Conecta con nosotros

Baloncesto

Denver cae y los Wolves entran el Playoffs después de 13 años (106-112)

Butler lidera a Minnesota y vence a los Nuggets de un gran Jokic en la prórroga

Foto: NBA

Las buenas y las malas rachas llegan a su final en algún momento. Tras trece años acabando la temporada sin la posibilidad de competir por el anillo, los Wolves consiguen un puesto de Playoffs en el último suspiro de la temporada.

Muy retorcido tenía que ser el guionista de esta temporada, para prever a finales de septiembre, que el octavo y noveno equipo de la Conferencia Oeste se iban a disputar la temporada entera en el último partido del año. Sea o no sea así, la cuestión es que el duelo vivido anoche en el Target Center de Minnesota estuvo a la altura de un partido de sus características. En el descanso, los Wolves se colocaban 8 puntos arriba de unos Nuggets que acusaban una severa falta de concentración. Habían perdido 6 balones frente a los 2 de Minnesota y no lograban articular una defensa consistente. El desarrollo de la segunda mitad dibujó un panorama de completa igualdad, y la falta de rigor conservando el balón de Denver se veía compensada por un mejor trabajo bajo los tableros. A falta de 2 minutos para el final del partido, Jamal Murray anotó un triple que puso el empate a 99 en el marcador. Jimmy Butler dio dos puntos a su equipo pero de nuevo Murray, esta vez, sin zapatilla, encestó para que las tablas regresaran al encuentro. Nikola Jokic, que por aquel entonces ya había firmado los 35 puntos con los que concluiría el encuentro, no fue capaz de dar la victoria a su equipo en los últimos segundos.

El partido se iba a la prórroga y Butler hizo que los Wolves desplegaran todo su espíritu defensivo para concretar una victoria histórica: por primera vez en 14 años, los Wolves jugarían más de 82 partidos para enfrentarse contra lo mejor de la NBA. Jimmy Butler firmaría 31 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, acompañado de un Karl Anthony Towns brillante (26 puntos, 14 rebotes), de Andrew Wiggins (18 puntos) y Jeff Teague (17 puntos, 5 asistencias). Nikola Jokic lideró a los suyos con 35 puntos más 10 rebotes y Will Barton hizo lo propio aportando 24 puntos y 6 atrapadas.

Por fin, tras años de espera, y con el regreso de un Butler que sabe cómo hacer de los Wolves un equipo serio, Minnesota pone un pie en sus tierras olvidadas. El inconveniente, su futuro rival, el equipo más peligroso de la liga: Houston Rockets.

MÁS EN Baloncesto