Conecta con nosotros

Baloncesto

A los Jazz no les basta con Ricky y pierden en Indiana (94-121)

Baloncesto

A los Jazz no les basta con Ricky y pierden en Indiana (94-121)

El base catalán lo hizo todo bien, pero el vendaval ofensivo de los Pacers acabó barriendo a Utah

Nba.com
La temporada pasada, los Pacers perdieron los siete partidos que disputaron sin su gran estrella, Victor Oladipo. Esta temporada, de momento, han ganado los dos que han jugado: anoche, paliza ante Utah.

Los primeros minutos fueron muy igualados, e incluso los Jazz tomaron la iniciativa en el luminoso liderados por sus hombres interiores. Fue pasado el ecuador del primer cuarto cuando los Pacers encadenaron tres triples seguidos y empezaron a distanciarse en el marcador. Los locales siguieron con su idilio desde la larga distancia y no encontraron ningún tipo de respuesta por parte de Utah, que vio como el primer periodo finalizaba con un claro 19 a 32.

Los suplentes de los Pacers siguieron con el buen trabajo en el inicio del segundo cuarto, elevando las distancias entre ambos conjuntos hasta casi veinte puntos. Sólo la aparición de Ricky Rubio (28 puntos, 6 asistencias), el mejor de los Jazz anoche, maquilló el resultado durante unos minutos. El base del Masnou anotó desde todas las distancias (5 de 6 en triples), pero estaba demasiado solo en su equipo, que se fue al descanso perdiendo por 47 a 57.

Los exteriores de Indiana, liderados por Bogdanovic (21 puntos), salieron de los vestuarios muy enchufados y dispuestos a cerrar el encuentro. Rubio siguió con su partidazo, pero sin la aportación de sus compañeros, era imposible cualquier tipo de remontada. Más aún cuando en los Pacers rendían a buen nivel hasta los suplentes, con un Domantas Sabonis jugando unos muy buenos minutos y rozando la triple figura: 19 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias. El partido llegó al último cuarto con 70 a 86. 

Indiana se desmelenó en los últimos doce minutos, anotando 35 puntos. El rookie Aaron Holiday (19 puntos, 7 rebotes) volvió a demostrar que merece mucho más protagonismo, mientras que los suplentes de los Jazz intentaron mejorar un poco la imagen del equipo, pero no fue suficiente. Final con un escandaloso 94 a 121: los Pacers siguen en buena forma, terceros en el Este, con 11 victorias por 6 derrotas. 

El base catalán lo hizo todo bien, pero el vendaval ofensivo de los Pacers acabó barriendo a Utah

Nba.com
La temporada pasada, los Pacers perdieron los siete partidos que disputaron sin su gran estrella, Victor Oladipo. Esta temporada, de momento, han ganado los dos que han jugado: anoche, paliza ante Utah.

Los primeros minutos fueron muy igualados, e incluso los Jazz tomaron la iniciativa en el luminoso liderados por sus hombres interiores. Fue pasado el ecuador del primer cuarto cuando los Pacers encadenaron tres triples seguidos y empezaron a distanciarse en el marcador. Los locales siguieron con su idilio desde la larga distancia y no encontraron ningún tipo de respuesta por parte de Utah, que vio como el primer periodo finalizaba con un claro 19 a 32.

Los suplentes de los Pacers siguieron con el buen trabajo en el inicio del segundo cuarto, elevando las distancias entre ambos conjuntos hasta casi veinte puntos. Sólo la aparición de Ricky Rubio (28 puntos, 6 asistencias), el mejor de los Jazz anoche, maquilló el resultado durante unos minutos. El base del Masnou anotó desde todas las distancias (5 de 6 en triples), pero estaba demasiado solo en su equipo, que se fue al descanso perdiendo por 47 a 57.

Los exteriores de Indiana, liderados por Bogdanovic (21 puntos), salieron de los vestuarios muy enchufados y dispuestos a cerrar el encuentro. Rubio siguió con su partidazo, pero sin la aportación de sus compañeros, era imposible cualquier tipo de remontada. Más aún cuando en los Pacers rendían a buen nivel hasta los suplentes, con un Domantas Sabonis jugando unos muy buenos minutos y rozando la triple figura: 19 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias. El partido llegó al último cuarto con 70 a 86. 

Indiana se desmelenó en los últimos doce minutos, anotando 35 puntos. El rookie Aaron Holiday (19 puntos, 7 rebotes) volvió a demostrar que merece mucho más protagonismo, mientras que los suplentes de los Jazz intentaron mejorar un poco la imagen del equipo, pero no fue suficiente. Final con un escandaloso 94 a 121: los Pacers siguen en buena forma, terceros en el Este, con 11 victorias por 6 derrotas. 

MÁS EN Baloncesto