Conecta con nosotros

Fútbol

El seleccionador emigrante

“Cuando se avecina la tormenta, los pájaros se esconden, pero las águilas vuelan más alto”. La frase que se le atribuye a Ghandi se la dijo Manolo Laguna a su tocayo Cadenas el pasado verano. Una suerte de: “Ve al Ademar, solo tú puedes sacar aquello adelante”. El profesor de Valdevimbre, que en dos semanas cumplirá 58 años, leonés por encima de todo, regresó a casa después de un periplo catalán que abarcó Barcelona y Granollers. Su vuelta disparó el número de abonados y sacó petróleo de una plantilla herida de muerte por la mala gestión. Ese arrojo, las ganas de mirar hacia adelante, junto a casi tres décadas de trabajo en los banquillos, son algunas de las señas que más destacan quienes han trabajado junto al nuevo seleccionador español de balonmano, que contará con Laguna como director técnico.

Si por Cadenas fuese, seguiría en León, en su Ademar, lo mismo que Juan Carlos Pastor en Valladolid y no en Hungría. Incluso aunque eso le hubiese impedido dirigir a España —no se puede ser técnico de un club en la Asobal y seleccionador—. Pero la sangría económica del club leonés le ha obligado a emigrar a Polonia, como entrenador del Wisla Plock, cargo que compatibilizará con el banquillo de la actual campeona del mundo. “No me han puesto ninguna pega, al contrario, están encantados de contar con el seleccionador español”, aseguró ayer Cadenas en su presentación. Como contentos están en la federación al poder compartir parte de la ficha del actual técnico.

Cadenas cumple un viejo sueño. Sonó para el cargo en más de una ocasión; “pero uno no elige ser seleccionador, se le selecciona”. Recién aterrizado, no aventuró ningún cambio trascendental en el conjunto que hasta ahora ha dirigido Valero Rivera, para quien tuvo palabras de elogio: “Ha alcanzado algo inmejorable, la selección va a ser la que está. Si hay cambios serán siempre con una perspectiva de futuro”, aclaró Cadenas, a cuyas órdenes han estado muchos de los campeones del mundo. El nuevo técnico consideró que Juanín, a los 35 años, “sigue teniendo recorrido”, al igual que José Javier Hombrados, con 41, ausente del Mundial por lesión.

Junto a Cadenas y Laguna, la pieza que completa la columna vertebral del proyecto deportivo de Francisco Blázquez, el nuevo presidente, es la única que se mantiene del anterior ciclo: Jorge Dueñas seguirá al frente de la selección femenina, gracias a los éxitos obtenidos desde 2007 al frente de la mejor generación de jugadoras españolas: bronce en el último Mundial y en los Juegos de Londres, entre otros. Fueron las propias jugadoras quienes pidieron expresamente la continuidad del técnico vasco, pupilo de Cadenas en su época de jugador, a quien envió una postal navideña al poco de llegar a la selección femenina con un lema que quiere aplicar Cadenas desde ya: “Ilusión para el futuro”.

Periodista deportivo

MÁS EN Fútbol