Conecta con nosotros

Barcelona

FC Barcelona 2-2 Valencia CF. Una tregua con amago de remontada

El Valencia desaprovecha una ventaja de dos goles y empata ante un Barça que quiso más

Foto vía Twitter FC Barcelona


























LaLiga Santander-Jornada 22

Barcelona2
Valencia2
Ficha técnica
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo(Jordi Alba, 46'), Piqué, Vermaelen, Sergi Roberto; Rakitic, Vidal, Aleña (Arthur, 65'); Coutinho (Malcom, 83'), Messi y Luiz Suarez.

Valencia CF: Neto; Piccini, Garay, Paulista, Gayà; Wass, Parejo, Coquelin (Kondogbia, 72'), Cheryshev; Gameiro (Ferran, 40') y Rodrigo (79')

Goles: 0-1 Gameiro (24'), 0-2 Parejo (32'), 1-2 Messi (p.)(39'), 2-2 Messi (64')

Arbitro: Alberto Undiano Mallenco amonestó a Sergi Roberto (39'), Jordi Alba (90+2)

Incidencias: Partido disputado en el estadio del Camp Nou con capacidad para 99.354 espectadores
El partido comenzó del lado che, con hasta dos goles de ventaja ante un Barça que salió adormecido, pero despertó de la mano de un Messi enchufado que logró el empate y buscó la remontada pero se tuvo que conformar con un empate que, sobre el papel, pareció lo más justo.

La alineación planteada por Valverde estaba lejos de parecerse a la de gala, con las bajas de Jordi Alba o Busquets Aleña y Sergi Roberto salían a escena, enfrente un Valencia con un equipo casi titular en el que solo se echaba de menos a un Gayà que se lesionaba antes de llegar a la cita. Los 22 protagonistas ya estaban listo para un partido que históricamente no defrauda. 

Salida en tromba del Valencia que veía como su primera ocasión llegaba antes de cumplir los primeros 5 minutos de juego, eléctrica salida de los de Marcelino que culminaban con un potente disparo de Parejo que en primera instancia detenía Ter Stegen con un paradon para que después fuera el poste el que repeliese el tiro de Cheryshev, los visitantes empezaban fuertes.

Con las aguas ya calmadas el Barça tomaba el timón del partido y zarandeaba al Valencia de lado a lado con eternas posesiones que embotellaban al conjunto che, echado atrás y a la espera de robar el balón para salir al contragolpe y tratar de pillar al conjunto culé desprevenido, los estilos antagonistas del fútbol por excelencia.

Y la fórmula dió sus frutos, Parejo arrebataba el esférico a Messi, con posible falta, y proyectaba el contraataque personificado en la figura de Rodrigo, el ariete hispano brasileño tiraba de zancada y recorría a toda velocidad los metros que le separaban del área contraria, pase espectacular para Gameiro y este la cruzaba a la perfección para adelantar a los del Túria.

Al Barça se le sumaban los problemas, tras un golpe entre Pique y Gameiro los dos tenían que salir fuera del campo para ser atendidos, en esos momentos de anormalidad el Valencia colgaba un balón a la caja, Sergi Roberto agarraba a Wass y Undiano Mallenco pitaba penalti y Parejo se encargaba de transformarlo y poner tierra de por medio.

Pero poco iba durar la ventaja de dos goles, bordeando el descanso Lato cometía un penalti torpe sobre Semedo que no dejaba lugar a dudas, Messi se encargaba de transformar la pena máxima y de nuevo reducir la distancia a tan solo un gol y llegar con eso al descanso de un partidos que no esta dejando indiferente a nadie, 1-2 y toda la segunda parte por delante.

La reanudación del partido comenzó con el campo inclinado hacía la portería de Neto, con la figura de Messi en el centro del juego culé, el argentino creía en la remontada y lo ponía de manifiesto pidiendo una y otra vez el balón, al Valencia se le iba a hacer muy largo el partido sino adelantaba las líneas, tan atrás frente al Barça en el Camp Nou se podía convertir en una odisea.

Como no podía ser otra cosa acabó por suceder lo que quisó el "10", cuando el Valencia se empezaba a desperezar, incluso llegó a disfrutar de dos ocasiones clara, pero cuando Messi agarró el balón con espacio en la frontal en el Camp Nou se hizo el silencio, sacó la zurda a pasear y mandó un disparo que atravesó a la defensa y dejo a Neto de piedra, Messi empataba el encuentro.

El final del partido no se salió del guión, el Barça monopolizó el balón y el Valencia se echo atrás, cada vez más falto de gasolina, tratando de parar las constantes acometidas de un Barcelona que quería poner la guinda a una remontado que se quedó en un empate, tal vez lo más gusto, en un partido que como ya se avisaba no defraudo a nadie.

MÁS EN Barcelona