Conecta con nosotros

Crónica

Espanyol 1-1 Ferencváros: "Rentrée" insatisfecha

El arreón final espanyolista no sirve para culminar la remontada y se conforma con un punto en su reestreno en la Europa League

Foto: RCD Espanyol


Europa League - Jornada 1

Espanyol1
Ferencváros1
Ficha técnica
Espanyol: D.López; J.López, Naldo, Bernardo, Dídac (Pedrosa, 67'); P.Lozano, M.Roca, Melendo (Calleri, 56'), Granero; Vargas (Campuzano, 74'), Wu Lei.

Ferencváros: Dibusz; Botka (Lovrencsics, 66'), Blazic, Dvali, Heister; Kharatin, Sigér, Ihnatenko (Frimpong, 85'); Zubkov, Nguen, Isael (Signevich, 64').

Goles: 0-1, J.López (10', p.p); 1-1, Vargas (60').

Árbitro: Nikola Dabanovic (Montenegro). Amonestó a Ihnatenko (41').

Incidencias: RCDE Stadium (18.125 espectadores).
Insatisfacción en el seno espanyolista ante el resultado producido en el retorno del conjunto catalán en la competición de plata del fútbol europeo. Empate a 1 goles en un partido donde el conjunto de David Gallego regaló los primeros 45 min al cuadro magiar del Ferencváros: a pesar de ser un equipo que aún sigue viviendo de su renombre dorado en la época de los sesenta y setenta, se presentó valiente en el RCDE Stadium y jugando tal y como adelantó su míster. Presión alta y queriendo circular el esférico con criterio por el césped, pero a su vez vertical y peligroso de la mano del mediapunta Nguen e Isael, el causante del autogol de Javi López en el minuto 10 de partido.

A pesar de ir por detrás en el marcador, los de Gallego no consiguieron afinar la puntería y ni tan siquiera inquietaron a un impreciso Dibusz, al que se le veían las costuras en cada balón aéreo. Y las diferencias pudieron ser mayores gracias al mejor del partido, el citado Isael, quién estrelló un balón bombeado a la cruceta de la portería de Diego López que habría supuesto la sentencia y un sorpresón mayúsculo (si lo permite el desastre del CSKA en Bulgaria ante el Ludogorets). El Espanyol necesitaba punch arriba y la entrada de Calleri ayudó y mucho a la asfixia progresiva: junto a Wu Lei en punta fueron bajando los balones colgados por los laterales y los centrocampistas para ir minando la moral rival. Y la fruta acabó cayendo de madura cuando en el minuto 61 Matías Vargas recibe dentro del área un fenomenal pase de Marc Roca y en una doble ocasión acaba batiendo al meta rival.

A partir de ese momento el monólogo catalán era tal que ni Eugenio lo hubiera igualado en su momento. Partidazo monumental del canterano Pol Lozano en el centro del campo, que junto a Granero y el mismo Roca fueron los encargados de surtir los innumerables balones a sus compañeros de ataque, que desgraciadamente no fueron capaces de voltear el marcador final.

Primer punto en Europa 13 años después en un partido donde el Espanyol fue mejorando ante Ferencváros, que mostró una progresión inversa en los 90 minutos. Así pues, toca ahora ir mejorando en la competición doméstica e ir conreando mejores sensaciones de cara al importante desplazamiento a Moscú de aquí a 14 días ante un CSKA duramente corneado en la noche de hoy. 

MÁS EN Crónica