Conecta con nosotros

Fútbol

CA Osasuna 2-0 Real Sporting: Naufragio sportinguista en El Sadar

Gran victoria de Osasuna ante sus aficionados, que permite al conjunto navarro adelantar a sus rivales de este partido en la clasificación

Foto: CA Osasuna

LaLiga 1|2|3 - Jornada 7

CA Osasuna2
Real Sporting0
Ficha técnica
CA Osasuna:  Sergio Herrera; Lillo, Aridane, Oier, Clerc; Roberto Torres (min. 69, De las Cuevas), Lucas Torró, Fran Mérida, Sebas Coris  (min. 61, Arzura); Quique, David Rodríguez (min. 80, Unai García).

Real Sporting: Mariño; Calavera, Álex Pérez, Barba, Canella; Sergio Álvarez, Moi Gómez (min. 67, Isma López), Álex López, Carmona (min. 67, Santos), Rubén García (min. 73, Pablo Pérez); Scepovic.

Goles: 1-0, min. 9, Roberto Torres. 2-0, min. 59, David Rodríguez.

Árbitro: De la Fuente Ramos (Colegio de Castilla y León). Amonestó a Lucas Torró (min. 14), Lillo (min. 22), Fran Mérida (min. 71), Sergio Herrera (min. 77), Álex Pérez (min. 82), Pablo Pérez (min. 89).

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de LaLiga 1|2|3, disputado en el Estadio El Sadar, ante 15.505 espectadores.
Mucho trabajo por delante y con muchos aspectos por mejorar. El encuentro disputado por el Sporting en Pamplona aumenta las dudas creadas por el pobre juego de los rojiblancos en los últimos duelos. Partido pésimo de los gijoneses, que se vieron superados en todo momento por sus rivales. Ningún tiro a puerta de los hombres de Herrera durante los 90 minutos en El Sadar muestran los peores presagios. El Osasuna, dueño y señor de las ocasiones y del peligro sobre el campo, no concedió ningún tipo de posibilidad para los jugadores sportinguistas, que vieron cómo los minutos pasaban y el dominio pamplonés se hacía cada vez más notorio. El tempranero gol de Roberto Torres, además del tanto de David Rodríguez cuando el Sporting parecía estar más conectado sobre el césped, cerraron todas las puertas para que la plantilla rojiblanca obtuviera algo positivo de su visita a Pamplona.

El Sporting llegaba tras una sufrida victoria ante el Lorca en El Molinón, en el que, a pesar de salir líder del estadio, las sensaciones no fueron buenas por el pobre juego desplegado por el equipo asturiano. El Osasuna, por su parte, procedía de un insípido empate contra el Reus en la localidad tarraconense. 

La superioridad de los locales fue indiscutible desde el pitido inicial. La posesión del balón era dominada por los navarros, que buscaban frecuentemente la portería defendida por Mariño. A causa de ello, no tardaría en llegar el primer gol del partido. Fantástica internada por el perfil diestro de Sebas Coris, que estiraría hasta la línea de fondo para hacer un pase hacia atrás, que sería rematado a las redes por Roberto Torres para adelantar a los suyos. Rápido primer golpe de Osasuna ante un Sporting que veía cómo la situación se ponía cuesta arriba desde los primeros compases.

A partir de ahí, el acoso de los pupilos de Martínez Penas fue abrumador. Continuas llegadas al área que, gracias a las intervenciones de Mariño, no aumentaron la desgracia para los sportinguistas. Los de Gijón querían aumentar su presencia en el partido, pero la gran presión de sus rivales entorpecían cualquier tipo de intento de crear peligro a la zaga rojilla. 

En la segunda mitad, el Sporting parecía reaccionar tras su desdichada primera parte. Primero, Álex López y, luego, Scepovic, probaron con sus remates, que no cogieron portería. Sin embargo, la suerte no quería acompañar a la parroquia rojiblanca en esta ocasión. En los mejores minutos de los de Herrera llegaría el gol que sentenciaría el partido. Quique, solo ante el portero, falla en su disparo, quedando el balón rechazado para David Rodríguez, que no desaprovecharía la oportunidad para situar el 2-0. Mazazo para el conjunto gijonés, que decantaba claramente el encuentro para Osasuna.

Después de este segundo golpe, llegaron los cambios para los dos equipos. A pesar del intento de Herrera de dar con la tecla para revertir la situación, el partido mantendría la misma tendencia, favorecedora a los intereses rojillos. En los minutos finales, los pamploneses tendrían más oportunidades para acrecentar la ventaja, ante la desesperación de los asturianos.

MÁS EN Fútbol