Conecta con nosotros

Atlético de Madrid

Atlético 1-0 Valladolid: Oblak hunde al Valladolid

Atlético de Madrid

Atlético 1-0 Valladolid: Oblak hunde al Valladolid

El Valladolid pagó muy caro el gol en propia de Joaquín y no logró batir un Oblak imperial

Foto Atleti


LaLiga Santander-Jornada 35

Atlético1
Valladolid0
Ficha técnica
Atlético: Oblak; Arias, Savic, Godín, Filipe (Correa, 56'); Koke, Saúl, Thomas (Rodri, 46'), Lemar; Morata (Vitolo, 70), Griezmann.

Valladolid: Masip; Moyano (Antoñito, 70'), Joaquín, Calero, Nacho; Óscar Plano (De la Fuente, 80'), Míchel, Rubén Alcaraz, Waldo Rubio (Toni Villa, 63'); Unal, Sergi Guardiola.

Goles: 1-0 Joaquín (pp) (66').

Árbitro: Mario Melero López (comité andaluz). Amonestó a Moyano (1'), Godín (5'), Rubén Alcaraz (35'), Thomas (38'), Correa (90+2), Koke (90+4).

Incidencias: Estadio Wanda Metropolitano.
El Atlético de Madrid se impuso por la mínima al Real Valladolid gracias al solitario gol en propia de Joaquín mediada la segunda parte. Los pucelanos lucharon y buscaron el gol de principio a fin, pero se encontraron con un muro infranqueable en la portería colchonera y con la polémica arbitral en los últimos minutos.

Simeone apostó por un once continuista con los planteamientos de las últimas jornadas. La entrada de Thomas por Rodrigo y Arias por Juanfran fueron las únicas permutas con respecto a la alineación del último encuentro contra el Valencia. Por su parte, Sergio González también planteó una formación continuista dada la cantidad de bajas. No obstante, el técnico catalán perdió a Kiko Olivas por sanción, por que tuvo que formar una pareja centrales con Joaquín Fernández y un Fernando Calero entre algodones.

El encuentro comenzó bronco con una entrada de Javi Moyano a Lemar que le costó la cartulina amarilla en el primer minuto de juego. Antes del minutos 5, Godín también vio la tarjeta por otra entrada. La primera gran ocasión del partido la protagonizó Sergi Guardiola con un disparo colocado desde la frontal que Oblak evitó que se colase en su portería. Poco después sería Griezmann el que estuvo a punto de adelantar a los locales, pero su tiro se marchó desviado.

Poco a poco, el Atlético de Madrid se fue haciendo con el control del partido y encerró en su área al Valladolid, que se dedicó a achicar balones. Los visitantes intentaron crear peligro por medio de contraataques rápidos culminados por Sergi Guardiola que morían en las manos de Oblak.

Tras el descanso, Simeone dio entrada a Rodri Hernández por Thomas Partey. Los colchoneros siguieron buscando la manera de romper el muro defensivo del Valladolid y la primera gran ocasión llegó en las botas de Saúl, que envió ligeramente desviado un disparo desde fuera del área. El 'Cholo' siguió moviendo el banquillo y metió a Ángel Correa por Filipe Luis, lo que desplazó a Saúl al lateral izquierdo. Griezmann también estuvo a punto de probar a Masip antes de que un defensa le cortase el pase justo a tiempo. El gol llegó en el minuto 66 después de un centro de Lemar que cabeceó el Joaquín Fernández para acabar introduciéndolo en su propia portería.

Los visitantes no se rindieron e intentaron buscar el gol de empate. Oblak lo evitó con una gran estirada a un tiro de Óscar Plano desde la frontal del área. La polémica del partido llegó a cinco minutos del final. En un centro al área de un balón parado, Arias cortó con la mano un cabezazo de Calero que iba a puerta. Tras revisar la jugada, Melero López decidió no señalar la pena máxima. El conjunto pucelano no se rindió y Toni Villa volvió a poner a prueba un Oblak que volvió a hacer una parada magistral.

Con este resultado, el Atlético sigue peleando por asegurar la segunda plaza. Los rojiblancos dominaron el juego, pero les faltó chispa de cara a puerta. Finalmente, un gol en propia puerta fue suficiente para sumar tres puntos más y forzar al Barcelona a sumar para proclamarse campeón de liga.

Por su parte, el Valladolid se marcha con una sensación gris del Wanda Metropolitano. La suerte no estuvo del lado de los blanquivioletas, que dejaron de sumar por un autogol y por un portero, Oblak, que detuvo todos los balones que se acercaron a su portería. La polémica arbitral con la mano de Arias tampoco ayudó a los de Sergio, que pueden cerrar la jornada en puestos de descenso si gana el Girona.

El Valladolid pagó muy caro el gol en propia de Joaquín y no logró batir un Oblak imperial

Foto Atleti


LaLiga Santander-Jornada 35

Atlético1
Valladolid0
Ficha técnica
Atlético: Oblak; Arias, Savic, Godín, Filipe (Correa, 56'); Koke, Saúl, Thomas (Rodri, 46'), Lemar; Morata (Vitolo, 70), Griezmann.

Valladolid: Masip; Moyano (Antoñito, 70'), Joaquín, Calero, Nacho; Óscar Plano (De la Fuente, 80'), Míchel, Rubén Alcaraz, Waldo Rubio (Toni Villa, 63'); Unal, Sergi Guardiola.

Goles: 1-0 Joaquín (pp) (66').

Árbitro: Mario Melero López (comité andaluz). Amonestó a Moyano (1'), Godín (5'), Rubén Alcaraz (35'), Thomas (38'), Correa (90+2), Koke (90+4).

Incidencias: Estadio Wanda Metropolitano.
El Atlético de Madrid se impuso por la mínima al Real Valladolid gracias al solitario gol en propia de Joaquín mediada la segunda parte. Los pucelanos lucharon y buscaron el gol de principio a fin, pero se encontraron con un muro infranqueable en la portería colchonera y con la polémica arbitral en los últimos minutos.

Simeone apostó por un once continuista con los planteamientos de las últimas jornadas. La entrada de Thomas por Rodrigo y Arias por Juanfran fueron las únicas permutas con respecto a la alineación del último encuentro contra el Valencia. Por su parte, Sergio González también planteó una formación continuista dada la cantidad de bajas. No obstante, el técnico catalán perdió a Kiko Olivas por sanción, por que tuvo que formar una pareja centrales con Joaquín Fernández y un Fernando Calero entre algodones.

El encuentro comenzó bronco con una entrada de Javi Moyano a Lemar que le costó la cartulina amarilla en el primer minuto de juego. Antes del minutos 5, Godín también vio la tarjeta por otra entrada. La primera gran ocasión del partido la protagonizó Sergi Guardiola con un disparo colocado desde la frontal que Oblak evitó que se colase en su portería. Poco después sería Griezmann el que estuvo a punto de adelantar a los locales, pero su tiro se marchó desviado.

Poco a poco, el Atlético de Madrid se fue haciendo con el control del partido y encerró en su área al Valladolid, que se dedicó a achicar balones. Los visitantes intentaron crear peligro por medio de contraataques rápidos culminados por Sergi Guardiola que morían en las manos de Oblak.

Tras el descanso, Simeone dio entrada a Rodri Hernández por Thomas Partey. Los colchoneros siguieron buscando la manera de romper el muro defensivo del Valladolid y la primera gran ocasión llegó en las botas de Saúl, que envió ligeramente desviado un disparo desde fuera del área. El 'Cholo' siguió moviendo el banquillo y metió a Ángel Correa por Filipe Luis, lo que desplazó a Saúl al lateral izquierdo. Griezmann también estuvo a punto de probar a Masip antes de que un defensa le cortase el pase justo a tiempo. El gol llegó en el minuto 66 después de un centro de Lemar que cabeceó el Joaquín Fernández para acabar introduciéndolo en su propia portería.

Los visitantes no se rindieron e intentaron buscar el gol de empate. Oblak lo evitó con una gran estirada a un tiro de Óscar Plano desde la frontal del área. La polémica del partido llegó a cinco minutos del final. En un centro al área de un balón parado, Arias cortó con la mano un cabezazo de Calero que iba a puerta. Tras revisar la jugada, Melero López decidió no señalar la pena máxima. El conjunto pucelano no se rindió y Toni Villa volvió a poner a prueba un Oblak que volvió a hacer una parada magistral.

Con este resultado, el Atlético sigue peleando por asegurar la segunda plaza. Los rojiblancos dominaron el juego, pero les faltó chispa de cara a puerta. Finalmente, un gol en propia puerta fue suficiente para sumar tres puntos más y forzar al Barcelona a sumar para proclamarse campeón de liga.

Por su parte, el Valladolid se marcha con una sensación gris del Wanda Metropolitano. La suerte no estuvo del lado de los blanquivioletas, que dejaron de sumar por un autogol y por un portero, Oblak, que detuvo todos los balones que se acercaron a su portería. La polémica arbitral con la mano de Arias tampoco ayudó a los de Sergio, que pueden cerrar la jornada en puestos de descenso si gana el Girona.

MÁS EN Atlético de Madrid