Conecta con nosotros

Alemania

España 2-1 Alemania: La rojita se proclama campeona de Europa

Con goles de Fabián y Dani Olmo, España derrotó a su bestia negra en un partido en el que le tocó sufrir   

Foto: SeFutbol


Europeo Sub-21 - Final

España2
Alemania1
Ficha técnica
España: Sivera; Aguirregabiria, Unai Núñez, Vallejo, Junior; Marc Roca, Fabián Ruiz (Merino, 78'), Dani Olmo, Ceballos, Fornals (Mayoral, 72'); Oyarzabal (Soler, 55').

Alemania: Nubel; Klostermann, Tah, Baumgartl, Henrichs; Max Eggestein (Nmecha, 78'), Serdar (Neuhaus, 61'), Dahoud; Oztunali (Ritcher, 72'), Waldschmidt, Amiri.

Goles: 1-0 Fabián Ruiz (7'), 2-0 Dani Olmo (69'), 2-1 Amiri (88').

Árbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó a Vallejo (33'), Unai Núñez (71'), Sivera (83').

Incidencias: Stadio Friuli.
España y Alemania disputaron en el estadio Friuli la finalísima del Europeo sub 21. En un escenario inmejorable, ambas selecciones volvían a reencontrarse dos años después de la final que ganarían los germanos. En esta ocasión, el resultado sería bien diferente. 

España, que arrancó el torneo con una inesperada derrota contra Italia, supo reaccionar a tiempo y llegar a su segunda final consecutiva. Por su parte Alemania llegaba a la final tras un paso serio y sin concesiones a pesar de sufrir más de la cuenta frente a Rumanía en semifinales.

Arrancó el partido con un gran ritmo y con ambas selecciones intentando llevar la iniciativa. Sería España la que llevaría el peligro al área alemana con un juego rápido y una buena presión tras pérdida. Precisamente, gracias a una buena combinación de sus jugadores ofensivos, España se pondría por delante en el marcador. Fabián recibió un balón exquisito de Mikel Oyarzabal y sin pensárselo se sacó un trallazo al que nada pudo hacer el portero alemán. El gol en el minuto 7 dejó con dudas a la selección alemana frente a un rival con mucha confianza y decidida a por el segundo. Tras esos momentos de duda, Alemania con su calidad indiscutible se estiró y se fue haciendo poco a poco con la posesión de balón, algo que no había ocurrido durante los primeros 15 minutos. Fruto de esa posesión, Alemania fue inclinando el campo hacia la portería de una selección muy segura en defensa y con gran manejo de los tiempos del partido. Pasada la media hora de partido se produjo una acción que pudo marcar el transcurso del partido. Vallejo entró bruscamente al delantero alemán Waldschmidt, máximo goleador del Europeo. Por suerte para España, la entrada se sancionó solo con tarjeta amarilla. 

La segunda parte empezó como acabó la primera. Alemania dominaba el balón y atacaba continuamente en búsqueda del gol del empate. A España le duraba poco el balón lo que propiciaba el objetivo alemán de meter a la selección en su área. Los alemanes de la mano de Amiri pusieron en problemas en más de una ocasión a la portería de Sivera, que tuvo una gran actuación. A la contra, la selección española logró llevar peligro en una segunda parte en la que la tónica fue un acoso y derribo germano. En el minuto 68, y cuando peor lo pasaba España, llegó la jugada clave del partido. Un atento Dani Olmo recogió el rechace del portero Nubel y se la picó por encima para aumentar distancias

Con 2-0 en el marcador y Alemania muy cansada, España tomó aire y volvió a mostrar ese juego de posesión que caracteriza a la rojita. Pudo poner el tercero Carlos Soler con un disparo dentro del área que se estrelló en el larguero. También la tuvo Waldschmidt para recortar distancias, pero el balón salió rozando la portería de Sivera. Sí que marcaría Amiri en el minuto 88 con un lanzamiento que tocó en Vallejo y acabó dentro de la portería española. Se vivieron unos últimos minutos de emociones fuertes, pero España supo defenderse a través de la posesión de balón y evitar así un segundo gol de Alemania que hubiese llevado el partido a la prórroga. De esta manera, España logra su quinto europeo con una generación de jugadores brillante. 

MÁS EN Alemania