Conecta con nosotros

Crónicas

Gimnástic 1-0 Osasuna: El Nástic triunfa en el partido de los despropósitos

El Gimnástic de Tarragona consiguió la primera victoria de la temporada tras doblegar a un pobre CA Osasuna, en un partido marcado por los continuos errores de ambos equipos

Fuente: @CAOsasuna

LaLiga 1|2|3-Jornada 5

Nástic1
Osasuna0
Ficha técnica
Nàstic. Becerra, Iván López, Albentosa, Cadamuro, Abraham (Djetei, 62’), Fali, Javi Márquez (Rocha, 61’), Sebas Coris, Tete, Luis Suárez (Uche, 72’) y Manu del Moral.

Osasuna. Rubén, Nacho Vidal, Oier, Xisco (David Rodríguez, 12’), Clerc, Rubén García, Unai García, Lillo, Brandon (Kike Barja, 75’), Íñigo Pérez y Aridane (Roberto Torres, 81’).

Gol: 1-0, Manu del Moral (78’).

Árbitro. Iglesias Villanueva (C. Gallego). Amonestó con cartulina amarilla a Albentosa, Abraham, Fali, Aridane,

Incidencias. Nou Estadi de Tarragona.
El Gimnástic de Tarragona logró imponerse al CA Osasuna en el Nou Estadi, consiguiendo así su primera victoria de la temporada. Por su parte, Osasuna encadenó sus tercera derrota en tres partidos como visitante, confirmando las malas sensaciones que viene dejando el equipo de Arrasate cuando juega lejos del Sadar.

El partido comenzó con un Nástic muy ofensivo, dispuesto a brindarle una alegría a su afición, y Osasuna se encontró con la lesión de Xisco nada más empezar, que fue sustituido por un intrascendente David Rodríguez. Sin embargo, con el paso de los minutos Osasuna comenzó a adueñarse del partido, especialmente gracias a su verticalidad. De esta manera, tanto Rubén García en un mano a mano, como Brandon (el mejor rojillo hoy) en repetidas internadas, causaron peligro a la portería de Isaac Becerra. En todo caso, la primera parte estuvo bastante igualada y con pocas ocasiones claras para ambos bandos.

En la segunda parte comenzó el descontrol. Osasuna empezó muy fuerte, con varios remates peligrosos en los primeros minutos, tanto de David como de Brandon. Sin embargo, tras un choque de cabezas entre Fali y Abraham, el partido cambió radicalmente. El Nástic, ante la adversidad, derrochó carácter, y comenzó a dominar a un irreconocible Osasuna, con múltiples errores defensivos (especialmente graves los de Rubén y Aridane). En todo caso, el conjunto local tampoco transmitía mucha seguridad en defensa, y el partido se convirtió en un correcalles.

Así, en el minuto 78, Manu del Moral cazó un pase en profundidad en la frontal del área y, ante la pasividad de Aridane, definió perfectamente por el palo de Rubén. De esta manera, el Nástic se adelantaba en el marcador cuando mejor estaba jugando, para el delirio de una afición resguardada de la intensa lluvia.

Finalmente, en los últimos minutos apretó Osasuna a base de centros laterales que no encontraron rematador, fundamentalmente gracias al buen hacer de Becerra.

De esta manera, el Gimnástic de Tarragona conseguía su primera victoria de la temporada y suma 4 puntos, los mismos que un Osasuna que deja pésimas sensaciones fuera de casa.

MÁS EN Crónicas