Conecta con nosotros

Celta

Celta 0-2 Granada: El Granada asalta Balaídos

El Granada aprovechó la superioridad numérica en el campo para hacerse, más de medio siglo después, con una victoria en Balaídos

Foto: LaLiga


LaLiga Santander-Jornada 4

Celta de Vigo0
Granada CF2
Ficha técnica
Celta: R. Blanco; H. Mallo, J. Aidoo, J. Sáenz, L. Olaza; Brais M. (N. Araujo, 15'), F. Beltrán, S. Lobotka, D. Suárez (P. Sisto, 77'); I. Aspas, S. Mina (Diop, 59')

Granada: Rui Silva; V. Díaz, Germán, D. Duarte, Quini; Y. Herrera, Montoro, A. Puertas, F. Vico (C. Fernández, 45+6'), D. Machís (R. Azeez, 88'); R. Soldado (Vadillo, 66')

Goles: 0-1 (Germán, 45+6'); 0-2 (Y. Herrera, 55').

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (Comité navarro). Amonestó a Santi Mina, Denis Suárez, Hugo Mallo y Néstor Araujo en el Celta, y a Germán Sánchez y Víctor Díaz en el Granada. Expulsó a Jorge Sáenz y a Fran Beltrán en el Celta.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 4 de LaLiga Santander en el Estadio ABANCA-Balaídos ante 18.259 espectadores.
Triunfo del Granada en Vigo por cero tantos a dos, en un encuentro marcado por el VAR, que expulsó a dos jugadores celtiñas tras la revisión de las respectivas acciones en el terreno de juego. 

Comenzaba el encuentro muy disputado por ambos equipos, Granada y Celta, que guardan gran rivalidad desde los play-off de ascenso a Primera División de la temporada 2010/2011, donde andaluces y gallegos llegaron a tener varios rifirrafes. 

Ninguno de los dos conjuntos pudieron disponer de continuidad en el juego, que se veía continuamente parado por pérdidas y errores no forzados, así como faltas que imposibilitaban la fluidez en el verde. Fue precisamente en una falta sobre Roberto Soldado en el minuto 7, lo que propició la primera intervención del VAR en el encuentro. Un pisotón en el tendón de Aquiles del debutante Jorge Sáenz  hacía temer a la afición celtiña por lo que estaba a punto de suceder. Lo tuvo claro Prieto Iglesias que reconsideró su decisión para expulsar al jugador del Celta.

Cambiaba Escribá el dibujo táctico, dando entrada a Araujo. El Celta dio un paso hacia atrás, cediendo el balón al conjunto visitante, que aún así no encontraba los huecos para hacer daño en la zaga celeste. Se disponía un encuentro poco vistoso, pero en el que conforme pasaron los minutos, el Granada olía la sangre y quiso hurgar en la herida a través de los puntas Darwin Machís y Antonio Puertas. 

No asimilaba la expulsión el Celta, y fruto de la frustración, la agresividad local se hizo sobre el terreno de juego. Una frustración que lejos de ayudar lo que hizo fue empeorar la situación sobre el césped, y es que, tan solo 18 minutos después de ser expulsado Jorge Sáenz, una dura entrada a la altura de la rodilla de Fran Beltrán sobre Antonio Puertas, le iba a costar tras ser revisada por el VAR la segunda expulsión a los locales, que se quedaban con nueve jugadores durante al menos 65 minutos.

Tras el segundo expulsado, se echaba atrás más si cabía el Celta, viendo como el Granada se hacía con el 80% de la posesión y las jugadas más importantes del encuentro. Tentó el primero Darwin Machís, que vio como le anulaban un tanto por fuera de juego posicional de Soldado en el 38.

En el 5 de añadido de la primera mitad saltaban las alarmas en el banquillo rojiblanco. Se lesionaba Fede Vico, que tenía que abandonar el campo para que entrase en su lugar Carlos Fernández. Acto seguido, al saque de esquina, un cabezazo de Germán Sánchez mandaba el esférico al fondo de las mallas poniendo así el 0-1 al término de la primera parte, hundiendo el ánimo de los jugadores celtiñas.

Ya en la segunda mitad, pudo marcar nuevamente el Granada mediante las botas de Carlos Fernández. Sin embargo, el gol fue anulado otra vez por fuera de juego de Roberto Soldado. Quiso replicar el Celta a través del juego desplegado por Iago Aspas y Denis Suárez, pero un contundente Granada asociado a la superioridad numérica evitaba cualquier amago de peligro en el área nazarí. 

En una posesión granadinista, un zapatazo en forma de proyectil de Yangel Herrera terminaba quitándole las telarañas a la escuadra de la portería de Rubén Blanco que miraba incrédulo. Minuto 55, 0-2.

La tónica de la segunda mitad fue muy similar, el Granada no quiso hacer leña del árbol caído y se limitó a mantener posesiones largas y esperar la finalización de un encuentro que se le puso muy a favor desde el principio.  El Celta tiró de casta y coraje, disputándole la posesión en los últimos diez minutos del encuentro, aunque sin encontrar la llave del gol en las subidas por banda, fruto del cansancio y la inferioridad numérica. 

Al final, el Granada triunfaba en el estadio de Balaídos, donde no veía la victoria desde la temporada 1957/1958 por el mismo resultado de 0-2. Suma ya 7 puntos en el casillero tras enfrentarse fuera al Villarreal, Espanyol y Celta (un empate y dos victorias); y la próxima semana recibirá en el Nuevo Los Cármenes, donde aún no ha sumado ningún punto esta temporada al FC Barcelona. El Celta, que pierde para el próximo encuentro a dos jugadores, se queda con 4 puntos y visitará la próxima semana el Wanda Metropolitano. 

MÁS EN Celta