Conecta con nosotros

Fotos

Del bronce olímpico a las dunas del Dakar

Nasser Al-Attiyah es el típico príncipe catarí con dinero que siente pasión por el deporte. Por dos en concreto: el tiro olímpico y el motor.

Su historia es bastante curiosa y estuvo marcada por el presidente de la Federación catarí de Automovilismo, que era de una familia rival a la de Al-Attiyah, y le impidió competir a éste cuando era un incipiente piloto de rally. Es por ello por lo que comenzó a practicar tiro olímpico en la disciplina de ‘skeet’, que es el tiro al plato. Su habilidad con el arma le ha permitido participar en todas las citas olímpicas desde Atlanta 96, pero no fue hasta los pasados Juegos de Londres cuando Al-Attiyah consiguió colgarse una presea al cuello. Un bronce.

Sin embargo, donde ha cosechado mayores éxitos y por lo que se le conoce es por su manejo del volante. Y desde este primer fin de semana de enero tiene otra cita con la historia y con el Dakar, su competición fetiche. Ya ganó en 2011. En 2013 vuelve a ser uno de los favoritos.

U199623

MÁS EN Fotos