Conecta con nosotros

Crónicas

Eibar 3-0 Girona: Charles lidera la victoria armera en un partido lluvioso

El Girona no es capaz de hacer frente a un Eibar eficaz e intenso

Girona FC

LaLiga Santander-Jornada 22

Eibar3
Girona0
Ficha técnica
Eibar: Dmitrovic; Rubén Peña, Ramis, Arbilla, Cote; Orellana, Joan Jordán (Escalante, m. 65), Diop (Sergio Álvarez, m. 82), Cucurella; Sergi Enrich, Charles (Kike García, m. 72).

Girona: Bono; Valery, Ramalho, Alcalá, Juanpe (Pedro Porro, m. 62), Raúl Carnero: Granell (Douglas Luiz, m. 75), Pere Pons, Aleix García (Lozano, m. 62); Portu, Stuani. 

Goles: 1-0 Peña (min. 36), 2-0 Charles (min. 45), 3-0 Charles (min. 57 p.)

Árbitro: González González (C. Castellanoleonés). Amonestó a Alcalá (8'), Diop (40').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 de LaLiga Santander disputado en Ipurua
El encuentro se decantó para un Eibar que marcó el ritmo del partido a base de goles. El conjunto local supo anotar y neutralizar las ocasiones del Girona. Charles consiguió un doblete en un encuentro que estuvo condicionado en todo momento por el estado del terreno de juego.

Se enfrentaban dos equipos que se encontraban a un par de puntos en la clasificación. El equipo Vasco jugaba en casa, en Ipurúa. Tras un día lluvioso, el campo salpicaba gotas futbolísticas en cada forcejeo. El balón estaba decidido a rodar lento por el césped y rapidísimo por el aire. Un partido entretenido y visual se iba a disputar entre aguas de un campo semi inundado. El Girona se disponía a acabar con su mala racha sin victorias. A su vez, el conjunto de MendiIibar buscaba seguir escalando posiciones en la general. Eran las 18:00 y pese al mal tiempo, más de 3.000 almas se trasladaban al estadio municipal.

Los dos equipos presentaban tácticas muy distintas, los gerundenses formaban con su admirable 3-4-2-1 mientras que el conjunto armero optaba por una defensa de cuatro. Se iniciaba con ocasiones para ambos equipos, no había un dueño claro del juego. Aquello parecía un partido de los años noventa, el fango saltaba en medio de la intensa lucha. El ambiente incitaba a un juego brusco, que además, debía practicarse mayoritariamente por el aire al no disponer de un campo “naturalmente” bien regado. 

En el minuto nueve Alcalá recibiría la primera cartulina amarilla y, de este modo, el central se perdería el siguiente encuentro en Montilivi ante el Huesca por acumulación de tarjetas. A medida que pasaba el tiempo los locales se apoderaban de las ocasiones más importantes. Pese a eso, los de Eusebio no dejaban de amenazar con las contras lideradas por Portu. En el otro bando, Cucurella se encargaba de dirigir el ataque hacia la portería defendida por Bono. El canterano barcelonista cabalgaba por la banda izquierda dificultando por momentos las labores defensivas del Girona. En el minuto 36, tras una jugada aérea, Orellana conseguía bajar el balón y dárselo a Rubén Peña que, con un misil preciso conseguía introducirlo hasta el fondo de la red, por la escuadra derecha. Las cosas se volvían a poner feas para el cuadro rojiblanco, otra jornada parecía no empezar del modo deseado. El primer asalto terminaba con el marcador a favor de los locales y el partido abierto, nada estaba decidido.

¡Y de qué manera se reanudaba el partido! En el segundo 25 el Eibar conseguía anotar el segundo beneficiándose de un despiste defensivo. Charles batía al meta marroquí con una vaselina perfecta. El conjunto visitante se veía obligado a marcar por partida doble si su intención era llevarse al menos un punto. Justo cuando el Girona se disponía a remontar, una jugada en su contra iba a transformarse en penalti, Ramalho cometía una falta en el área de meta. Charles aprovechaba la oportunidad haciendo así un doblete y hundiendo aún más los ánimos del rival. Inmediatamente, el entrenador gerundense rotaba jugadores para tratar de aligerar el juego de su grupo. El partido ya estaba prácticamente perdido, nada parecía cambiar. A falta de diez minutos para el pitido final, el Girona disponía de su único gol, en fuera de juego. El VAR se encargaba de acabar con cualquier muestra de esperanza. El encuentro finalizó con un 3-0 contundente y un Eibar engrandecido.

El conjunto rojiblanco sigue con su racha negativa y no consigue levantar cabeza a pesar de los numerosos intentos de cambiar las cosas. A su vez, el Eibar consigue una victoria importantísima en casa que les permite seguir soñando.

Seguir a @MiguelCaireta

MÁS EN Crónicas