Conecta con nosotros

Celta

Huesca 3-3 Celta: Tablas en un partido loco

El cuadro olívico salva un punto en El Alcoraz en un partido que en el que llegó a ir ganando 0-2

Foto: Huesca


LaLiga Santander-Jornada 30

Huesca3
Celta3
Ficha técnica
Huesca: Santamaría; Yangel Herrera (Enric Gallego, min.57), Etxeita, Mantovani, Pulido, Galán; Moi Gómez , Musto  (Ferreiro, min.35), Rivera ; “Chimy” Avila  (Melero, min.76) y “Cucho” Hernández .

Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral, Hoedt , Olaza ; Brais Méndez (Boudebouz, min.20), Okay, Lobotka, Boufal (Jozabed (-), min.90); Iago Aspas  (Emre Mor (-), min.82) y Maxi Gómez.

Goles: 0-1. min.14. Brais Méndez; 0-2. min.57. Iasgo Aspas; 1-2. min.63. Enric Gallego; 2-2. min.71. “Chimy” Ávila; 3-2. min.73. Pulido; 3-3. min.81. Boudebouz.

Arbitro: Cordero Vega (Comité Cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Pulido y Etxeita y a los visitantes Brais Méndez, Emre Mor y Olaza.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima jornada de Liga disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca ante 6.552 espectadores.
Tablas en el marcador en un encuentro en el que ningún equipo consiguió dominar con solvencia. El Celta toma aire para la recta final de la competición mientras que el Huesca ve muy complicado aferrarse a la permanencia. 

El partido comenzaba con la posesión repartida para ambos equipos. El balón no tenía dueño y se sucedían jugadas aisladas. En el minuto 11 del encuentro, tras un centro desde la banda derecha, Maxi Gómez remató el esférico colocándolo en el fondo de la red, pero el árbitro señaló fuera de juego. Aún así el Celta siguió dominando y, tras una gran jugada por la banda izquierda entre Lobotka y Aspas, el 10 celtiña le dejó un balón perfecto a Brais al borde del área para adelantar al equipo gallego en el marcador. Era el 0-1 para el Celta. 

 El autor del gol, Brais Méndez, salía lesionado en el minuto 20 y daba paso a Boudebouz. Según pasaban los minutos el Celta se gustaba más. Los vigueses dominaban sin excesivo peligro ante la escasa presión del equipo local. El Huesca lo intentaba pero la defensa celeste se mostraba férrea. Tras un centro por la banda izquierda al segundo palo, Pulido mandaba el esférico por encima del larguero. El conjunto altoaragonés empezó a dominar el encuentro en la recta final del primer tiempo, creando peligro constante por el costado izquierdo. El Celta también contaba con ocasiones y Boudebouz, al filo del descanso, en un gran disparo desde la frontal derecha del área, golpeaba el esférico contra el larguero. 

En la reanudación, el encuentro continuaba como terminó, ambos equipos contaban con ocasiones y en un saque escorado de falta, el cancerbero celeste sacaba un gran balón ante un potente remate de Etxeita. El Huesca era ligeramente superior pero fue el Celta, fue Iago Aspas quien encontró un balón en el área rival hacía el 0-2 en un gran disparo cruzado.

Aún así, el Huesca continuó dominando y tras un gran centro desde la banda izquierda y una dejada al interior del área, Enric Gallego ponía el 1-2 con un remate acrobático. El partido se volvía loco. Ambos equipos disponían de ocasiones. El equipo local avisaba y en una jugada enrevesada en el centro del área Chimy hacía el 2-2 y tan solo dos minutos después, los oscenses, insaciables tras la reanudación, le dieron la vuelta al encuentro con un gol de Pulido tras otra jugada rechazada dentro del área. 

El Huesca le daba la vuelta al encuentro y ponía al Celta en jaque. Aún así, el equipo gallego, en un arreón por la permanencia, conseguía el empate con una excelente jugada por la banda derecha de Aspas que asistía a Boudebouz al centro del área. Era el 3-3.  Tras el gol, ambos equipos dispusieron de numerosas ocasiones para llevarse el encuentro pero sin resultado. Terminaba un partido loco en el que los dos equipos, ambos en zona de descenso, lucharon sin cuartel. 

El Celta de Vigo, de más a menos durante el encuentro, consigue un escaso punto que le da aire pero no lo saca del descenso. Por otro lado, el Huesca, tras una muy buena segunda parte, se va con sabor agridulce pues cada vez ve más lejana la permanencia.

MÁS EN Celta