Conecta con nosotros

Crónicas

Getafe CF 3-0 RCD Espanyol: Apagón perico

Crónicas

Getafe CF 3-0 RCD Espanyol: Apagón perico

Tercera derrota consecutiva que desmitifica el fulgurante inicio del cuadro espanyolista

Fuente: Twitter Getafe C.F.

LaLiga Santander-Jornada 37

Getafe0
Espanyol0
Ficha técnica
Getafe: Soria; Damián Suárez, Djené, Bruno, Antunes; Foulquier (Portillo, min. 54), Arambarri (Cristóforo, min. 87), Maksimovic, Amath; Jaime Mata (Ángel, min. 76) y Jorge Molina.

Espanyol: Diego López; Javi López, Duarte (Melendo, min. 66), Hermoso, Dídac Vilá; Hernán Pérez (Baptistao, min. 71), David López, Darder, Granero; Piatti (Puado, min. 71) y Borja Iglesias.

Goles: 1-0, min. 56: Jorge Molina; 2-0, min. 65: Jaime Mata; 3-0, min. 80: Antunes.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Amath (min. 19), Maksimovic (min. 21) y Jaime Mata (min. 58) por parte del Getafe y a Hernán Pérez (min. 14) y a Diego López (min. 77) por parte del Espanyol.

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante 9.287 espectadores.
Primer episodio de vacas flacas el que está viviendo el RCD Espanyol en esta edición de LaLiga Santander: los dolorosos tropiezos frente a Sevilla y Girona habían hecho saltar ligeramente las alarmas en Cornellà-El Prat. Pero después de lo visto esta tarde en el Coliseum Alfonso Pérez, ya es oficial que la parroquia perica está muy tocada anímicamente. Y a pesar de los avisos de Rubi en la previa del partido, el Getafe no ha sido el bálsamo que curase las heridas. Derrota contundente por 3-0 en un partido que certifica la vital importancia de Marc Roca en la organización del equipo; sin él el equipo no carburó en ningún momento y la solución del técnico catalán tampoco fue la mejor... La entrada de Óscar Duarte en la defensa y la colocación de David López como centrocampista comportó en mayor medida el abultado resultado.

El encuentro estuvo muy enrarecido al principio y marcado principalmente por las protestas en el minuto 12 de los aficionados getafenses: toda la grada del Coliseum abucheó y mostró pañuelos en señal de disconformidad con el criterio de algunos responsables del VAR a la hora de interpretar ciertas jugadas polémicas. Esta irritación se explica con el penalti no señalado a Mata la jornada pasada en el último minuto y el hecho que ni el árbitro Iglesias Villanueva ni González González, encargado del Videoarbitraje, pidieran una revisión de la jugada que hubiera supuesto la victoria en San Mamés. Entrando en lo meramente deportivo, muy poco a destacar de ambos conjuntos durante los primeros 45 minutos; los primeros veinticinco fueron de claro dominio azulón, que sometió a un Espanyol ramplón y sin ideas. A pesar de mejorar ligeramente en el segundo tercio, el cuadro de Rubi sólo disparó una vez con cierto peligro, cuando Hermoso quiso sorprender desde medio campo al guardameta Soria, pero el balón salió fuera de sus dominios.

En la segunda parte, el Espanyol se asemejó más a las torres de iluminación del estadio, palpitantes e imprecisas, y sufriendo las constantes acometidas por la banda de un Javi López totalmente superado. Aun así, el primer tanto no llegó por su banda sino fruto de un grave error de marcaje de Duarte, que deja con espacio a Jorge Molina para que reciba tranquilamente en área el pase en largo de Damián, se la coloque a la pierna izquierda y engatille al palo corto de la portería de Diego López en el minuto 56. Ahora bien, las desgracias no vienen solas y si no que se lo digan a Mario Hermoso, que en el 65 intenta sortear a Arambarri en campo propio con un caño y éste le roba el balón, con el que circula sin oposición hasta llegar al área para dejarle en bandeja el gol a Jaime Mata. Un nuevo gol del artillero madrileño, que ya suma 5 en Liga y poco a poco se va asemejando al Pichichi de LaLiga 123 de la temporada pasada; sin duda alguna, Mata salió vencedor del duelo de artilleros que le enfrentaba a Borja Iglesias, al que el conjunto espanyolista le echó mucho en falta y que no pudo certificar la 6ª jornada seguida marcando. 

Ni la entrada de hombres de refresco como Baptistao o Puado animaron al conjunto catalán a recortar distancias, que se veía sobre el campo como un fiel reflejo del Espanyol que tanto decepcionó el año pasado. Para acabar de redondear las catastróficas desdichas madrileñas, un disparo lejano de Antunes se introduce en la meta espanyolista después de rebotar en la cintura de David López a falta de 10 minutos para el final. Un resultado muy justo y que explica fielmente el papel del equipo de Rubi en esta fría tarde de sábado.

La única solución que tiene ahora mismo el equipo para sobreponerse a este apagón de juego es el reseteo:  una buena piedra de toque será el compromiso copero del próximo martes contra el Cádiz. La clasificación para octavos supondría un importante impulso anímico de cara al derbi y al duro calendario hasta Navidades, donde le enfrentará a Betis y Atlético de Madrid.

Tercera derrota consecutiva que desmitifica el fulgurante inicio del cuadro espanyolista

Fuente: Twitter Getafe C.F.

LaLiga Santander-Jornada 37

Getafe0
Espanyol0
Ficha técnica
Getafe: Soria; Damián Suárez, Djené, Bruno, Antunes; Foulquier (Portillo, min. 54), Arambarri (Cristóforo, min. 87), Maksimovic, Amath; Jaime Mata (Ángel, min. 76) y Jorge Molina.

Espanyol: Diego López; Javi López, Duarte (Melendo, min. 66), Hermoso, Dídac Vilá; Hernán Pérez (Baptistao, min. 71), David López, Darder, Granero; Piatti (Puado, min. 71) y Borja Iglesias.

Goles: 1-0, min. 56: Jorge Molina; 2-0, min. 65: Jaime Mata; 3-0, min. 80: Antunes.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Amath (min. 19), Maksimovic (min. 21) y Jaime Mata (min. 58) por parte del Getafe y a Hernán Pérez (min. 14) y a Diego López (min. 77) por parte del Espanyol.

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante 9.287 espectadores.
Primer episodio de vacas flacas el que está viviendo el RCD Espanyol en esta edición de LaLiga Santander: los dolorosos tropiezos frente a Sevilla y Girona habían hecho saltar ligeramente las alarmas en Cornellà-El Prat. Pero después de lo visto esta tarde en el Coliseum Alfonso Pérez, ya es oficial que la parroquia perica está muy tocada anímicamente. Y a pesar de los avisos de Rubi en la previa del partido, el Getafe no ha sido el bálsamo que curase las heridas. Derrota contundente por 3-0 en un partido que certifica la vital importancia de Marc Roca en la organización del equipo; sin él el equipo no carburó en ningún momento y la solución del técnico catalán tampoco fue la mejor... La entrada de Óscar Duarte en la defensa y la colocación de David López como centrocampista comportó en mayor medida el abultado resultado.

El encuentro estuvo muy enrarecido al principio y marcado principalmente por las protestas en el minuto 12 de los aficionados getafenses: toda la grada del Coliseum abucheó y mostró pañuelos en señal de disconformidad con el criterio de algunos responsables del VAR a la hora de interpretar ciertas jugadas polémicas. Esta irritación se explica con el penalti no señalado a Mata la jornada pasada en el último minuto y el hecho que ni el árbitro Iglesias Villanueva ni González González, encargado del Videoarbitraje, pidieran una revisión de la jugada que hubiera supuesto la victoria en San Mamés. Entrando en lo meramente deportivo, muy poco a destacar de ambos conjuntos durante los primeros 45 minutos; los primeros veinticinco fueron de claro dominio azulón, que sometió a un Espanyol ramplón y sin ideas. A pesar de mejorar ligeramente en el segundo tercio, el cuadro de Rubi sólo disparó una vez con cierto peligro, cuando Hermoso quiso sorprender desde medio campo al guardameta Soria, pero el balón salió fuera de sus dominios.

En la segunda parte, el Espanyol se asemejó más a las torres de iluminación del estadio, palpitantes e imprecisas, y sufriendo las constantes acometidas por la banda de un Javi López totalmente superado. Aun así, el primer tanto no llegó por su banda sino fruto de un grave error de marcaje de Duarte, que deja con espacio a Jorge Molina para que reciba tranquilamente en área el pase en largo de Damián, se la coloque a la pierna izquierda y engatille al palo corto de la portería de Diego López en el minuto 56. Ahora bien, las desgracias no vienen solas y si no que se lo digan a Mario Hermoso, que en el 65 intenta sortear a Arambarri en campo propio con un caño y éste le roba el balón, con el que circula sin oposición hasta llegar al área para dejarle en bandeja el gol a Jaime Mata. Un nuevo gol del artillero madrileño, que ya suma 5 en Liga y poco a poco se va asemejando al Pichichi de LaLiga 123 de la temporada pasada; sin duda alguna, Mata salió vencedor del duelo de artilleros que le enfrentaba a Borja Iglesias, al que el conjunto espanyolista le echó mucho en falta y que no pudo certificar la 6ª jornada seguida marcando. 

Ni la entrada de hombres de refresco como Baptistao o Puado animaron al conjunto catalán a recortar distancias, que se veía sobre el campo como un fiel reflejo del Espanyol que tanto decepcionó el año pasado. Para acabar de redondear las catastróficas desdichas madrileñas, un disparo lejano de Antunes se introduce en la meta espanyolista después de rebotar en la cintura de David López a falta de 10 minutos para el final. Un resultado muy justo y que explica fielmente el papel del equipo de Rubi en esta fría tarde de sábado.

La única solución que tiene ahora mismo el equipo para sobreponerse a este apagón de juego es el reseteo:  una buena piedra de toque será el compromiso copero del próximo martes contra el Cádiz. La clasificación para octavos supondría un importante impulso anímico de cara al derbi y al duro calendario hasta Navidades, donde le enfrentará a Betis y Atlético de Madrid.

MÁS EN Crónicas