta victoria por la mínima tras un partido tan complicado. El Lega, con más corazón que cabeza, intentó empatar el encuentro sin éxito.

De este modo, el Atlético acabó con una racha de tres empates consecutivos en Butarque y cuenta sus dos partidos ligueros por victorias, compartiendo el liderato de la clasificación con el Sevilla, ambos con seis puntos. El Leganés, por su parte, sigue sin sumar ni un solo punto e intentará estrenar su casillero la próxima semana en el Villamarín contra el Betis. El Atlético, por otro lado, recibirá en el Metropolitano al Eibar.

MÁS EN Atlético de Madrid