Conecta con nosotros

Almería

Almería 1-1 Deportivo: Los suplentes toman protagonismo

Un trabado partido conduce a un reparto de puntos para cerrar la jornada

Foto: RC Deportivo


LaLiga 1|2|3-Jornada 14

Almería1
Deportivo1
Ficha técnica
UD Almería: René; Romera, Owona, Saveljich, Andoni; Arzura, De la Hoz; Corpas, Juan Carlos, Rioja (Narváez, min.67); Álvaro.

RC Deportivo: Dani Giménez; David Simón, Domingos, Marí, Saúl; Expósito (Moreno, min.46), Bergantiños, Carles Gil (Krohn-Dehli, min.46), Vicente (Cartabia, min.66); Christian Santos, Quique González.

Goles: 1-0, min.75: Narváez. 1-1, min.84: Cartabia.

Árbitro: Ávalos Barrera, catalán. Amonestó a Expósito en el Dépor y a Romera en el Almería.

Incidencias: Estadio de los Juegos Mediterráneos. Partido correspondiente a la jornada 14 de Segunda División.
El encuentro entre Almería y Deportivo puso el punto y final a la 14ª jornada de LaLiga 1|2|3. Los Juegos del Mediterráneo acogieron un emocionante partido, con una previa marcada por sus reencuentros, Quique González volvía a la que fue su casa para enfrentarse al equipo que le permitió dar el salto al fútbol profesional, situación parecida a la de Juan Carlos, que también tuvo que plantar cara al club en el que creció y pasó 12 años de su vida.

El Almería llegaba a su fortín tras conceder tan sólo 4 puntos en los 6 partidos que jugó en terreno urcitano, con el objetivo de lograr los tres puntos contra uno de los equipos más fuertes de la categoría. El conjunto dirigido por Fran Fernández estaba firmando el mejor comienzo de los últimos años, alzándose hasta la duodécima posición, y quería aprovechar el momento.

Las bajas mermaron al conjunto coruñés que no pudo disfrutar de Carlos Fernández, convocado con la selección española sub-21, ni de Borja Valle, cumpliendo el cuarto partido de sanción, lo que limitó la disponibilidad en el ataque blanquiazul. Los de Natxo llegaron a Almería con la intención de prolongar hasta los 9, los partidos consecutivos sin conocer la derrota.

Una discreta primera mitad que destacó por la igualdad entre ambos equipos, en la cual ninguno consiguió controlar el dominio del juego con claridad. Las ocasiones, escasas y sin peligro, también fueron repartidas, por cada jugada ofensiva del equipo local, replicaba el conjunto visitante, y viceversa. La alta presión llevada a cabo por el Almería hizo sufrir a un conjunto herculino que no se encontraba cómodo sobre el terreno de juego y no lograba combinar en el medio para sobrepasar la intimidación local.

La segunda parte se inició con un doble cambio en el sistema del Deportivo, entraban Didier Moreno y Krohn Dehli, con la idea de adaptar el juego al que estaba planteando el Almería, bastante superior en la segunda parte, llevando el ritmo del juego e incomodando al conjunto de Natxo. Pese a las sustituciones la escuadra andaluza siguió dominando y aunque sin crear demasiado peligro sobre la meta de Dani Giménez, llegaba de forma medianamente continuada. No fue hasta el minuto 75 cuando llegó el primer gol del encuentro, Juanjo Narváez, que había entrado desde el banquillo apenas ocho minutos antes, desde dentro del área cruzaría el balón para hacerle imposible llegar al meta rival, y adelantar al Almería en un partido que parecía que se llevaría sin problema. Pero nueve minutos más tarde y sin haber amenazado prácticamente la portería contraria, Fede Cartabia, que como el goleador almeriense, empezó el partido como suplente, desde más allá de la línea del área colocaría las tablas en el electrónico, con un chut que poco podía hacer René por evitar que cruzase la línea de meta.

Pocas ocasiones más se dieron durante el encuentro, pero sin hacer peligrar el resultado final. Tanto Almería como Deportivo continúan con sus positivas rachas sin conocer la derrota. El conjunto capitaneado por Fran Fernández puso contra las cuerdas a un Dépor bastante irreconocible, pero que con un solo latigazo consiguió sacar un resultado bastante positivo, para el juego mostrado. Los jugadores rojiblancos tampoco se mostraron descontentos tras el partido, pese a haber merecido, quizá, algo más que el rival.

MÁS EN Almería