Conecta con nosotros

Croacia

Francia 4-2 Croacia: Griezmann y Mbappé dan la segunda estrella a Francia

No hubo campanada y 'Les Bleus' relevan a Alemania como Campeones del Mundo

Foto: TNT Sports LA


Rusia 2018 - Final

Francia4
Croacia2
Ficha técnica
Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Pogba, Kanté (N'Zonzi, 54'), Matuidi (Tolisso, 72'); Griezmann, Mbappé, Giroud (Fekir, 81').

Croacia: Subasic; Vrslajko, Lovren, Vida, Strinic (Pjaca, 81'); Brozovic, Rakitic, Modric; Rebic (Kramaric, 70'), Perisic, Manduzkic. 

Goles: 1-0 Mandzukic (pp) (18’), 1-1 Perisic (28'), 2-1 Griezmann (p) (38'), 3-1 Pogba (59'), 4-1 Mbappé (65'), 4-2 Mandzukic (69').

Árbitro: Néstor Pitana (ARG). Amonestó a Kanté (27'), Lucas Hernández (40') y Vrsaljko (92').

Incidencias: Partido correspondiente a la final del Mundial 2018 disputado en el estadio Luzhniki (Moscú). 
Se acabó el Mundial. Un Mundial en el que ha habido sorpresas en todas las fases, menos en la Final. Francia es la nueva Campeona del Mundo, recogiendo el testigo de Alemania, tras derrotar con contundencia a una Croacia que mereció más pero que llegó sin fuerzas al tramo final. Mandzukic en propia puerta adelantó a Francia, que vio cómo Perisic empataba el partido para, poco después, regalar a 'Les Bleus' un penalti que Griezmann transformaría para adelantar de nuevo a los 'gallos'. Ya en la segunda parte, Pogba y Mbappé sentenciaron, y Mandzukic dio un halo de esperanza a los suyos tras aprovechar un regalo de Lloris.

Fue Croacia la que comenzó la Final con una mayor iniciativa, pisando campo rival, mientras 'Les Bleus' preferían esperar para buscar la contra con la velocidad de Griezmann y Mbappé. Sin embargo no fue al contragolpe, sino a balón parado (una vez más) como se adelantó Francia en el marcador. El colegiado argentino señaló una inexistente falta sobre Griezmann, y fue el propio atlético quien botó la falta, buscando un centro que desvió Mandzukic hacia su propia portería. Sin apenas haber rematado hasta entonces, los de Deschamps ya iban ganando.

No tardaron en aparecer el orgullo croata... y Perisic. También a balón parado, centro de Modric que prolonga Vrsaljko primero y Vida después, para que Perisic recoja el balón, recorte, y fusile a Lloris con un zurdazo para igualar la Final. Y en solo unos minutos, Perisic pasó de héroe a villano, cuando desvió con la mano el balón dentro del área y regaló un penalti a Francia. Griezmann tomó la responsabilidad desde los once metros, se preparó... y no falló. Engañó a Subasic y de nuevo Croacia por detrás en el marcador. La suerte estaba claramente del lado francés, que se había encontrado con dos regalos en forma de gol en propia puerta, y un penalti de Perisic más que evitable. 

Croacia no se vino abajo, y siguió con el mismo guión pese a los dos mazazos sufridos. Vida tuvo la última de la primera parte, con un cabezazo a centro de Modric que no encontró portería. Se llegó al descanso con la sensación de que el resultado era más injusto que otra cosa.

La segunda parte comenzó de nuevo con una Croacia ofensiva, que avisó pronto con un potente disparo de Rebic solventado por Lloris con una gran parada. Respondió con un veloz contraataque Francia en el que Mbappé se plantó delante de Subasic, pero un poco escorado, lo que facilitó la parada del guardameta croata. Unos minutos después, no pudo volver a salvar a su equipo Subasic. Griezmann se la da de cara a Pogba que estrella su disparo en la defensa croata, recoge el rechace, y a la segunda sí logra batir la portería de Croacia. Gol para sentenciar prácticamente el torneo con la 'Ley del mínimo esfuerzo'. 

Los balcánicos no se habían repuesto del tercer mazazo... cuando recibieron el cuarto. Mbappé recibe en la frontal, y sorprende a Subasic con un disparo seco y raso para sellar definitivamente el Mundial. O eso parecía. Porque Mandzukic volvió a darle algo de emoción al encuentro, con la colaboración de Lloris. Umtiti retrasa para el portero francés, que se equivoca en el pase y Mandzukic pone sin querer el 4-2. Ese gol del bianconero parecía animar un poco a una Croacia que se resistía a dar por perdida la Final. Pero las piernas pesaban, y es que llegaban al partido con tres prórrogas seguidas en su haber. La afición francesa ya festejaba su segunda estrella. Pitana decretó el final del partido. El final del sueño de un pequeño país, llamado Croacia.



MÁS EN Croacia