Conecta con nosotros

Baloncesto

España gana y luchará por un nuevo Mundial (95-88)

Los de Scariolo se sobreponen a Australia tras dos prórrogas y esperan rival en la final del domingo

Foto: FEB


Primeros minutos de mucha igualdad e intensidad por ambos equipos, con España buscando generar desde fuera, intentando siete triples (de los cuales entraron tres) en cuatro minutos. Continuaba la intensidad con las rotaciones, los de Scariolo buscaban más jugadas de pick and roll y ahora eran los australianos quienes buscaban más tiros exteriores. Finalizaba el primer cuarto con un triple sobre la bocina de Llull para poner el 22-21 a su favor en el marcador y un total de 17 triples intentados entre ambos equipos.

Empezaba España el cuarto buscando anotación interior a través de Willy Hernangómez, que no estaba muy acertado y recibían un parcial de 11-2 en contra en los primeros cinco minutos. Patty Mills (11 puntos al descanso) estaba siendo el principal dolor de cabeza de los de Scariolo, no sólo por sus puntos, sino también por todo lo que obliga a modificar en la defensa rival. España se iba perdiendo al descanso por 32-37, con problemas de elaboración ofensiva y demasiados triples intentados (4/18).

Empezaba más igualado el tercer cuarto, aunque los problemas ofensivos continuaban para España debido a una gran defensa de Dellavedova sobre Ricky Rubio y a una excesiva precipitación del equipo. Los de Lemanis seguían haciendo su juego, moviendo bien el balón y generando ventajas y tiros fáciles con los que llegaban a ganar hasta por 11 puntos. Ventaja que España conseguiría recortar antes de acabar el cuarto (51-55) gracias a un juego más calmado y una gran defensa.

Seguía bien en defensa España, pero concediendo demasiadas segundas oportunidades en el rebote. Volvían a ser momentos de gran intensidad de juego en los que Marc Gasol devolvía a los de Scariolo al partido (65-67) a base de puntos en la pintura y asistencias, obligando a Australia a pedir tiempo muerto a 3:44 para el final. Seguía generando España a través de Marc y se colocaba a un punto a falta de 27 segundos y posesión a favor. El ataque terminaba con un tiro fallido de Llull, pero con falta de Bogut sobre Marc que enviaba al español a los tiros libres. Anotaba los dos y ponía a su equipo un punto por encima a falta de 8,7 segundos para el final. En el ataque sacaba la falta Patty Mills y anotaba un tiro libre que hacía que el partido se fuera a la prórroga con empate a 71.

Comenzaba la prórroga y seguía sufriendo España en el rebote defensivo, permitiendo muchas segundas oportunidades a Australia. Se atascaban ambos equipos en 78 puntos y era Australia quien dispondría de 14 segundos de posesión a falta de 16 para el final en los que Patty Mills volvía a la línea de personal, anotando ambos tiros y poniendo a su equipo dos puntos por encima con 14 segundos por jugar. Acababa con otros dos tiros libres anotados por Marc Gasol que enviaban el partido a la segunda prórroga.

España empezaba bien y se ponía cinco puntos arriba a falta de tres minutos gracias a dos asistencias de Ricky Rubio. Varias buenas defensas y un gran movimiento de balón en ataque desembocaron en un triple de Llull que ponía el 90-82 en el marcador. Se seguían sucediendo grandes defensas de España, lo que sumado al acierto desde la línea de personal, hizo imposible la remontada australiana, finalizando el partido con 95-88 en el marcador.

Con esta victoria, la selección española accede por segunda vez en su historia a una final de un Mundial, tras la de 2006 en Japón que acabó en victoria. Un imperial Marc Gasol (33 puntos) y, de nuevo, una gran defensa que permitió remontar una diferencia de 11 puntos en el tercer cuarto, llevaron en volandas a España al partido por el título. España esperará rival para la final del domingo (14:00 horas), el cual saldrá de la segunda semifinal entre Argentina y Francia.

MÁS EN Baloncesto