Conecta con nosotros

Alcorcón

Alcorcón 0-3 Real Zaragoza: Exhibición blanquilla en Santo Domingo

El Real Zaragoza golea en Alcorcón a base de fútbol, velocidad, intensidad y solidez

Raphael abrió la lata, Suárez no perdonó y Vigaray cerró la goleada. Foto: @RealZaragoza


LaLiga SmartBank - Jornada 4

Alcorcón0
Zaragoza3
Ficha técnica
Alcorcón: Dani Jiménez; Paris, David Fernández, Diéguez, Pomares (Miakushko, 76´); Aguilera, Dorca (Reko, 45´); Sosa, Stoichkov (Harper, 57´), Ernesto Gómez; y Romera 

Real Zaragoza: C. Álvarez; Vigaray, Atienza, Grippo, Lasure (Ros, 57´); Eguaras, Guti, Lasure, Kagawa; Luis Suárez (Blanco, 82´) y Raphael Dwamena 

Goles: 0-1; Dwamena (min. 13), 0-2; Suárez (min. 42), 0-3; Vigaray (min. 90), 

Árbitro: De la Fuente Ramos (comité castellanoleonés). Amonestó a Romera (min. 16) por parte del Alcorcón; y a Grippo (min. 51) y a Kagawa (min. 88) por parte del Real Zaragoza. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de LaLiga Smartbank disputado en el estadio Santo Domingo ante unos 3.500 espectadores
El Real Zaragoza ha sacado su mejor versión para golear al Alcorcón en Santo Domingo. Los de Víctor Fernández mostraron su mejor cara de la temporada y no dieron la mínima opción a los alfareros a través de juego, intensidad, fortaleza defensiva y ambición. Bajo la batuta de Kagawa, Raphael Dwamena abrió la lata, Luis Suárez no perdonó y Vigaray certificó el triunfo en un contragolpe de libro para situar a los blanquillos en ascenso directo. 

Fran Fernández buscaba la primera victoria en Santo Domingo, para lo que contaba con la importante baja de Boateng, sustituido por Sosa. Una ausencia similar de última hora tenía Víctor Fernández, que perdía a James Igbekeme, por lo que optó por subir a Nieto al centro del campo y dar entrada a Dani Lasure. 

Pese a que tuvo la primera el Alcorcón con un gol anulado por fuera de juego, claro, el plan de Víctor Fernández comenzaba a funcionar desde los primeros minutos. El centro del campo comenzaba a crear con paciencia, aunque combinados con ataques rápidos desde atrás para buscarles las cosquillas a la zaga alfarera. Vigaray tuvo la primera con una volea dentro del área pequeña que se marchó alta, pero el plan estaba trazado. Raphael cazó una mala cesión atrás de Dorca para batir con una sutil vaselina a Dani Jiménez y anotar su primer gol como zaragocista. 

El Alcorcón dio un paso adelante durante unos minutos, tiempo que aprovechó el Zaragoza para presionar arriba y lanzar a sus dos puntas. Así tuvo el segundo Dwamena. En balón largo desde la zaga, Diéguez se comió el bote y el delantero zaragocista se quedó solo ante el portero, pero tuvo que recurrir a su pierna derecha y no encontró portería. El portero del Alcorcón tuvo que lucirse en otra intentona de Vigaray tras un precioso centro de Kagawa, pero no pudo hacer nada ante Luis Suárez. Como ocurriera cinco minutos antes, Diéguez se comió un bote y el balón quedó muerto entre el central y el portero, lo que aprovechó el colombiano para recortar a Dani Jiménez y hacer el segundo a puerta vacía

Tras el paso por vestuarios, el cuadro local se lanzó a acortar distancias, cuando apareció otra de las grandes figuras de este Real Zaragoza: Cristian Álvarez. El portero argentino tuvo que intervenir para sacar una falta de Sosa y un disparo desde dentro del área de Stoichkov. 

Ahí llegó el turno de Víctor Fernández para volver a tener el control del centro del campo. El técnico dio entrada a Javi Ros y le juntó en un doble pivote con Eguaras para recuperar el dominio total del partido. El equipo bajó el ritmo del partido y comenzó a tener ataques largos, combinaciones en las que participaban los once jugadores y llegada a base de la posesión del balón. Al contrario de lo que hizo en Ponferrada, el Zaragoza se defendió de la mejor manera que sabe, a través del balón, con un Kagawa que se convirtió en el faro sobre el que pivotaba todo el fútbol blanquillo. 

Todo ese fútbol de salón que mostró el Zaragoza en la segunda mitad quedó demostrada en el tercer gol. Ya en el minuto 89, Eguaras lanzó una contra al pie de Kagawa, que se inventó un taconazo para Dwamena, que jugó de primeras con Eguaras para dejar mano a mano a Vigaray. El lateral certificó su gran inicio de temporada y su poderío físico con un gol de lujo. 

Exhibición total de un Zaragoza que le sirve para finalizar la cuarta jornada en ascenso directo y posicionarse como uno de los candidatos a ocupar la zona alta de la tabla durante toda la temporada. 

MÁS EN Alcorcón